Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

¿Estás listo para comenzar tu segunda carrera?

Gana dinero y al mismo tiempo marca una diferencia en el mundo.

In English | Los boomers y los adultos mayores le están dando a la jubilación un importante cambio de imagen: el viejo estereotipo de la persona de 65 años disfrutando de una vida plena de sol y ocio se está convirtiendo en algo del pasado. Está surgiendo una nueva etapa de la vida, que transcurre entre el momento en que la persona abandona una carrera en un rubro dado y el instante en que se jubila de plano.

Mira también: 5 negocios para hacer desde tu casa.

Considéralo una “segunda carrera”.

Para algunos, esto significa trabajo a tiempo parcial, remunerado, relacionado con una misión social, a menudo en los sectores sin fines de lucro o público. Para otros, puede ser trabajo voluntario, otro empleo a tiempo completo, una nueva empresa o, incluso, un mayor hincapié en un pasatiempo o actividad recreativa. Pero cuidado: una segunda carrera no es poca cosa, no es ninguna pequeñez.

“La gente vive más, y estamos sumando más años productivos a nuestras vidas”, sostiene Richard J. Leider, uno de los pioneros de Life Reimagined, un programa de AARP que ayuda a la gente a recorrer esta nueva etapa de la vida. “Están ansiosos por aprovechar ese tiempo para descubrir nuevas oportunidades y tomar nuevas decisiones de vida”.

La idea de una segunda carrera data de 1997, cuando una organización sin fines de lucro con sede en San Francisco llamada Civic Ventures (rebautizada Encore.org desde entonces) presentó la idea, aunque el concepto ha despegado recientemente.

Unos 9 millones de estadounidenses de entre 44 y 70 años están dedicados a una segunda carrera, y 31 millones más están interesados en hacer lo mismo. Una encuesta de MetLife Foundation y Encore.org muestra que, dentro de los próximos 10 años, el 25% de los boomers prevén iniciar un negocio o entidad sin fines de lucro; y la mitad de esta gente quiere marcar una diferencia en el mundo y, a la vez, ganar dinero.

Muchos adultos mayores no pueden darse el lujo de dejar de trabajar. Tal vez no tienen pensiones tradicionales o, quizá, la recesión arruinó sus inversiones. Pero aun cuando no cobren, “los adultos mayores quieren seguir conectados, ser relevantes, y mantenerse útiles y comprometidos. Existe este sentimiento colectivo de que ‘todavía no hemos terminado’”, señala Marci Alboher, autora de The Encore Career Handbook.

Para empezar, habla con personas que se desempeñen en el rubro en el que piensas incursionar y, antes de dar el gran salto, ofrécete como voluntario para desempeñarte en un puesto al que aspires. “Experimentar a los cincuenta y tantos años te prepara psicológicamente para enfrentar un nuevo capítulo en tu vida, en lugar de mostrarte sorprendido si tu carrera termina repentinamente o de sentirte demasiado consumido para siquiera pensar en ello”, dice el fundador de Encore.org, Marc Freedman.

Apoyo para segundas carreras

Un número cada vez mayor de organizaciones está trabajando para potenciar los talentos de la población mayor de 50 años.

Actualmente, pueden encontrarse programas de becas para segundas carreras en 15 estados y el Distrito de Columbia. El año pasado, por ejemplo, Intel comenzó a ofrecer una beca de $25,000 para aquellos empleados próximos a jubilarse interesados en pasar a desempeñarse en el área del servicio social.

Algunas ciudades están ganando reputación por fomentar y facilitar el desarrollo de segundas carreras. San Francisco, Phoenix, Denver, Filadelfia, Portland, Oregón, Minneapolis y Boston se han asociado con empresas y organizaciones locales para analizar cómo aprovechar a los boomers.

Universidades y facultades comunitarias (community colleges) están brindando capacitación y perfeccionamiento a trabajadores remunerados y voluntarios. Ochenta y ocho escuelas que forman parte de la iniciativa Plus 50 Iniciative, de la American Association of Community Colleges, ofrecen diplomaturas y licenciaturas —que duran de seis meses a dos años— para estudiantes de edad avanzada.

Boomers Leading Change in Health, en el área de Denver, ayuda a las personas de 50 años o más a incursionar en el campo del cuidado de la salud. Desde el lanzamiento del programa, en el 2010, más de 400 boomers han recibido alguna capacitación.

Life Reimagined es una nueva e importante iniciativa de AARP diseñada para ayudar a la gente a explorar lo que se avecina en su vida. Creada en colaboración con expertos en desarrollo personal, envejecimiento y cambio social, el programa ofrece recursos, herramientas, servicios de orientación y formas de conectarse con personas que piensen del mismo modo.

Sonia Collazo - Listo para su segunda carrera?

Bill Cramer

Sonia Collazo, se jubiló de su empleo en recursos humanos para iniciar una segunda carrera como coordinadora de actividades de voluntariado y presentaciones dentro de la comunidad latina.

