Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

5 señales que te advierten de una posible deficiencia nutricional

Además, cómo evitar y tratar los niveles bajos de vitaminas y minerales.


spinner image Deficiencia de vitamina y deficiencia de minerales

¿Estás consumiendo suficientes minerales y vitaminas esenciales?

Las investigaciones indican que esa es una preocupación común entre las personas mayores de Estados Unidos —la mayoría de quienes tienen más de 55 años dicen que toman suplementos dietéticos—, y los motivos son fundados. Cuando el organismo no cuenta con suficientes vitaminas y minerales, pueden surgir síntomas físicos, como fatiga y dolor muscular. Las deficiencias nutricionales también se han vinculado con enfermedades crónicas, como la diabetes y la osteoporosis.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Las distintas deficiencias pueden generar diferentes síntomas. Para conocer algunas de las señales de advertencia, hablamos con Sameera Talegawkar, profesora adjunta de Ejercicio y Ciencias de la Nutrición en la Universidad de George Washington en Washington D.C.

Cómo detectar una deficiencia

Ten presente que la única manera de saber si tienes alguna deficiencia nutricional es con una consulta a tu profesional de salud, que puede incluir un análisis de sangre para evaluar los niveles de vitaminas y minerales.

También debes saber que el diagnóstico de deficiencias a edades más avanzadas puede ser más complejo debido a la presencia de enfermedades crónicas y al uso de medicamentos. Tu proveedor de atención médica debe considerar cuidadosamente estos factores y el impacto que podrían tener en la absorción de nutrientes.​ “Cada nutriente tiene una función fisiológica en el organismo. De modo que si tienes una deficiencia, va a haber una consecuencia”, dice Talegawkar. “Es importante que tu profesional de la salud revise los medicamentos y las enfermedades que están presentes antes de efectuar un diagnóstico. Algunos medicamentos tienen efectos secundarios, los cuales podrían causar una deficiencia nutricional”.​

Si experimentas cualquiera de los síntomas siguientes, asegúrate de consultar a un proveedor de atención médica. ​​

1. Fatiga, dolor en los huesos, debilidad muscular

¿Estás cansado? ¿Te duelen los huesos? ¿Sientes que tus músculos están débiles? Esos síntomas podrían indicar falta de vitamina D.

Esta vitamina es importante para la salud ósea y de los sistemas nervioso, osteomuscular e inmunitario.

Las personas mayores corren mayor riesgo de tener una cantidad insuficiente de vitamina D. Lo mismo sucede con las personas de piel más oscura y quienes viven en áreas con luz solar limitada.

Otros síntomas de niveles bajos de vitamina D incluyen espasmos musculares, calambres, sensación de cosquilleo, espasmos de la laringe y cambios en la personalidad.

Dónde hallar vitamina D: La vitamina D se encuentra en alimentos tales como pescados grasos (salmón, caballa), aceites de hígado de pescado, productos lácteos fortificados, jugo de naranja, leche de soya, cereales de desayuno, huevos de gallinas que ingieren vitamina D y hongos expuestos a la luz del sol o a rayos ultravioletas.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

2. Cansancio, debilidad, piel pálida

Si te sientes cansado o débil y notas que tu piel tiene un tono pálido, podrías tener niveles bajos de vitamina B12, un elemento necesario para la salud de los nervios y de la sangre. Otros signos de que necesitas más vitamina B12 pueden ser la pérdida de peso, la disminución del apetito, el entumecimiento o cosquilleo en las extremidades, la confusión y la mala memoria.

Dado que nuestro organismo no puede producir vitamina B12 naturalmente, necesitamos obtenerla de ciertos alimentos y bebidas. Sin embargo, el proceso de envejecimiento hace que la absorción de la vitamina B12 de los alimentos se vuelva más difícil. Y si tomas antiácidos estomacales, el proceso de absorción puede ser aún más dificultoso.

Dónde hallar vitamina B12: Para obtener suficiente vitamina B12, recurre a productos animales, como las carnes rojas, las aves, los mariscos, los productos lácteos y los huevos. Pero si tu estilo de vida es vegetariano o vegano, es importante pensar en suplementos o alimentos fortificados para asegurarte de obtener la cantidad apropiada, dice Talegawkar.

Salud y bienestar

Target Optical

Descuento de un 50% al comprar un par de anteojos adicional y un descuento de $10 en anteojos y lentes de contacto

See more Salud y bienestar offers >

3. Presión arterial elevada, cálculos renales

Si tienes hipertensión o cálculos renales, o presentas síntomas menos obvios —como recambio óseo y excreción de calcio en la orina (cuyos síntomas son dolor en la parte baja del abdomen, sangre en la orina, orina turbia o con mal olor, u orinar frecuentemente o con dolor)—, podrían ser indicadores de una deficiencia de potasio.

El potasio es un electrolito que desempeña una función vital en el funcionamiento correcto de los músculos, los nervios y el corazón. También es necesario para la digestión saludable y para mantener los huesos fuertes. Los niveles sumamente bajos de potasio —un trastorno que se conoce como hipocalemia— pueden ser un problema grave e incluso pueden llegar a causar parálisis. Los casos leves de hipocalemia pueden causar fatiga, debilidad muscular y estreñimiento.

Las personas mayores deben saber que el uso de medicamentos diuréticos o el uso excesivo de laxantes, entre otros medicamentos, puede causar una deficiencia de potasio, dice Talegawkar.

Dónde hallar potasio: Las frutas y las verduras son fuentes excelentes de potasio; les siguen los frutos secos, las semillas y los productos lácteos.

4. Dificultad para respirar, fatiga, manos y pies fríos

El cansancio, el corazón acelerado, las palpitaciones cardíacas, la dificultad para concentrarse y la dificultad para regular la temperatura del cuerpo pueden ser señales de anemia, que ocurre cuando la sangre no contiene suficiente hierro. Otros síntomas pueden incluir piel pálida, lengua dolorida o hinchada y uñas en forma de cuchara.

Cuando el organismo no tiene suficiente hierro para producir hemoglobina, una sustancia que se encuentra en los glóbulos rojos que transportan oxígeno a todo el cuerpo, puedes sentirte muy cansado y débil.

Si bien la deficiencia de hierro es más prevalente durante la infancia, las mujeres menores de 50 años, las mujeres embarazadas y las personas mayores pueden tener niveles bajos de hierro si no comen cantidades suficientes de alimentos que contienen este mineral.​

Dónde hallar hierro: Trata de incorporar alimentos animales, como carnes, aves y frutos de mar, o alimentos vegetales, como verduras de hojas verdes, granos integrales, frutos secos y semillas. ​ ​

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

5. Calambres musculares, piel seca, uñas quebradizas

Los calambres musculares, la piel seca y las uñas quebradizas pueden ser señal de niveles bajos de calcio. Si no le prestas atención, esta situación podría generar problemas neurológicos, y los casos graves pueden causar convulsiones, arritmias e insuficiencia cardíaca congestiva.

Eso se debe a que el calcio en la sangre desempeña un papel vital en la función nerviosa, el movimiento muscular, la coagulación de la sangre y la salud cardíaca. Un nivel bajo de calcio puede causar un trastorno llamado hipocalcemia. Por lo general, esto sucede cuando hay niveles anormales de la hormona paratiroidea (PTH) o una cantidad insuficiente de vitamina D. Si no consumes calcio suficiente en tu dieta, el organismo hasta puede comenzar a tomar calcio de los huesos, lo cual puede debilitarlos y conducir a la osteoporosis.

Dónde hallar calcio: Para aumentar la ingesta de calcio, incluye en tu dieta productos lácteos, jugo de naranja fortificado con calcio, verduras de hojas verdes, frijoles negros, almendras y semillas de sésamo y de chía.

Prevención y corrección de deficiencias nutricionales en las personas mayores

Comer una dieta saludable rica en nutrientes esenciales es la mejor manera de prevenir y tratar las deficiencias nutricionales. Las Guías Alimentarias para Estadounidenses recomiendan:

  • Personalizar la elección de alimentos: ajusta tus comidas a tus preferencias, tus tradiciones culturales y tu presupuesto.​
  • Priorizar los alimentos con alto valor nutritivo: selecciona una variedad de alimentos de distintos grupos para obtener todos los nutrientes que necesitas sin exceder tu límite de calorías.

Mientras que es importante seguir una dieta saludable, algunas personas mayores podrían necesitar suplementos para satisfacer la necesidad de nutrientes. Antes de tomar un suplemento, es fundamental hablar con un profesional de la salud o con un dietista certificado que pueda evaluar tus antecedentes médicos, los medicamentos recetados que estás tomando actualmente y las posibles interacciones con los medicamentos. Los suplementos comunes para las personas mayores incluyen calcio, vitamina D y vitamina B12, dice Talegawkar.​

En casos de grandes deficiencias nutricionales, las personas mayores pueden requerir tratamientos que no están basados en la alimentación, los cuales deben seguirse con la ayuda de un profesional de la salud o de un dietista registrado. Estos tratamientos pueden incluir productos de nutrición terapéuticos, suplementos, inyecciones o infusiones de micronutrientes, o alimentación intravenosa o por tubo.

Nunca es demasiado tarde para priorizar tu bienestar nutricional. Adoptar una estrategia proactiva en tu dieta y buscar orientación médica adecuada para asegurar que estás obteniendo los nutrientes que necesitas puede ayudarte a minimizar el riesgo de deficiencias nutricionales y mantener la salud y la vitalidad a medida que envejeces, dice Talegawkar.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.