Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

La población mayor de 50 años de Estados Unidos sería la tercera economía más grande del mundo, revela un estudio de AARP

Este grupo etario también crea puestos de trabajo, brinda cuidados familiares y crea oportunidades para todos.

Gráfica muestra las economías más grandes del mundo

AARP

In English | Las personas de 50 años o más contribuyen tanto a la economía de Estados Unidos que podrían constituir la tercera economía más grande del mundo si se contaran como un país, indica un amplio estudio de AARP (en inglés).

Las contribuciones económicas de los adultos mayores de 50 años totalizaron $8.3 billones el año pasado, lo que los coloca detrás de Estados Unidos y China en términos de producto bruto interno.

Y el informe muestra que ese impacto económico crecerá en forma significativa en las próximas décadas, y a medida que los milénicos y la Generación Z comiencen a cumplir 50 años en el 2031 y el 2047, respectivamente, se triplicará hasta superar los $28 billones en el 2050.

Las personas de 50 años o más también contribuyeron con actividades no remuneradas valuadas en $745,000 millones en el 2018, en variadas formas que benefician ampliamente a la sociedad. Estas personas cuidan a sus seres queridos, ayudan a criar a sus nietos, ofrecen su tiempo en forma voluntaria y apoyan a las organizaciones de beneficencia.

“A medida que aumenta la cantidad de personas mayores de 50 años, ese grupo de edad está transformando los mercados y generando nuevas ideas, productos y servicios en toda la economía", dice Jo Ann Jenkins, directora ejecutiva de AARP. “Y al extender su vida laboral, estas personas impulsan el crecimiento económico más allá de la edad tradicional de jubilación".

"Ganan sueldos, gastan más dinero, generan ingresos fiscales, devuelven a las causas sociales y crean una demanda de productos y servicios que estimula el crecimiento del mercado de trabajo", agrega.

El informe Longevity Economy Outlook (Perspectivas de la economía de la longevidad) se basa en datos nacionales sobre la cantidad de dinero que las personas de 50 años o más gastan, ganan con su trabajo y pagan en impuestos. Esa información se utilizó en la proyección de los efectos de ese grupo de edad sobre la economía en general.

“Las personas mayores de 50 años contribuyeron más de $9 billones en actividades económicas y no remuneradas en el 2018”, dice Debra Whitman, vicepresidenta ejecutiva y directora de Política Pública de AARP. “El informe Longevity Economy Outlook demuestra la impresionante magnitud de las contribuciones de los adultos mayores del país a toda la sociedad”.

Cuatro hallazgos clave del informe:


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


1. Las personas mayores de 50 años son un motor económico en crecimiento que beneficia a la sociedad, ahora y en el futuro.

Contribución de la población de más de 50 años en Estados Unidos a la economía del país

AARP

A diferencia de la idea generalizada de que la población mayor es una carga económica, el informe "muestra claramente que los adultos mayores no son un peso para la sociedad, sino un grupo demográfico creciente que está transformando los mercados y es un impulsor fundamental del crecimiento económico, la innovación y la creación de valor nuevo en beneficio de las personas de todas las edades", dice Jean Accius, vicepresidenta sénior de Liderazgo Intelectual y Asuntos Internacionales de AARP, quien dirigió la investigación sobre la que se basó el informe.

El gran aumento de la cantidad de personas de 50 años o más en Estados Unidos ha ayudado a que se conviertan en un gigante económico. El grupo ahora incluye a cuatro generaciones: la generación grandiosa (o generación G.I.), la generación silenciosa, los boomers y algunos miembros de la generación X, mientras que los primeros milénicos cumplirán 50 años en poco más de una década.

Actualmente, una mayor cantidad de personas viven vidas más prolongadas y saludables, lo que les permite continuar trabajando y contribuir a la economía. En Estados Unidos hay más de 117 millones de personas de 50 años o más —35% de la población total— y se anticipa que ese grupo de edad aumentará a 132 millones en alrededor de 10 años. Para el año 2050 llegará a 157 millones.

Ese crecimiento significa más poder de compra colectivo. De cada dólar gastado en Estados Unidos en el 2018, 56 centavos provinieron de alguien de 50 años o más, revela el estudio. Se anticipa que ese número llegará a 61 centavos de cada dólar en el 2050.

2. Los cuidadores de 50 años o más constituyen una "fuerza invisible de trabajo" de $604,000 millones.

Gráfica muestra el valor de los cuidados no remunerados y de voluntariado en el 2018

AARP

Es posible que no reciban compensación directa, pero los adultos mayores que cumplen la función de cuidadores de sus seres queridos brindan servicios valiosos que, solo en el 2018, se valuaron en $604,000 millones, según el estudio. Como cuidadores familiares, se ocupan de las necesidades diarias de sus padres mayores, apoyan a su pareja —desde veteranos lesionados hasta personas con otras discapacidades— y algunos incluso se desempeñan como custodios legales de sus nietos, cuyos padres pueden ser víctimas de la crisis de opioides.

“El país no puede permitirse que los cuidadores no remunerados dejen su empleo", dijo Susan Reinhard, vicepresidenta sénior y directora del Instituto de Política Pública de de AARP.

Además de desempeñarse como cuidadores —a quienes Reinhard llama una “fuerza de trabajo invisible"—, el año pasado las personas de 50 años o más realizaron actividades voluntarias en las que prestaron servicios valuados en $140,000 millones. En conjunto, la población mayor de 50 años aportó actividades no remuneradas por un valor de $745,000 millones.

“Si no existieran estas contribuciones, el costo para la sociedad —y más específicamente, para el Gobierno— se dispararía”, dice el informe.

El estudio urge a los legisladores y empleadores a hallar formas de brindar más apoyo a los adultos mayores que se desempeñan como cuidadores. Por ejemplo, Reinhard dice que más empleadores deberían ofrecer licencia remunerada para la prestación de cuidados o flexibilidad en el horario de trabajo. La ley CARE (Aconsejar, Señalar y Posibilitar a los Cuidadores), que requiere que los hospitales brinden más información y apoyo a los cuidadores familiares, se aprobó en 40 estados.

3. El trabajo y los gastos de las personas de 50 años o más sostienen 88.6 millones de puestos de trabajo.

Eso equivale al 44% del empleo total en el 2018. Tanto a través de sus propios puestos de trabajo como de los que se crean a consecuencia de lo que gastan, los adultos mayores ayudan a impulsar la fuerza laboral del país.

Ciertas áreas se destacan por emplear trabajadores con experiencia. El sector del cuidado de la salud dio empleo a 7.3 millones de adultos mayores en el 2018. Se proyecta que esa área crecerá en los próximos años, lo cual significa que habrá aún más demanda de trabajadores experimentados, dice el estudio. Una situación similar ocurre en el área de educación, en la cual se emplean 5.1 millones de personas de 50 años o más. La escasez de maestros —estimada en 112,000 puestos solo en el 2018— podría significar una mayor demanda de adultos mayores.

Y los adultos de entre 55 y 64 años representaron aproximadamente el 25% de los nuevos empresarios en el 2018, el porcentaje más alto de todos los grupos de edades. Los negocios que comienzan crean puestos de trabajo para algunos y brindan productos y servicios valiosos para otros.

4. El mercado debe estar a tono con las necesidades de la población mayor de 50 años.

“La mala noticia es que las actitudes y los estereotipos sobre el envejecimiento no han cambiado lo suficiente”, dice el estudio. "Y muchos productos y servicios que están a nuestra disposición cuando envejecemos son tristemente anticuados".

“A medida que todas las generaciones tratan de aprovechar al máximo la vida más larga, es necesario contar con nuevos productos y servicios”, dice Accius. "La innovación del mercado es esencial".

Por ejemplo, en el 2018 las personas mayores de 50 años gastaron $140,000 millones en tecnología, y se espera que ese número aumente a alrededor de $645,000 millones en el 2050, dice el informe. Algunas empresas están evaluando qué nuevos tipos de tecnología podrían ser útiles para los adultos mayores —como la creación de auriculares con realidad virtual para las personas con el mal de Alzheimer y diversos dispositivos de movilidad (como escúteres electrónicos con asiento o exoesqueletos electrónicos)— y ayudarlos a permanecer activos.

Y los servicios financieros están comenzando a probar aplicaciones para teléfonos inteligentes que den a los adultos mayores un control más personalizado de su dinero y permitan también que sus hijos o cuidadores vigilen las cuentas para detectar explotación o posibles fraudes. 

Pero se necesita más innovación para satisfacer las demandas de esta población influyente. “Todos y cada uno de los negocios se beneficiarán de participar en la oportunidad que representa el mercado de las personas mayores de 50 años", dice el informe.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.