Sonia Collazo, de 65 años, coordinadora voluntaria de redes de contacto y presentaciones

Collazo se jubiló de su empleo, consistente en la resolución de conflictos para la Comisión de Relaciones Humanas de Filadelfia, luego de haber trabajado allí 27 años, y sabía que quería trabajar en el ámbito de la comunidad latina. Cuando leyó que Congreso, una organización sin fines de lucro de servicios múltiples para comunidades locales de bajos ingresos, estaba comenzando un grupo para adultos mayores de habla hispana, se ofreció como voluntaria.

Dos meses después, comenzaron a pagarle para desempeñarse como coordinadora de redes de contacto y presentaciones. Collazo busca oradores y coordina presentaciones sobre temas tales como testamentos vitales, registro de votantes y VIH/SIDA, y utiliza sus destrezas como mediadora para que el diverso grupo siga siendo agradable. “Adoro lo que hago, y en tanto y en cuanto tenga salud y energía, seguiré trabajando”, asegura.


Linda Rosso- Listo para su segunda carrera?

Jonathan Sprague

Linda Rosso, asesora de marketing, decidió reimaginar sus habilidades promocionales y su pasión por la pintura para ayudar a otros artistas a vender sus obras.

Linda Rosso, de 58 años, pintora y asesora de marketing

Rosso era ejecutiva de marketing y comunicaciones de una empresa de relaciones públicas de San Francisco cuando se produjo la recesión. “Era un buen momento para apartarme del camino y ver lo que verdaderamente quería hacer”, señala. Mientras continuaba trabajando en marketing, tomó un curso de pintura en una facultad local. Cuando sus paisajes pintados al óleo comenzaron a venderse, notó que artistas consumados estaban vendiendo menos pinturas que ella.

Ideó un plan para ayudar a otros artistas a vender sus obras. Rosso sigue siendo consultora de empresas y artistas. “Encontré el trabajo perfecto, porque puedo hacer todo lo que amo hacer”, afirma. Actualmente cobra por aplicar sus destrezas en marketing y promocionales, ayuda a artistas a vender sus pinturas y dedica tres días a la semana a pintar sus propios cuadros. También tiene tiempo para realizar trabajo voluntario. Su nueva idea: lanzar un sitio web de marketing para ayudar a los artistas a vender sus obras, destinando parte de lo obtenido a beneficencia. “Creo que puedo ayudarlos a marcar una gran diferencia en sus carreras”, dice Rosso.


Robert Groves enseña a Bekha Maya Maharjan en la Lectura de Inglés - Listo para su segunda carrera?

Bill Cramer/Wonderful Machine

Bob Groves, exejecutivo de una organización sin fines de lucro, ahora disfruta dictando cursos sobre derechos humanos y dando clases de inglés.

Bob Groves, de 66 años, maestro

En el 2011, Groves, ejecutivo de una organización sin fines de lucro, perdió inesperadamente su empleo. “Luché con uñas y dientes”, sostiene. “De repente, dejé de ser ‘El’ hombre que era en el trabajo, al que la gente recurría, y tuve que dilucidar cómo realizarme como persona”.

Groves tomó cursos de lectura, poesía e improvisación actoral (“para relajarme”) en el Osher Lifelong Learning Institute de Temple University, en Filadelfia, uno de los 117 programas Osher que se desarrollan en universidades de todo el país y que fueron diseñados para mejorar la vida de las personas inactivas y jubiladas. Decidió que quería enseñar. Actualmente, 30 alumnos asisten a su curso sobre derechos humanos, le enseña inglés a una mujer de Nepal y cuida a su nieta de 2 años todos los jueves. Si surgiera un trabajo remunerado, Groves estaría interesado en él, pero asegura que no lo está buscando activamente. Su esposa todavía trabaja a tiempo completo.


Diane Aguliar - Listo para su segunda carrera?

Chris Hinkle

Dianne Aguilar, reorientó su carrera a través de una organización que vincula a boomers con entidades sin fines de lucro. Ahora usa sus conocimientos en bases de datos para dirigir programas de educación sanitaria.

Dianne Aguilar, de 55 años, coordinadora de vínculos comunitarios a tiempo parcial

Residente de Tempe, Arizona, Aguilar pasó 30 años trabajando para el departamento de atletismo de Arizona State University (ASU) y para dos equipos deportivos profesionales. Hace cinco años, le diagnosticaron cáncer de mama, y un año más tarde perdió su empleo. Rápidamente se consumió su seguro de desempleo. “Primero pensé: ‘Pobre de mí’, pero luego me di cuenta de que siempre quise cambiar de carrera, y esa era mi oportunidad”, cuenta Aguilar.

Se inscribió, en ASU, en una diplomatura de administración de entidades sin fines de lucro, de un año de duración. A través de Experience Matters, una organización local que vincula a boomers con entidades sin fines de lucro, obtuvo una beca de $20,000 para trabajar a tiempo parcial por un año para Mission of Mercy, una organización que brinda atención médica primaria a personas que no tienen cobertura de salud, una causa muy valorada por ella. Allí, utilizó sus conocimientos en bases de datos para ayudar a dirigir un programa de educación sanitaria. Cuando expiró la beca, el pasado mes de noviembre, Mission of Mercy le pidió que continuara trabajando para ellos, a tiempo parcial, para implementar el programa en las otras cinco clínicas de la organización. “El dinero no es el mismo, pero siento que estoy cambiando el mundo”, confiesa.

Sally Abrahms vive en Boston.


¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO