Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

5 cosas que puedes hacer cuando tienes un resfriado

No hay un remedio universal, pero algunas cosas pueden acelerar tu recuperación.

spinner image Una mujer enferma, arropada con una manta azul, se toma un té
NENAD CAVOSKI / GETTY IMAGES

Teniendo en cuenta el panorama actual de amenazas respiratorias —la COVID-19, el VRS, la gripe—, es fácil no darle tanta importancia al resfriado común. Después de todo, un resfriado es familiar, predecible... común. Pero eso no significa que sea completamente inofensivo, especialmente para las personas mayores de 60 años.

“El resfriado común puede parecer un inconveniente, pero los adultos mayores deben tener cuidado, ya que puede ser una puerta de entrada para que otras enfermedades afecten el cuerpo”, dice el Dr. Xinqi (Mike) Ren, profesor adjunto del Departamento de Medicina Familiar y Comunitaria en Baylor College of Medicine. “Para las personas de 60 años o más, cuyo sistema inmunitario puede no combatir los patógenos dañinos de una manera muy eficaz, un resfriado aparentemente simple puede provocar neumonía, una infección pulmonar grave, entre otras enfermedades respiratorias”.  

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Y ahora que muchas personas ya no usan mascarillas ni mantienen el distanciamiento social, los resfriados son más comunes que nunca. El factor causante: en los adultos que se han infectados anteriormente, se trata de una disminución de la inmunidad, según un informe (en inglés) en Nature. Por lo general, la exposición a los virus como los que causan el resfriado ayuda al cuerpo a combatirlos mediante la acumulación de anticuerpos. Sin embargo, los últimos años no han sido nada normales, y en ausencia de esa exposición, ha habido una disminución de los niveles de anticuerpos.

Pero hay algo que no ha cambiado: todavía no existe una cura para el resfriado común. Sin embargo, hay algunas maneras de acelerar tu recuperación.

Primero descarta la COVID, el VRS y la gripe

Congestión, secreción nasal, dolor de garganta, tos, dolor de cabeza: todos estos son síntomas de un resfriado. Pero son también síntomas de la COVID-19. Y del VRS. Y de la gripe. ¿Cómo saber con certeza si tienes algo de lo que te recuperarás en una semana (es decir, un resfriado) y no algo más grave? Hazte una prueba.

“El resfriado común, el VRS, la gripe y la COVID pueden comenzar con síntomas similares, así que hay bastante confusión sobre qué prueba de detección hacerse y cuándo”, dice el Dr. William Schaffner, profesor de Enfermedades Infecciosas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt y director médico de la National Foundation for Infectious Diseases.

¿Su recomendación para las personas de 65 años o más? Hacerse una prueba cuando se presenten los primeros síntomas. Puedes hacerte una prueba de COVID-19 en casa; tu médico puede hacerte una prueba de detección de la gripe y el VRS. “Los tres virus realmente graves [los virus de la influenza, el VRS y el virus que causa la COVID-19] pueden producir enfermedades graves en las personas de 65 años o más, en particular en las que padecen una enfermedad subyacente, como diabetes, enfermedades cardíacas o trastornos pulmonares”.

Y cuanto más pronto sepas cuál es la causa de tus síntomas, más rápido podrás comenzar a recuperarte. Por ejemplo, comenzar a tomar un antiviral como Tamiflu dentro de las 48 horas de la aparición de los síntomas de la gripe ayudará a tu cuerpo a combatir el virus y a reducir los síntomas. El antiviral Paxlovid hace lo mismo para quienes padecen de COVID-19 y comienzan el tratamiento dentro de los cinco días del comienzo de los síntomas.

“Los dos medicamentos funcionan de la misma manera: reducen la posibilidad de que tu enfermedad se vuelva más grave y requieras hospitalización”, dice Schaffner. “Por eso es importante hacerte una prueba”.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Si la causa de tus síntomas es un resfriado, los profesionales de la salud dicen que estas cinco cosas pueden ayudar.

1. Bebe agua

Salud y bienestar

Target Optical

Descuento de un 50% al comprar un par de anteojos adicional y un descuento de $10 en anteojos y lentes de contacto

See more Salud y bienestar offers >

Mantenerte hidratado siempre es importante —afecta la salud de las células—, pero también desempeña un papel importante en la recuperación de un resfriado. Primero, ayuda a mantener las membranas mucosas húmedas, para que la mucosidad no endurezca ni se sienta incómoda. Pero eso no es todo.

“Beber agua ayuda a combatir la enfermedad al eliminar los patógenos del sistema respiratorio en forma de mucosidad”, dice Ren. “La hidratación adecuada regula la temperatura corporal y mantiene la piel saludable y la integridad de la membrana mucosa, que actúa como barrera para evitar la entrada de virus y bacterias”. Quizás tengas que aumentar tu consumo de líquidos a medida que tu cuerpo continúa luchando contra un resfriado, agrega.

Ten en cuenta que debes evitar el alcohol. El alcohol actúa como diurético, y esto provoca deshidratación, lo opuesto de lo que tu cuerpo necesita para recuperarse.

2. Considera tomar medicamentos antiinflamatorios de venta libre

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno, el acetaminofén, los descongestionantes y los antihistamínicos, pueden aliviar los síntomas del resfriado. Pero vienen con advertencias para algunos adultos. “Los adultos mayores deben usar con precaución los AINE, ya que pueden tener efectos adversos, incluidos daño en los riñones, malestar estomacal y úlceras, y empeoramiento de la presión arterial”, dice Ren.

Los descongestionantes también son problemáticos para los adultos con presión arterial alta, agrega. “Alivian la congestión nasal al estrechar los vasos sanguíneos en la nariz, lo que reduce la hinchazón y la sensación de congestión”, dice. “Sin embargo, este efecto de estrechamiento se extiende a otros vasos sanguíneos del cuerpo, lo que provoca un aumento de la presión arterial”.

Para proteger tu salud, habla con tu médico antes de tomar cualquier analgésico.   

3. Lávate las manos con frecuencia

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

¿Por qué es tan importante lavarse las manos? Es la manera más simple —y posiblemente la más importante— de mantenerte sano y evitar un resfriado.

Las investigaciones demuestran que al menos el 50% de los resfriados (en inglés) entre los adultos son causados por rinovirus, que pueden sobrevivir hasta dos horas en las manos (y hasta varios días en otras superficies).

A lo largo del día, lávate bien las manos frecuentemente con jabón regular y agua —caliente o fría, cualquiera de las dos está bien, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades— durante al menos 20 segundos. Y evita tocarte los ojos y la nariz, ya que los gérmenes pueden entrar a tu organismo fácilmente por ellos.

4. Descansa

Las investigaciones demuestran que las personas que duermen con regularidad (en inglés) seis horas o menos cada noche tienen cuatro veces más probabilidades de contraer un resfriado que las personas que duermen siete o más horas por noche. Pero ¿qué papel desempeña el sueño si ya estás enfermo? Tu cuerpo te lo dirá.

Es natural sentirse cansado, dice Schaffner. “Y, sí, tienes que escuchar a tu cuerpo. Pero después de la siesta, no te quedes en la cama. Trata de moverte un poco porque eso te hará sentir mejor y también estimulará tu sistema inmunitario y te ayudará a recuperarte del resfriado”.

5. Consulta a tu médico si los síntomas no mejoran

Es posible que tengas algo más que un resfriado. “Si estás tosiendo y la flema tiene un color amarillo o sangre, llama a tu médico porque podrías tener bronquitis o podría ser el comienzo de una neumonía”, dice Schaffner. También consulta a tu medico si tienes dificultad para respirar.

¿Por qué los resfriados son tan comunes en el invierno?

La creencia popular sugiere que es porque pasamos más tiempo en el interior durante los meses de tiempo frío y, como resultado, estamos más cerca de los demás, lo que le da al virus la oportunidad perfecta para propagarse.

Sin embargo, un nuevo estudio (en inglés) publicado en The Journal of Allergy and Clinical Immunology descubrió que el aire frío en sí puede ser el responsable. Resulta que el aire frío daña la respuesta inmunitaria que ocurre en la nariz. De hecho, reducir la temperatura dentro de la nariz en tan solo nueve grados mata alrededor del 42% de las células que combaten los virus y las bacterias en las fosas nasales, según el estudio.

“No es la respuesta completa, pero puede ser uno de los motivos, y es otra prueba que sugiere que algunos virus son verdaderamente estacionales”, dice Schaffner. 

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.