Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

¿Cuánto dinero necesitas para jubilarte?

4 factores ayudan a determinar la respuesta a la pregunta que hacen todos los jubilados.


spinner image Alcancía rosada en forma de cochinito al lado de un tablero con dibujos de dinero y estadísticas.
ARTISTEER/GETTY IMAGES

 Calcular cuánto dinero necesitas para jubilarte es como uno de esos “problemas de palabras” de la escuela secundaria que todavía te causan pesadillas. “Si X es igual a tus gastos durante la jubilación, Y equivale a tu tasa de rendimiento y Z equivale al número de años que vivirás, ¿cuánto necesitarás ahorrar, dado que es imposible determinar X, Y y Z?”.

La ecuación de la jubilación no es irresoluble, pero tampoco es un cálculo preciso. Deberás revisar tu fórmula para la jubilación (en inglés) una o dos veces al año para asegurarte de que está bien encaminada, y estar dispuesto a hacer ajustes si no es así. Considera estos cuatro factores para tener una mejor idea de cuánto dinero necesitarás para jubilarte.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Factor n.º 1: ¿Cuánto gastarás?

La regla general es que, cuando dejes tu empleo, necesitarás un 80% de tus ingresos antes de la jubilación para mantener tu estilo de vida durante tu jubilación, aunque esta regla debe ser bastante flexible.

¿Por qué no el 100%? Por un lado,  ya no pagarás impuestos sobre la nómina para el Seguro Social (aunque tal vez debas pagar algunos impuestos sobre tus beneficios del Seguro Social) ni aportarás dinero a tu cuenta 401(k) ni a otro plan de ahorros. Además, ahorrarás en tus gastos habituales de ir a trabajar como ropa nueva, gastos de transporte y almuerzos, entre otros.

Para determinar cómo cubrir ese 80%, debes tener en cuenta los retiros de la cuenta de jubilación y cualquier otro ingreso que esperas recibir, como el Seguro Social, una pensión o una anualidad. Por ejemplo, si antes de jubilarte tus ingresos anuales son de $50,000, querrás que los ingresos de jubilación sean de $40,000.

 

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Digamos que tú y tu cónyuge verificaron los estados de la cuenta del Seguro Social y esperan recibir unos $2,000 combinados en beneficios mensuales, o $24,000. Necesitarán unos $16,000 anuales de otras fuentes de ingresos. Sin embargo, ten en cuenta que al dinero retirado de una cuenta de ahorros con impuestos diferidos, como una IRA tradicional o plan 401(k), debes restarle la cantidad de impuestos que pagarás.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Acto seguido, debes considerar otras cosas en las que tal vez quieras gastar dinero. “En los primeros tres años de la jubilación, los viajes son a menudo el mayor gasto”, dice Mark Bass, un planificador financiero en Lubbock, Texas. Los recién jubilados, “quieren viajar a algún lugar por cuatro semanas, quizás pagar clase ejecutiva para llegar ahí y eso puede costar unos $20,000”.

Según Bass, eso no es problema, siempre y cuando lo incluyas en tu presupuesto y no te arruines al hacer ese viaje. Por lo tanto, querrás desarrollar un plan de gastos de jubilación junto con tu proyección de ingresos.

La atención médica es otro gasto que debes tener en cuenta. Para el 2024, la prima mensual habitual para la Parte B de Medicare, que cubre la mayoría de los servicios de médicos, cuesta $174.70 o más, en función de tus ingressos. También deberás pagar el 20% de la cantidad aprobada por Medicare para la mayoría de los servicios médicos, así como un deducible de $240. En total, según estimados de Fidelity Investments, la pareja promedio necesitará $315,000 después de impuestos para cubrir los gastos médicos durante la jubilación, sin incluir los cuidados a largo plazo.

Por último, hay que responder la pregunta de cuánto, si algo, deseas dejarles a tus hijos o a una organización benéfica. Hay quienes desean dejarles todos sus ahorros a sus hijos o la iglesia que prefieran —lo cual está bien, pero requiere una tasa de ahorro mucho más alta que un plan cuya única meta es que el dinero te dure para toda la vida—.

Factor n.º 2: ¿cuánto ganarás sobre tus ahorros?

