Skip to content

Informe de AARP: Casi el 40% de los hispanos que cuidan de un ser querido son milénicos

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Manténgase en forma en el trabajo

Los programas de bienestar físico ayudan a adelgazar y combaten las enfermedades.

In English | Desde marzo, Wendy Feiner ha perdido ocho libras y lo hizo llevando en el zapato un pequeño dispositivo que cuenta los pasos. Una computadora en el bufete en que trabaja sigue automáticamente su recorrido imaginario alrededor del mundo como parte de un programa de actividad física llamado "Destination: You" (Destino: Tú).

"Cada vez que llegas a uno de tus destinos, el programa pone un sello en tu pasaporte virtual", dice Feiner, de 50 años, administradora de la oficina de Fox Rothschild en Las Vegas, del producto fabricado por GlobalFit. Para acumular más pasos (y sellos), ella estaciona su auto lejos de su oficina en el trabajo y también cuando hace diligencias.

Ver también: Adelgace con la ayuda de un teléfono.

Muchos de los 1.100 empleados de la firma, entre ellos más de 500 abogados, se han inscrito en "Destinaton: You". Entre mediados de agosto y mediados de septiembre, todo el que alcanzara la meta de 116.000 pasos -unos 4.000 al día- podía participar en un sorteo de una tarjeta de débito de $200. Llevan a cabo un sorteo más o menos cada seis semanas. En el sorteo de año, tres empleados ganarán vacaciones, una de $5.000 y dos de $2.500 cada una.

Los programas de bienestar físico benefician a todos

Los programas de bienestar físico en el trabajo ganan cada vez más adeptos entre empleados y empleadores. El propósito de programas creativos como "Destination: You" es motivar la pérdida de peso, evitar las enfermedades crónicas y fomentar la productividad a la vez que se reducen los gastos por el cuidado de la salud. Los programas son voluntarios, pero las metas y los concursos elevan la participación y hacen divertido el proceso de mantenerse en forma.

Tales esfuerzos no sólo están cobrando impulso, sino que han tenido gran éxito, según el "9th Annual Study of Employee Benefits Trends" (Noveno Estudio Anual de Tendencias en los Beneficios Laborales) de MetLife, publicado esta primavera.

Entre las empresas con programas de bienestar físico, un 72 % informa que estos programas las ayudan a bajar sus costos médicos y un 76 %  informa que aumentan la productividad al disminuir el ausentismo.

"Conseguimos un enorme descuento en el costo de nuestros beneficios cuando pusimos en marcha el programa de salud", dijo un profesional de recursos humanos de San Francisco, citado en el estudio de MetLife. "Así que ahora se permite a todos los empleados tomarse una hora libre de su trabajo para hacer ejercicios".

En los últimos años, "hemos visto como el bienestar físico ha adquirido una mayor importancia" en el trabajo, dice Colin Milner, presidente del International Council on Active Aging (Consejo Internacional Sobre el Envejecimiento Activo) en Vancouver, British Columbia, cuyos miembros son principalmente estadounidenses. "Los jefes de las empresas nos dicen que tenemos que hacer algo para mantener saludables a las personas".

Dentro del sector de viviendas para adultos mayores, al que pertenecen la mayoría de los miembros del Consejo, un 56  % de las organizaciones ofrecen programas de bienestar físico a sus empleados, según una encuesta realizada a fines del 2010. "Cuando empecé hace 30 años", dice Milner, "ese número era casi cero".

A continuación: La orientación individual tiene impacto >>

Un ejemplo: las Westminster Communities of Florida (Comunidades Westminster de Florida), con sede en Orlando. La empresa -que administra comunidades de cuidado continuo para jubilados y viviendas subvencionadas por el gobierno federal en todo el estado- ha brindado evaluaciones de riesgo desde el 2004, y ahora las ofrece a 2.300 empleados en 22 localidades en todo el estado.

De los 1.163 empleados que obtienen su seguro de salud por medio del empleador, más de la mitad participó en el programa de evaluación de riesgo de salud, y 500 participaron en el campamento de 10 semanas de enseñanza de estilos de vida que se celebró este año. Otras iniciativas de este tipo incluyen las caminatas competitivas, una campaña de concientización sobre cáncer de mama y programas enfocados en la prevención de la diabetes y la hipertensión.

Como resultado de tales iniciativas, los empleados de Westminster no han visto aumento alguno en las primas de su seguro de salud en tres años, dice Lisa Bloder, coordinadora bienestar de Westminster. Los que alcanzan los mejores resultados -los que mantienen niveles normales en los análisis de química sanguínea o los reducen de un nivel anormal- asisten a clases, hacen ejercicios y cuando alcanzan sus metas, reciben recompensas anuales de hasta $1.040.

En el 2011, al menos 10 asistentes evitaron crisis médicas al participar del campamento. "Pudimos identificarlas y evitarlas", dice Bloder, enfermera titulada. Por ejemplo, eso significó hacer seguimiento de alguien "cuya presión arterial estaba tan elevada que si hubiera continuado así, hubiera sufrido una apoplejía u otro acontecimiento catastrófico".

La orientación individual funciona

Las empresas también han descubierto que la orientación individual -por teléfono, correo electrónico o en persona- también tiene impacto. Los entrenadores de Independent Health, una aseguradora médica con sede en Amhert, Nueva York, ayuda a los empleados a controlar el nivel de azúcar en la sangre y cambiar elementos de su estilo de vida que contribuyen a la diabetes y otras enfermedades crónicas.

Y un taller de cuatro partes, llamado "Beat the Pack" (elimine la cajetilla),  combinado con monitoreo por teléfono e instrumentos en línea, ayuda a los empleados a dejar de fumar, dice Peggy Davis, directora de promoción de la salud.

Entre los que este año se beneficiaron de los esfuerzos de los programas de Independent Health se encuentra Diane Cannata, de 51 años. "Decidí que era hora de empezar a cuidarme", dice Cannata, analista operacional de sistemas. "No estaba bien de salud".

Fue el campamento de cinco días al que asistió en junio lo que la convenció que Independent Health se tomaba verdadero interés en su salud. Pasó esos cinco días -que la compañía pagó como si los hubiera trabajado- alejada de la oficina, con entrenadores personales y otros empleados, haciendo ejercicios, caminatas y aprendiendo sobre nutrición.

"Como consecuencia, cambié completamente mi estilo de vida", dice Cannata, que ganó un sorteo que le permitió asistir al campamento. "Estoy más feliz y peso 65 libras menos".

Susan Kreimer escribe de salud y negocios desde Nueva York.

 

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO