Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

El programa de descuento en internet de alta velocidad se vuelve permanente

El programa de conectividad asequible de $14,200 millones reemplaza el beneficio de banda ancha de emergencia.

Técnico instala fibra óptica y caja de distribución en poste de servicios públicos

Prapat Aowsakorn/Getty Images

Un técnico instala fibra óptica y una caja divisora de internet.

In English

El programa temporal de beneficio de banda ancha de emergencia (EBB, Emergency Broadband Benefit), inspirado en la pandemia del 2021, se convertió el 1.º de enero en el programa permanente de conectividad asequible (ACP, Affordable Connectivity Program) de $14,200 millones.

Si ya te has inscrito, no tienes que hacer nada. Los hogares inscritos en el antiguo programa se transferirán automáticamente al nuevo si cumplen con las nuevas pautas de ingresos. Sin embargo, los defensores recomiendan enfáticamente monitorear el cambio de manera proactiva.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Límites de ingresos más altos para muchos

Ambos programas, EBB y ACP, ofrecen subsidios para que los hogares de bajos ingresos puedan acceder a internet de alta velocidad, pero no son idénticos. Estos son los cambios. 

Pautas de ingresos. Los hogares con ingresos de hasta el 200% del umbral federal de pobreza pueden participar en el ACP. Las reglas anteriores limitaban los ingresos al 135% del umbral federal de pobreza, excepto para los que experimentaron una disminución significativa de ingresos debido a la pérdida de empleo o al despido temporal, después del 29 de febrero del 2020.

Tal vez cumplas con los requisitos

El límite de ingresos para el programa de conectividad asequible aumenta con el número de personas que viven en el mismo hogar.

Personas              Límite de ingresos*

1                                      $25,760
2                                     $34,840
3                                     $43,920
4                                     $53,000
5                                     $62,080
6                                     $71,160
7                                     $80,240
8                                     $89,320

*Umbral federal de pobreza del 2021; no se han publicado los datos del 2022

Fuente: Comisión Federal de Comunicaciones, Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.

Se eliminó esa excepción en el nuevo programa. Por lo tanto, para ser apta para el ACP, una familia de tres puede tener un ingreso de hasta $43,920 este año —todavía no se ha publicado cuál será el umbral de pobreza del gobierno federal para el 2022— en comparación con los $29,646 del 2021.

Beneficio. El beneficio mensual máximo cambiará a $30 al mes, de $50 al mes, para los hogares que no están ubicados en tierras tribales. Los beneficiarios del plan antiguo mantendrán el beneficio de $50 hasta febrero; la nueva tarifa comienza el 1.º de marzo. Los que se inscribieron después del 30 de diciembre recibirán $30 al mes.

Transparencia. El nuevo programa prohibe los intentos de vender productos o servicios más caros —decirles a los clientes que no pueden usar el beneficio en sus planes de datos antiguos y menos costosos— o los requisitos de mantener contratos de servicio extendidos. Estas fueron quejas que algunos beneficiarios tuvieron sobre sus compañías de internet en el programa EBB.

También exige que las empresas proporcionen un etiquetado estándar que detalle las velocidades de descarga y subida de archivos en internet, los costos mensuales del servicio, los impuestos, los cargos por equipo y otros, una medida inspirada en las etiquetas de nutrición en los alimentos.

“Si [los servicios de internet] ofrecen un plan más económico, que sea conveniente para ti, puedes elegirlo”, dice Dawit Kahsai, representante legislativo sénior de AARP. Por lo tanto, los participantes en el nuevo programa podrían pagar menos, incluso si reciben un subsidio más bajo.

Los beneficiarios deben asegurarse de saber los costos del plan básico de su proveedor y decirle a su proveedor que ese es el plan que desean, dice Danielle Arigoni, directora de Comunidades Habitables de AARP. De esa manera, aunque la cantidad de sus beneficios sea menor, pagarán menos de su bolsillo por su servicio de internet.

Los servicios de internet se están resistiendo, y la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) todavía está trabajando en los detalles, que se espera que estén finalizados en enero, dice Arigoni.

“Desde el 1.º de enero, si [los servicios de internet] ofrecen un plan más económico, que sea conveniente para ti, puedes elegirlo”. 

— Dawit Kahsai, AARP

Durante mucho tiempo, AARP se ha esforzado por encontrar soluciones de internet de bajo costo para los adultos mayores, quienes necesitan banda ancha de alta velocidad para trabajar desde sus hogares, obtener información y noticias médicas y relacionadas con la salud, hacer consultas en línea con médicos y enfermeros y relacionarse con sus seres queridos y amigos.

La FCC define la banda ancha de alta velocidad como una velocidad de descarga de 25 megabits por segundo (Mbps) y 3 Mbps para subir archivos. Todos los planes de internet de una empresa que cumplan con el estándar de la FCC podrán recibir el subsidio.

El programa de conectividad asequible continuará hasta que se agoten los fondos. Según un portavoz de la agencia, la FCC está considerando qué hacer con el dinero que queda del programa EBB. A fines de octubre, quedaban $2,020 millones de la asignación original de $3,200 millones del EBB, y Kahsai dice que AARP está trabajando con otros grupos de interés público y con la FCC para ver si parte de ese dinero se puede transferir al nuevo fondo.

$65,000 millones para mejorar el acceso a banda ancha

El programa de conectividad asequible de $14,200 millones es solo una parte de aproximadamente $65,000 millones para mejorar el acceso a internet de alta calidad y alta velocidad incluidos en el proyecto de ley bipartidista sobre infraestructura que el presidente Joe Biden promulgó el 15 de noviembre.

Parte de ese dinero se dedicará a lo que Kahsai llama “capital digital”. La nueva ley asigna $27,500 millones a la capacitación digital para asegurar que todos —independientemente del idioma, la capacidad o la edad— tengan las habilidades necesarias para aprovechar su conexión a internet.

Se han asignado unos $42,500 millones para llevar internet de alta velocidad a zonas no atendidas; esto beneficiará a familias de todos los ingresos. A menudo se incluyen zonas rurales donde la densidad de población es baja y áreas montañosas que pueden ser difíciles de alcanzar para las empresas.

Este nuevo servicio debe tener velocidades de al menos 100 Mbps para las descargas y 20 Mbps para subir archivos. Estas velocidades se ajustan a la necesidad actual de varios usuarios de un mismo hogar y el creciente interés de transmitir videos.

Cada estado comenzará con una asignación de $100 millones de esa cifra total y podrá obtener más en función de las necesidades de la población desatendida o marginada de dicho estado.

Con la nueva ley, “tenemos la oportunidad de marcar una diferencia... en la brecha digital”, dice Kahsai.

8.9 millones han solicitado el programa de beneficios de banda ancha

Alrededor de 14.5 millones de personas en el país —y el 22% de las personas de 65 años o más—no tienen acceso a una conexión a internet de alta velocidad, estima la FCC. Otras estimaciones indican que hasta 42 millones de personas en el país son víctimas de la brecha digital. La FCC está actualizando en este momento su mapa de banda ancha de alta velocidad y espera tener una idea más precisa del acceso cuando se complete.

Hasta el 26 de diciembre, más de 8.9 millones de hogares habían presentado la solicitud para el EBB.

Puerto Rico, que tiene la segunda tasa más alta de pobreza después de Samoa Americana entre los estados y territorios que participaron en la encuesta sobre la comunidad estadounidense de la Oficina del Censo de EE.UU., tiene el índice de inscripción más alto en el programa EEB por cada 1,000 hogares. Luisiana, Kentucky, Nuevo México y Misisipi completan los cinco principales; esos estados tienen el cuarto, sexto, quinto y tercer porcentaje más alto de residentes que viven en la pobreza.

Al 1.º de noviembre, más de 2 de cada 5 personas inscritas en el programa EBB tenían más de 50 años. Según la FCC, el 26.8% tenían entre 50 y 64 años, el 12.9% tenían entre 65 y 84 años, y menos del 1% tenían 85 años o más.

¿Cuál es el beneficio?

