Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Bronquitis vs. Neumonía: cómo distinguir los síntomas

¿Tos severa? Podría ser una de estas enfermedades comunes durante el invierno.


spinner image Ilustración de unos pulmones inflamados
GETTY IMAGES / AARP

Si parece que todos tenemos tos en estos días, no estás equivocado. Las enfermedades respiratorias que te hacen toser descontroladamente —resfriados, gripe, COVID, el virus respiratorio sincitial (VRS) y más— están proliferando en Estados Unidos

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la actividad aumentó justo antes de las fiestas y sigue siendo alta, especialmente entre varios estados del sur y del oeste. Si has tenido tos que simplemente no te puedes sacudir, quizás te preguntes si es bronquitis o incluso neumonía. Ambos comparten algunos síntomas similares, pero pueden requerir tratamientos diferentes.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

A continuación te explicamos cómo saber si tienes bronquitis o neumonía, además de las preguntas que debes —y no deberías— hacerle a tu médico.

¿Qué es la bronquitis?

La bronquitis —o lo que oficialmente se llama bronquitis aguda— a menudo comienza como una enfermedad similar a un resfriado o a la gripe. Tal vez experimentes congestión o te sientas agobiado y con dolores, dice el Dr. Neil Kalsi, profesor adjunto del Departamento de Medicina Familiar del Centro Médico de la Universidad de Nebraska.   

Pero con la bronquitis, la infección —que casi siempre es causada por un virus— evoluciona y las vías respiratorias que conducen a los pulmones se inflaman y se llenan de mucosidad. El resultado es una tos persistente que puede durar durante varias semanas.

“Es esa tos que no desaparece. Es la tos que surge cuando intentas reír o hablar con alguien por teléfono”, dice Kalsi, quien agrega que la tos puede ser seca o tener algo de mucosidad, e incluso sibilancias. “Pero es una tos realmente molesta que dificulta que las personas vayan a trabajar porque simplemente no pueden hablar con otras personas”.

Otros síntomas de la bronquitis pueden incluir:  

  • Dolor en el pecho
  • Fatiga
  • Dolores corporales
  • Dolor de garganta

¿Cómo se trata?

Debido a que la bronquitis suele ser causada por un virus —normalmente los mismos virus que causan resfriados y gripe —, los antibióticos rara vez ayudan y, de hecho, podrían causar más problemas de salud. En cambio, la receta común para la recuperación es mucho descanso, líquidos e incluso algo de miel.

Varios ensayos clínicos han descubierto que la miel puede ayudar a mejorar los síntomas de la tos y hace un mejor trabajo que los medicamentos de venta libre para la tos. Un resumen de la investigación (en inglés) se publicó en el 2020 en la revista BMJ Evidence-Based Medicine. “Si vas a gastar los $10 en un medicamento para la tos, también puedes comprar miel local”, dice Kalsi.

Solo debes saber que con la bronquitis, la recuperación puede llevar tiempo, especialmente cuando se trata de eliminar la tos. “No va a ser una mejora diaria; va a ser una mejora semana por semana”, dice Kalsi.

¿Qué es la neumonía?

Bronquitis aguda vs. Bronquitis crónica

La bronquitis aguda es lo que comúnmente se conoce como resfriado en el pecho. Según Mayo Clinic, los síntomas por lo general mejoran entre una semana y 10 días, aunque la tos puede persistir durante semanas. La bronquitis crónica es una inflamación a largo plazo de las vías respiratorias y es una de las enfermedades pulmonares más comunes que contribuyen a la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica). 

Si bien la bronquitis afecta las vías respiratorias superiores, la neumonía se desarrolla más abajo en los pulmones. Al igual que la bronquitis, también causa inflamación y acumulación de líquido. 

Los virus, las bacterias y los hongos pueden causar neumonía. En Estados Unidos, algunas de las causas más comunes de neumonía viral incluyen la gripe, el VRS, la COVID-19 y el rinovirus (la causa predominante del resfriado común), según los CDC. Cuando se trata de bacterias, el neumococo, que causa la enfermedad neumocócica, a menudo es el culpable.

Al igual que la bronquitis, la neumonía puede desencadenar una tos mala que puede venir con mucosidad. Pero otros síntomas de neumonía tienden a ser más graves y pueden incluir:

  • Fiebre, temblores y escalofríos
  • Dificultad para respirar
  • Respiración rápida y superficial
  • Dolor de pecho
  • Pérdida del apetito
  • Fatiga
  • Confusión, especialmente en los adultos mayores

Con la neumonía, “puedes sentirte mucho más descuidado, fatigado, sin aliento”, dice Kalsi, quien dice que una radiografía de tórax se usa normalmente para diagnosticar la neumonía. “Puede ser mucho más intenso”. Según la Asociación Americana del Pulmón, la neumonía causa más de 1 millón de hospitalizaciones y más de 50,000 muertes cada año en Estados Unidos

Seguro

Planes de seguro de la vista de VSP™, de AARP®

Planes de seguro de la vista exclusivos para los socios y sus familias

See more Seguro offers >

¿Cómo se trata?

Eso depende de la causa de la infección. Si se trata de neumonía bacteriana —un análisis de sangre o una prueba de esputo pueden ayudar a identificar la causa—, tu médico puede recetarte un antibiótico. Y los antifúngicos pueden ayudar a tratar la neumonía causada por una infección micótica.

La neumonía viral por lo general no se trata con medicamentos recetados. Sin embargo, tu médico puede recomendar medicamentos para el resfriado de venta libre o medicamentos para reducir la fiebre para ayudar con los síntomas.

No ignores los signos graves

Una fiebre de más de 101 grados F es preocupante y es una señal de que necesitas consultar a un médico, dice el Dr. Anthony Szema, médico especializado en enfermedades pulmonares en Northwell Health en Long Island, Nueva York. Lo mismo sucede si no tienes aliento, si tu respiración empeora, o si estás extremadamente fatigado o te sientes deshidratado.

“Si tienes sibilancias y te despiertas por la noche con opresión en el pecho, todas esas son razones para buscar atención médica”, dice Kalsi.  

Puede ser que tu enfermedad sea lo suficientemente grave como para requerir cuidados adicionales en el hospital.

Prevenir la bronquitis y la neumonía

La buena noticia: Puedes hacer algunas cosas para reducir el riesgo de contraer bronquitis o neumonía. La vacuna antineumocócica, que se recomienda para adultos de 65 años o más, puede ayudar a reducir el riesgo de neumonía causada por la bacteria del neumococo.

De manera similar, las vacunas contra la COVID-19, el VRS y la gripe pueden reducir la probabilidad de esas infecciones y las complicaciones que pueden causar. Y no te olvides de lavarte las manos con frecuencia y usar mascarillas, que pueden ayudar a bloquear la propagación de muchos gérmenes, incluidos los que pueden causar bronquitis y neumonía. “La pandemia nos enseñó lo eficaz que puede ser usar una mascarilla”, dice Kalsi, quien agrega que las personas con problemas pulmonares como asma y enfisema querrán tomar precauciones adicionales.

Szema también recomienda purificadores de aire que usen filtros de alta eficiencia para partículas de aire (HEPA) en dormitorios y salas comunes. Estas máquinas portátiles pueden ayudar a eliminar los gérmenes del aire.

Preguntas que debes hacer y evitar

Si tu médico sospecha que tu enfermedad es causada por un virus, es importante no presionar para recibir antibióticos si no se recomiendan. Recuerda que los antibióticos solo ayudan a tratar las infecciones bacterianas. Aun así, “muchas personas solicitan antibióticos para la bronquitis”, dice Kalsi. Las investigaciones sugieren que los virus causan entre el 85 y el 95% de los casos de bronquitis aguda en adultos sanos.

Estas son algunas preguntas que debes hacerle a tu médico si tienes tos grave:

  • ¿Debería preocuparme si tengo fiebre?
  • ¿Necesito una radiografía de tórax u otras pruebas médicas?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento?
  • ¿Puedo tomar medicamentos de venta libre con mis medicamentos recetados de rutina?
  • ¿Qué debo hacer si los síntomas persisten?
  • ¿Hay señales graves que necesito estar atento?

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?