Nadie sabe lo que ganarán las acciones, los bonos o los certificados de depósito bancarios durante los próximos 20 años. Para hacernos una idea, podemos mirar el historial de rendimiento a largo plazo.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Según Morningstar Direct, las acciones han ganado un promedio del 10.13% al año desde 1927, un período que incluye la Gran Depresión al igual que la Gran Recesión. Los bonos han ganado un promedio anual del 4.94% durante el mismo período. Las letras del Tesoro, que representan lo que podrías recibir de un depósito bancario, han tenido un rendimiento anual de un 3.25%. La inflación anual ha promediado un 3% en ese periodo, dice Morningstar.

La mayoría de las personas no mantienen el 100% de sus ahorros jubilatorios en una sola inversión. Si bien podrían tener parte de su cartera en acciones para aumentar el capital, a menudo tienen parte en bonos para amortiguar los inevitables bajones de las acciones. Según Vanguard Group, el rendimiento promedio de una mezcla del 60% en acciones y el 40% en bonos ha sido del 8.8% al año desde 1926.

Los planificadores financieros con frecuencia recomiendan tener cuidado al estimar el rendimiento de una cartera de inversiones. Gary Schatsky, planificador financiero de Nueva York, aspira a un rendimiento del 2.5% después de la inflación, que sería un 5.5% en la actualidad. Puede parecer una cifra modesta, afirma Scharsky, aunque probablemente es mejor tener un objetivo demasiado bajo y equivocarse que errar al tener uno demasiado alto.

Factor n.º 3: ¿cuánto tiempo vivirás?

Debido a que nadie en realidad sabe la respuesta a esa pregunta, lo mejor es analizar los promedios. A los 65 años, el hombre promedio puede esperar vivir 18.8 años más, hasta casi los 84, según datos del Censo de Estados Unidosl. La mujer promedio de 65 años puede esperar vivir más allá de los 86 años.

Tiene sentido fijarte en cuánto tiempo vivieron tus padres y abuelos cuando intentas estimar por cuánto tiempo necesitarás tu dinero. “Si estás casado y tus padres y abuelos vivieron hasta casi 100 años, la única manera en la que tú no lo harás es si no miras a ambos lados al cruzar la calle”, dice Bass, planificador financiero de Texas. Sin embargo, a menos que sepas que tu salud es delicada, es probable que lo mejor sea planear vivir 25 años después de jubilarte, hasta los 90 años.

Incluso si no tienes ese nivel de confianza, si gozas de buena salud y hay antecedentes familiares de longevidad, es mejor crear un plan financiero que pueda cubrir al menos 25 años de jubilación.

Factor n.º 4: ¿cuánto puedes sacar de los ahorros cada año?

En un estudio de referencia de 1998 realizado por Trinity College en Texas, se intentó encontrar la tasa de retiro más sostenible de las cuentas de ahorro para la jubilación durante períodos de tiempo distintos. Se descubrió que un inversor con una cartera del 50% en acciones y el 50% en bonos podía retirar el 4% de la cartera durante el primer año y ajustar la cantidad de dinero que sacaba con la tasa de inflación cada año posterior sin arriesgarse mucho a que se le acabara el dinero antes de fallecer.

Por ejemplo, si tienes $250,000 en ahorros, podrías sacar $10,000 en el primer año y aumentar la cantidad por inflación cada año durante los próximos 30 años. Las tasas de retiro más altas a partir del 7% anual aumentaban mucho las probabilidades de que el dinero en la cartera se acabaría en menos de 30 años.

En análisis más recientes de la regla del 4% se sugirió que se pueden mejorar los resultados del estudio de Trinity con unos ajustes sencillos; por ejemplo, al no sacar dinero de tu fondo de acciones durante un mercado bajista, o no hacer “aumentos” por inflación durante un período de varios años. Sin embargo, por lo menos al principio, es mejor si puedes ser conservador con los retiros de tus ahorros, para reducir el riesto de que vivir más allá de tus ahorros.

“Cuando decides jubilarte, es una decisión seria, porque no puedes volver a abrir el grifo (de esos ingresos)”, dice Schatsky. “Con cada día que trabajes, podrás disfrutar más de tu jubilación en el futuro”.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?