El programa de beneficio de banda ancha de emergencia ofreció un descuento hasta de $50 al mes en el servicio de internet de alta velocidad para los hogares que reunían los requisitos, y hasta $75 al mes para los hogares en tierras tribales estadounidenses. Alaska, Nuevo México y Oklahoma son los estados con los porcentajes más altos de nativos estadounidenses, según la Oficina del Censo. Ese descuento se redució a $30 al mes en el nuevo programa, si no se inscribieron hasta el 30 de diciembre. El descuento en las tierras tribales sigue siendo de $75.

Los hogares que reúnan los requisitos también podrán recibir un solo descuento hasta de $100 para comprar una computadora portátil o de escritorio, o una tableta de proveedores participantes, siempre que los consumidores aporten entre $10 y $50 del precio de compra. 

¿Quién es apto para el programa de conectividad asequible?

Los hogares que tienen ingresos del 200% o menos del umbral federal de pobreza. Para una familia de cuatro, el 200% del umbral federal de pobreza es de $53,000. Se espera que ese número se actualice para el 2022.

Las personas que usan ciertos programas federales de asistencia, entre ellos asistencia federal de vivienda pública, Lifeline, Medicaid, Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños (WIC), Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) o Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI). Lifeline ofrece hasta $9.25 de descuento en las facturas mensuales de teléfono o internet a los hogares con ingresos por debajo del 135% del umbral federal de pobreza, o que tienen al menos un miembro de la familia en algún programa de asistencia pública como, Medicaid, SNAP o la SSI. Por ejemplo, para que una familia de cuatro miembros cumpla los requisitos basados en el 135% del umbral federal de pobreza, sus ingresos anuales no pueden superar los $35,775. 

Personas que ya utilizan el servicio con descuento de un proveedor de internet de alta velocidad para hogares de bajos ingresos. Por ejemplo, AT&T ofrece acceso a internet por $10 o menos al mes para los hogares en los que al menos una persona participa en el SNAP. Cox ofrece servicio de internet por $9.95 al mes para clientes nuevos en cuyos hogares viva al menos un estudiante de grados K-12 que reúna los requisitos para asistencia pública.

Hogares cuyos hijos reciben comidas escolares gratuitas o a bajo costo.

Hogares que participan en programas específicos para las tribus, como la asistencia general del Bureau of Indian Affairs, el programa FDPIR (de distribución de alimentos en reservas indígenas) o el programa TANF (de asistencia temporal para familias necesitadas).

Los estudiantes universitarios que reciben ayuda estudiantil en forma de becas federales Pell.

Dónde postular

GetEmergencyBroadband.orgVerifique si calificas, postula al programa mediante internet y explore los servicios locales de Internet.

Verifica los servicios en tu área

• Comisión Federal de Comunicaciones

• Los servicios de tecnología para adultos mayores, de AARP (Older Adults Technology Services (OATS) a través de su servicio AgingConnected

• EveryoneOn, una organización sin fines de lucro con sede en Washington

¿Necesitas ayuda?

• Universal Service Administrative Co., que administra los fondos creados por un impuesto sobre el servicio telefónico, tiene un número de atención al cliente para el programa ACP: (833) 511-0311.

Explora el programa a largo plazo

Si tus ingresos son bajos, solicita también participar en el programa federal actual Lifeline, que ofrece un descuento menor.

Lifeline. También hay disponible un formulario para imprimir después de seleccionar tu estado.

¿Listo para aprender?

Senior Planet, de AARP, ofrece clases gratuitas para cualquier persona que quiera aprender lo más esencial una vez que tenga conexión a internet. 

Más ayuda

• AARP Foundation ofrece programas y servicios para ayudar a los adultos mayores a conseguir trabajos, beneficios, reembolsos y relaciones sociales y familiares.

• Connect2Affect de AARP Foundation puede ayudarte a evitar el aislamiento social.

Este artículo, publicado originalmente el 2 de marzo del 2021, se ha actualizado para agregar información sobre el nuevo programa de conectividad asequible y sobre la aprobación del proyecto de ley. El número de suscriptores del programa también se actualiza con regularidad.

Linda Dono es editora ejecutiva de AARP. Anteriormente, trabajó como reportera y editora para USA Today, Gannett News Service y periódicos locales de cuatro estados, incluido el Cincinnati Enquirer.

John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para Kiplinger's Personal Finance  y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 1998. La columna sobre inversión de Waggoner para USA Today se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.