Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

AARP te responde: Tus ahorros jubilatorios y el coronavirus

Últimas novedades sobre distribuciones mínimas obligatorias, plazos de aportes, retiros de emergencia, acciones y otros temas.

Alcancía de color rosado con gafas y tapabocas al lado de una calculadora.

GETTY IMAGES

In English

Mis cuentas de jubilación han sufrido una gran pérdida. ¿Todavía necesito tomar distribuciones mínimas obligatorias en el 2020?

Imagen del coronavirus con un texto que dice Coronavirus -AARP te responde-

No. AARP trabajó mucho para garantizar la suspensión de las distribuciones mínimas obligatorias (RMD) en el 2020 en respuesta al brote de coronavirus. “Retrasar las distribuciones permitirá que los jubilados tengan la oportunidad de recuperar cierto valor en los planes de jubilación que recientemente han sufrido pérdidas muy grandes”, dijo en una carta al Congreso Nancy LeaMond, vicepresidenta ejecutiva y directora de Activismo Legislativo y Compromiso de AARP.

De acuerdo con la Coronavirus Aid, Relief and Economic Security (CARES) Act (Ley de ayuda, alivio y seguridad económica contra el coronavirus), los titulares de cuentas que normalmente se verían obligados a tomar distribuciones de las cuentas de jubilación en el 2020 antes del 31 de diciembre ya no tienen obligación de hacerlo. El aplazamiento también se aplica a aquellos que debían tomar su primera distribución mínima obligatoria (RMD) en el 2019 pero que aún no lo habían hecho. Los que toman una RMD por primera vez tienen hasta el 1.º de abril del año siguiente para hacerlo. La edad para comenzar a tomar distribución mínima obligatoria ahora es de 72 años. (Antes del 2020, la edad era 70 años y medio). La suspensión también se aplica a las cuentas IRA heredadas.


¿Tienes preguntas sobre el Seguro Social? Visita aarp.org/SeguroSocial


Tengo una emergencia. ¿Puedo retirar dinero de mis ahorros jubilatorios?

Sí puedes, pero considéralo un último recurso, en especial en un momento en que el mercado de valores está en baja y estarías vendiendo muchas inversiones a precios bajos en comparación con su valor de hace solo unas semanas. Sin embargo, si ya se ha agotado tu fondo de emergencia y no tienes ninguna otra opción, la ley CARES ofrece cierta ayuda para quienes se vean obligados a usar sus ahorros jubilatorios antes de tiempo.

Para las personas menores de 59 años y medio, se suspende la multa del 10% por retiro anticipado por utilizar los planes de aportes definidos, como el 401(k). Debes estar enfrentando una dificultad económica debido al coronavirus, como haber perdido tu empleo o haber contraído la enfermedad COVID-19. La suspensión se aplica a los retiros de hasta $100,000 a partir del 1.º de enero. No se suspenden los impuestos sobre la renta, pero tienes tres años para pagarlos y también tres años para devolver el dinero al plan. Además, se ha aumentado el límite de los préstamos de cuentas de jubilación de $50,000 a $100,000, y los pagos de los préstamos nuevos y existentes se pueden aplazar por un año.

¿Tengo más tiempo para hacer aportes jubilatorios del 2019 debido al brote de coronavirus?

Sí. La fecha límite para hacer aportes del año anterior en las cuentas individuales de jubilación (IRA) y las cuentas de ahorro para la salud (HSA) es el día en que se vencen los impuestos, que en general es el 15 de abril. Sin embargo, el IRS ha postergado este día hasta el 15 de julio, y por lo tanto los que ahorran para su jubilación tienen tres meses más para hacer aportes a las cuentas IRA y HSA. Ten en cuenta que ya pasó la fecha límite para hacer aportes del 2019 a los planes 401(k), ya que fue el 31 de diciembre.

¿Debo continuar haciendo aportes a mi plan de jubilación?

Sin lugar a duda. Un factor importante para determinar el valor de tu plan de jubilación es la cantidad que aportas con el tiempo. Y al continuar invirtiendo después de la caída de precios, básicamente estás comprando inversiones cuando están de oferta. (Es la mitad del viejo dicho sobre inversiones, “compra barato y vende caro”). Asimismo, si tienes un plan de jubilación 401(k) y tu empleador iguala parte de tu aporte, recibirás dinero gratis. También estás invirtiendo con regularidad (cada período de pago), lo que le resta emoción a la inversión.

¿Cuánto ha afectado el coronavirus a los mercados financieros?

Depende de los mercados financieros a los que te refieras. El índice bursátil S&P 500, que es una buena medida del mercado bursátil general de EE.UU., se redujo un 20% en los tres meses que finalizaron el 31 de marzo, una de las caídas más rápidas de la historia. Sin embargo, el mercado general de bonos de EE.UU. rindió un poco más del 3.25% en lo que va del año.

Si no tienes todo el dinero de tu jubilación en acciones, no pierdes tanto. Por ejemplo, una combinación del 40% en bonos y 60% en acciones cayó alrededor de un 10.7% durante los primeros tres meses del año, quedando cerca de donde estaba a principios del 2019. Y si tienes dinero en un fondo mutuo de inversión o en un certificado de depósito bancario, no has tenido pérdidas.

Por último: si bien no hay forma de predecir el rumbo del mercado de ahora en adelante, en parte es un consuelo recordar que diez años después de que las acciones tocaron fondo en el 2009 durante la Gran Recesión, se habían más que cuadruplicado.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


¿Debería vender mis acciones?

Tú eres el único que puede tomar esa decisión, pero los inversores experimentados señalan que vender por pánico es casi siempre una mala idea. Deshacerte de las acciones (o acciones de fondos comunes) después de una caída grande del mercado en general solo concreta tus pérdidas y así elimina tu posibilidad de recuperar lo que perdiste cuando el mercado suba, si lo haga. Creer que puedes calcular los tiempos del mercado, que puedes ya sea salir antes de una recesión o saber cuándo volver a entrar cuando se recupere el mercado, en general es solo una ilusión.

Si ya has planeado tener una cierta cantidad de tus inversiones en acciones y cierta cantidad en bonos, y sientes que la proporción aún se ajusta a tu tolerancia a riesgos, entonces puedes ver cuánto se ha desviado de tu plan. Por ejemplo, si hubieras querido tener el 60% en acciones y el 40% en bonos, el declive de los precios de las acciones habría modificado tu cartera a una proporción de 50-50. La mayoría de los planificadores te recomendarían que te reequilibres, es decir, que vendas parte de tus fondos de bonos e inviertas ese dinero en tus fondos de acciones para recuperar tu proporción de 60-40. Algunos fondos o planes 401(k) lo hacen de forma automática. Necesitas cierta fuerza de voluntad para comprar acciones después de este declive, pero las venderías más caras y las comprarías más baratas.

Claro que si tienes un asesor financiero, este es el momento de consultar lo que debes hacer. Para eso le pagas a un asesor.

Retiro fondos de mis cuentas de inversión para complementar mis gastos de manutención. ¿Debería vender acciones?

En este caso la decisión también depende de ti. Sin embargo, retirar dinero de un fondo mutuo de acciones que ha caído aumenta tus pérdidas. Si tu fondo ha caído un 10% y retiras el 5%, tu cuenta cae alrededor de un 15%.

¿Puedo deducir mis pérdidas de mis impuestos sobre la renta del 2020?

Si tienes inversiones en una cuenta sujeta a impuestos y las vendes con pérdidas, entonces sí. Pero no puedes deducir ninguna pérdida de un plan jubilatorio con beneficios tributarios, como un plan IRA o un plan de ahorro en el empleo como un 401(k).

Si vendes una inversión con pérdidas de una cuenta sujeta a impuestos, puedes usar esa pérdida para reducir los impuestos sobre tus ganancias de capital. Sucedería así: digamos que el 1.º de enero vendiste cien acciones de la empresa X con una ganancia de $1,000, y luego el 1.º de marzo vendiste cien acciones de la empresa Y con una pérdida de $400. (Para simplificar, supongamos que no tienes otras transacciones en el año y que compraste ambas acciones hace dos años). Podrías usar tu pérdida de capital con la empresa Y para compensar tu ganancia con la empresa X, y así terminarías pagando impuestos sobre $600 en ganancias de capital para el año, y no por la ganancia de $1,000 que obtuviste con la empresa X.

Si tienes más pérdidas que ganancias, puedes deducir de tus ingresos hasta $3,000 de esas pérdidas en tu declaración de impuestos del 2020. Y si aún tienes pérdidas, puedes transferirlas al año fiscal 2021. Para obtener más información, lee el Tema 409 del IRS, que cubre las ganancias y las pérdidas de capital. (irs.gov/es/taxtopics/tc409)

¿Dónde puedo obtener más ingresos de mis inversiones sin ningún riesgo?

Es difícil, ya que un mayor rendimiento sin el riesgo que representa suele ser un sueño imposible. Sin embargo, puedes obtener cierto rendimiento si comparas tus opciones. A fines de marzo, un bono ultraseguro del Tesoro a un año rindió el 0.89%, y se podían encontrar certificados de depósito bancarios asegurados por la FDIC, con plazos de entre uno y dos años, que rindieron cerca del 2%. Si buscas lograr mayores rendimientos, tendrás que correr más riesgos. Por ejemplo, podrías comprar acciones que tengan un rendimiento de dividendos del 3%, pero no hay garantía de que la empresa continúe pagando su dividendo actual ni de que su precio no disminuya.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO