Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

4 factores poco conocidos que desencadenan alergias

Si andas estornudando, tosiendo y sintiendo picazón, podría ser por culpa de ciertos elementos cotidianos.


spinner image Una mujer estornuda mientras sostiene una copa de vino blanco
Getty Images

Estamos en plena primavera y, lamentablemente, en plena temporada de alergias, gracias a un sinfín de árboles y arbustos que están floreciendo.

Pero si crees que eres inmune a los estornudos y la picazón que van de la mano con las alergias estacionales, quizás te equivoques, dice la Dra. Neeta Ogden, alergóloga y vocera de la Asthma and Allergy Foundation of America (AAFA). “Porque estamos teniendo un tiempo más cálido y temporadas más prolongadas, adultos que nunca habían tenido alergias estacionales, como la alergia al polen, las están experimentando. Por eso, no te sorprendas si te aparece una alergia por primera vez”, dice Ogden.

spinner image Image Alt Attribute

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Y si bien consideramos mucho los factores desencadenantes de las alergias estacionales durante esta época del año, no son los únicos que nos pueden hacer sufrir. Cosas comunes y cotidianas, como por ejemplo la caspa de las mascotas y los ácaros del polvo, pueden ocasionar un brote de alergia. Ten en cuenta estos otros cuatro factores que empeoran las alergias.

1. Vino y cerveza

Ya se trate de un viaje de un día a un viñedo o una reunión casual con amigos, si eres sensible a los sulfitos, tal vez ciertas bebidas —como vino o cerveza— no valgan la pena. 

Para algunas personas con sensibilidad a los sulfitos, “beber vino puede causar síntomas respiratorios similares a los del asma, como sibilancia y dificultad para respirar”, señala la Dra. Jennifer Namazy, alergóloga e inmunóloga de Scripps Clinic Medical Group en San Diego. “Otras veces, el vino puede ocasionarles sarpullidos en la piel a esos pacientes”.

En casos muy infrecuentes, una sensibilidad a los sulfitos podría convertirse en una reacción potencialmente mortal, tal como el asma o la anafilaxia (hinchazón en la garganta, problemas para respirar, etc.), que requiere atención médica inmediata y, si se usa rápido y correctamente, un autoinyector de epinefrina como un EpiPen.

Al parecer, la sensibilidad a los sulfitos es más común entre quienes tienen asma, pues afecta a aproximadamente entre el 5 y el 10% de las personas con este trastorno. Esta sensibilidad afecta a aproximadamente el 1% de las personas sin antecedentes de asma. 

Y no solo se trata de vinos y cervezas. Muchos alimentos procesados contienen sulfitos: algunas frutas secas o enlatadas, fiambres, salchichas, aderezos, pasta de tomate, barras de granola, vinagre y muchos más.

Una regla de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) exige que para cualquier alimento o bebida que contenga sulfitos por encima de cierto nivel (10 partes por millón), eso se indique en la etiqueta o en la lista de ingredientes. (¿Tienes sensibilidad a los sulfitos? Deberías estar pendiente de estos ingredientes: bisulfato de potasio, bisulfato sódico, sulfito de sodio y dióxido de azufre).

spinner image AARP Membership Card

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Sin embargo, todavía se retiran alimentos del mercado debido a que contienen sulfitos que no se declararon. Y también hay sulfitos en algunos medicamentos, tales como ciertas gotas para los ojos, corticosteroides inyectables y algunas medicinas que contienen gelatina.

Si sabes que tienes una alergia, es importante que estés preparado. Puede resultar arriesgado “que te expongas a un alimento al que eres alérgico —por ejemplo, si no lees las etiquetas—”, dice Namazy. También puede serlo si se te olvida tu EpiPen.

Salud y bienestar

AARP® Prescription Discounts provided by Optum Rx®

Tarjeta gratis de descuento para medicamentos recetados que se puede usar en más de 66,000 farmacias en todo el país

See more Salud y bienestar offers >

2. Productos naturales

Algunos ingredientes en los productos supuestamente naturales pueden “causar alergias, como una dermatitis de contacto”, dice Ogden. La dermatitis alérgica de contacto es un sarpullido rojizo en la piel que produce picazón, ocasionado por el contacto directo con un alérgeno. Puede aparecer en la piel unas horas después de haber estado expuesto (o antes) y durar semanas. En pieles morenas y negras, el sarpullido puede verse hiperpigmentado y curtido; en pieles blancas, por lo general es agrietado y escamoso. Podrían formarse ampollas, y es posible que la piel arda y duela un poco.

Ten cuidado con el cardo mariano botánico, “que está relacionado con la ambrosía de otoño y puede causar una reacción si eres alérgico a la ambrosía”, dice Ogden. Y en muchas listas de ingredientes de productos aparece “fragancia”, que puede ocasionar síntomas tipo sarpullido con picazón. “La fragancia es uno de los principales factores desencadenantes de una dermatitis de contacto”, dice Ogden.

Algunas personas no se enteran de que son alérgicas a cierto producto hasta que se exponen al sol y tienen una reacción conocida como dermatitis de contacto fotoalérgica. Según Namazy, los síntomas típicos de este tipo de dermatitis incluyen picor, ampollas, piel enrojecida e hinchazón.

Otras causas comunes de la dermatitis alérgica de contacto son productos no muy naturales, como los adhesivos para pestañas postizas y peluquines, los esmaltes de uñas, los tintes de cabello, los perfumes y, por supuesto, el látex.

3. Un alimento conocido

Las alergias pueden surgir a cualquier edad, incluso después de haber estado expuesto por años y si nunca habías tenido problemas con un alimento o un medicamento en particular.

“Muchos adultos tal vez no se den cuenta de que los alimentos que han consumido por años o incluso los medicamentos que han tomado pueden ocasionar una alergia”, dice Ogden. De hecho, una encuesta realizada entre más de 40,000 personas descubrió que casi la mitad de los adultos con una alergia alimentaria comenzaron a tenerla siendo adultos. La investigación (en inglés) se publicó en el 2019 en la revista JAMA Network Open.

spinner image AARP Membership Card

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

El pescado y los mariscos son algunos de los alimentos más comunes que pueden ocasionar alergias a los adultos, dice Ogden. Otra sensibilidad común que se manifiesta en la edad adulta es la intolerancia (o malabsorción) a la lactosa. Si bien esta intolerancia es diferente a una verdadera alergia a los lácteos, que es un trastorno del sistema inmunitario, quienes la padecen tienen síntomas digestivos incómodos.

4. Plantas de interior

Las plantas de interior también pueden empeorar tus problemas de alergia. Uno de los motivos es el moho, que puede desarrollarse en la tierra e incomodar a quienes tienen alergia al moho, dice Namazy. (A veces, si evitas regar de más las plantas, puedes mantener a raya el moho).

Otra de las razones es el polvo, que puede acumularse en las hojas. Y algunas plantas son alergénicas por sí mismas y producen síntomas mediante el aire en interiores o al tocarlas.

Cuándo ver a un médico

No dejes de recibir tratamiento para tus síntomas de alergia. Si los productos de venta sin receta no están controlando tus síntomas, o si tus síntomas persisten por más de unos pocos días, Namazy recomienda que lo consultes con tu médico. 

“No esperes hasta que hayan pasado varias semanas”, dice Ogden. Las alergias infratratadas o sin tratamiento “pueden ocasionar consecuencias graves, como bronquitis con tos resistente al tratamiento, empeoramiento del asma por falta de aire, problemas respiratorios y de tos, sinusitis y conjuntivitis”, una infección ocular.

Por último, considera someterte a pruebas de detección de alergias. Saber a qué le tienes alergia puede ayudarte a evitar lo que te la causa.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.