Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Qué hacer si la pandemia te obliga a jubilarte temprano

Un piloto de 62 años que debió jubilarse cuando el coronavirus paralizó los viajes aéreos comparte sus ideas.

Ilustración de un piloto en una sala de espera en un aeropuerto y viendo un avión en el aire a través de la ventana.

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English | El brote de coronavirus ha frenado la vida de muchos por todo el mundo, pero ha impulsado a otros a jubilarse con prontitud. De hecho, un estudio preliminar del Becker Friedman Institute for Economics de University of Chicago advierte que, entre las personas que ya no pertenecen a la fuerza laboral (es decir, que no están empleadas ni buscan empleo), la cantidad que reporta haberse jubilado aumentó del 53% en enero al 60% en abril.

Entre los que se han jubilado de forma súbita se encuentran 715 pilotos de American Airlines. Como parte de una gestión para reducir los costos frente a esta pandemia que ha suspendido los viajes, en marzo American, Delta, United y otras aerolíneas comenzaron a ofrecerles a sus empleados varias opciones para tomar una licencia. Una de ellas, la Voluntary Permanent Leave of Absence (VPLOA, licencia voluntaria permanente), se dirige específicamente a los pilotos de 62 años o más. Los voluntarios seleccionados reciben beneficios completos y alrededor del 60% del salario regular, según la cantidad habitual de horas que vuelen, hasta los 65 años, que es la edad de jubilación obligatoria para los pilotos.

El capitán Anthony Goczalk, de Nueva York, fue uno de los primeros en ofrecerse como voluntario, aunque su plan original no era jubilarse a los 62 años. Por el contrario, acababa de finalizar el entrenamiento para subir de rango y volar el enorme avión 777 cuando se comenzaron a cancelar los vuelos en el país debido a las preocupaciones por la COVID-19. Pero una vez que se presentaron las ofertas de licencia, cambió de plan con rapidez. “En un principio no lo comprendía, pero a la semana me di cuenta de que tenía que aceptarlo”, señala. “Fue cuando cumplí 62 años que se presentó [la oferta]. ¿Era una señal? No lo sé, pero sin duda podría haberlo sido”.

Gracias a su educación en finanzas (cursó un programa de certificación en planificación financiera en 1994) y décadas de planificación cuidadosa, Goczalk ha estado económicamente listo para la jubilación durante años. En un principio planeaba alcanzar su meta de ahorros para la jubilación en el 2008 a la tierna edad de 50 años, y lo logró. (Pero poco tiempo después su cartera recibió el golpe del último mercado bajista y cayó por debajo de su objetivo). Sin embargo, en realidad no había planeado dejar de volar en ese momento. “Solamente quería poder tener esa opción”, señala.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


En este momento, esa independencia económica le permite tomar la decisión de aceptar la licencia VPLOA, quedarse en casa y dar prioridad a sus propios problemas de salud antes que a la necesidad de recibir un cheque de pago completo.

Revisa tus cuentas

Por supuesto, no todo el mundo puede darse el lujo de elegir. Incluso antes del reciente aumento de solicitudes de seguro por desempleo, un tercio de los habitantes reportaron que perder tres cheques de pago más los obligaría a tener que pedir dinero prestado o dejar de pagar facturas, según el 2020 Planning & Progress Study de Northwestern Mutual.

Cualquiera sea tu situación actual, ahora es un buen momento para hacer una evaluación de tus finanzas. Revisa tus gastos, los estados de cuenta de bancos y tarjetas de crédito e identifica las áreas en las que puedes hacer recortes. “Todos deberían estar haciéndolo, en particular debido a la crisis que estamos atravesando en este momento, pero para quienes estén pensando en jubilarse temprano, es imperativo”, señala Stacy Francis, planificadora financiera certificada y presidenta de la empresa de administración patrimonial Francis Financial, de Manhattan. “Debes entender cuánto necesitas para pagar tus gastos de manutención”.

Planea cubrir las brechas

Una vez que hayas establecido los gastos que anticipas tener, necesitas un plan para pagarlos. Además, lamentablemente, no todos reciben la oferta de paquetes de licencias tan generosa como la que American Airlines le ofreció a Goczalk. “Tenemos clientes de entre 60 y 70 años cuyas empresas se acaban de declarar en quiebra, por lo que ni siquiera reciben una indemnización, ni siquiera de una o dos semanas”, señala Francis. “Para muchos, es como si estuvieras acelerando por la carretera a 60 millas por hora y de pronto alguien delante de ti frena en seco. No es algo que esperarías”.

Si eres uno de los pocos afortunados que ha recibido algún tipo de oferta para tomar una licencia voluntaria, asegúrate de entender bien lo que contiene, incluso los detalles sobre el pago adicional, la cobertura de atención médica y los aportes al plan de jubilación. “Lo que debes comprender es cómo puedes cubrir los gastos que tendrás entre tu situación actual y la situación que esperabas tener para poder jubilarte en el futuro”, explica Francis.

El seguro de atención médica fue la pieza clave del rompecabezas de Goczalk. El paquete VPLOA de American permite que los nuevos jubilados continúen recibiendo cobertura de salud con las tarifas de los empleados activos. “Esa fue la respuesta a mis problemas”, indica.

De otro modo, tus opciones pueden ser pocas y costosas hasta que puedas recibir Medicare a los 65 años. Por lo general, puedes permanecer en el plan de tu antiguo empleador hasta 18 meses por medio de COBRA, pero debes pagar la parte de las primas de tu empleador, además de la tuya. Tal vez, por medio del mercado de atención médica de tu estado, puedas encontrar un mejor plan que COBRA, pero Francis advierte que algunos de los mejores planes tienen primas altas.

Otra estrategia es conseguir otro trabajo. Si bien salir a trabajar puede no ser recomendable para todos, y en particular para los trabajadores mayores que corren un mayor riesgo de enfrentar el peor resultado de la COVID-19, tal vez puedas conseguir un trabajo a distancia desde tu casa que ofrezca beneficios para empleados a tiempo completo, incluso seguro médico. Tal vez todavía necesites usar COBRA o un seguro privado hasta que puedas encontrar otro trabajo, pero por lo menos podrás limitar el tiempo que deberás pagar esas primas, que quizás sean altas.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Revisa tus fuentes de ingresos

Trabajar durante la jubilación también te puede ayudar a complementar tus beneficios, ya sea a tiempo completo, a tiempo parcial o de forma independiente. Además, cuanto más ingresos puedas percibir, menos tendrás que retirar de tus carteras de jubilación y más tiempo tendrán tus ahorros para aumentar.

Sin embargo, si bien debes mantener las inversiones mientras puedas, deberías comenzar a modificar tu cartera para esta próxima etapa de la vida, si es que aún no lo has hecho. “Los tres a cinco años previos a la jubilación y los tres a cinco primeros años de la jubilación son los períodos más vulnerables para tu plan financiero y tus inversiones”, advierte Taylor Schulte, planificador financiero certificado de San Diego y presentador del pódcast sobre jubilación Stay Wealthy. “Este no es el momento para tratar de obtener mejor rendimiento en el mercado de valores”.

Goczalk ya había disminuido el riesgo durante años. Su cartera actual contiene el 35% de acciones y el 62% de bonos, y el resto en efectivo. Los movimientos recientes del mercado de valores han reducido su asignación de acciones, pero esto no le preocupa y simplemente planea mantener el rumbo. “Es lo que es”, señala Goczalk. “Los mercados son los mercados”.

Él se puede permitir expresar menos temor porque se lo permite el plan económico que ha elaborado con su esposa. Pueden continuar viviendo con los ingresos reducidos que ofrece su paquete de licencia hasta que él cumpla 65 años. Para la próxima etapa, ha invertido una parte de su cartera en certificados de depósito que se vencerán en diferentes momentos de los próximos cinco años. Esta estrategia de certificados de depósito escalonados le debería permitir optimizar los rendimientos mientras mantiene este dinero que utilizará para sus gastos futuros lo más seguro posible. “El hecho de haber asegurado el dinero para nuestros gastos nos brinda mucha comodidad”, señala Goczalk. “No está vinculado a ningún giro del mercado”.

Tener sus fuentes de ingresos establecidas para los próximos años también le permite retrasar los beneficios del Seguro Social hasta que cumpla 70 años. Esto significa que podrá recibir créditos por jubilación aplazada, lo que aumenta sus beneficios futuros en un 8% al año. Anne tiene 59 años, era asistente de vuelos y se jubiló de American Airlines hace tres años, y ella también podrá retrasar sus propios beneficios del Seguro Social. La edad más temprana para solicitar beneficios de jubilación es 62 años, aunque la suma del pago mensual del Seguro Social es menor para quienes lo solicitan temprano.

Reduce tu deuda tributaria

Sin embargo, si te puedes permitir esperar, no solo aumentará tu beneficio de jubilación, sino que también ayudará a reducir tu deuda tributaria. “El mayor beneficio de retrasar el Seguro Social hasta los 70 años es permanecer en una categoría impositiva baja durante los años que esperas llegar a esa edad, es decir, el período desde que te jubilas hasta el momento en que comienzan las [distribuciones mínimas obligatorias] del Seguro Social”, señala Schulte. “Al permanecer en una categoría impositiva baja, puedes aprovechar algunas maravillosas oportunidades de planificación impositiva, como las conversiones anuales a Roth”.

Eso es exactamente lo que Goczalk tiene planeado. Ha hecho los cálculos y anticipa que permanecerá en la categoría impositiva del 22%por lo menos hasta cumplir 75 años. Esto le permite transferir alrededor de $1 millón de las cuentas IRA tradicionales a cuentas IRA Roth durante cinco años y ahorrar mucho en sus impuestos a la larga. Tendrá que pagar los impuestos que haya deducido cuando aportó ese dinero originalmente a sus IRA tradicionales, pero más allá de eso no tendrá que preocuparse por pagar impuestos sobre los retiros de las cuentas Roth en el futuro, dado que esos impuestos ya se han pagado. Las cuentas Roth no están sujetas a las distribuciones mínimas obligatorias, que comienzan en las IRA tradicionales cuando el titular cumple 72 años. “Las conversiones a Roth durante los años de intervalo son una excelente manera de reducir la deuda tributaria durante la jubilación”, señala Schulte.

De hecho, el momento y el modo en que retires dinero de tus cuentas de jubilación y de inversión pueden tener un gran efecto en tus impuestos. Para reducir la deuda tributaria, en general los expertos recomiendan utilizar primero de las cuentas tributables, luego las cuentas de jubilación con impuestos diferidos (como los planes 401(k) y las IRA tradicionales), y dejar las IRA Roth para el final.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Piensa en más que el dinero

Por último, recuerda que la jubilación va más allá que el dinero. Debes considerar cómo será la próxima etapa de la vida para ti y cómo ocuparás tu tiempo una vez que no estés trabajando. Por eso debes tomarte el tiempo para prepararte mentalmente. “No se trata solo de finanzas y beneficios”, señala Francis. “También se trata de tu estado mental y el modo de asegurarte de que estás listo para esto. Por lo general, las personas tienen muchos años para prepararse para este cambio, y ahora lo tienen que hacer en días”.

De hecho, después de haber acelerado su jubilación tres años y ahora tener que hacerlo en medio de una pandemia mundial, Goczalk todavía está afinando los detalles. Por ahora, le complace simplemente no ir a trabajar. Además, al enfrentar sus finanzas de la misma manera que enfrenta cada vuelo, metódicamente, se ha dado tiempo para relajarse mientras decide lo que vendrá después.

“Traté de preparar todo lo que pude antes del vuelo, pero tuvimos muchos problemas inesperados”, señala sobre su último vuelo como capitán y su primero en el 777, desde Nueva York a la ciudad de San Pablo, Brasil, y de regreso a Nueva York. “Estaba muy ansioso. Fue estresante. Pero fue una de esas cosas. Lo vives. Lo superas. Fue un vuelo interesante para ser el último”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO