Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

4 tipos de gotas para los ojos y cómo usarlas en forma segura

Las soluciones oftálmicas pueden aliviar la sequedad, el enrojecimiento, las alergias y la irritación.

spinner image Ilustración de un ojo y un gotero que deja caer una gota
GETTY IMAGES

Millones de personas usan gotas para los ojos de venta libre cada año para tratar problemas comunes, tales como la sequedad, los ojos rojos y la picazón. Si eres una de ellas, una alerta emitida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) —que halló que dos marcas de gotas para los ojos estaban asociadas con bacterias resistentes a los fármacos— tal vez te haya causado preocupación por saber si tienes un mayor riesgo de infección.

La buena noticia es que probablemente no sea ese el caso. La recomendación de los CDC (en inglés) fue específica para dos marcas de lágrimas artificiales, EzriCare y Delsam Pharma. En general, “es seguro usar las soluciones oftálmicas de venta libre”, dice Stephanie Erwin, optometrista en Cleveland Clinic. Pero lo que puede continuar siendo abrumador es determinar cuáles son las gotas apropiadas para ti. “Puede haber 40 o 50 gotas diferentes para los ojos, por lo que a una persona le puede resultar difícil determinar cuáles son las mejores”, dice.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Este es un panorama general de cuatro tipos de gotas para los ojos que se venden sin receta, y cuáles debes usar en distintas situaciones.

1. Lágrimas artificiales

Estas gotas se utilizan para lubricar los ojos. Están diseñadas para tratar el ojo seco, un trastorno en el que los ojos no producen suficientes lágrimas. El problema se vuelve más común con la edad debido a cambios hormonales, especialmente en las mujeres posmenopáusicas. Puedes ayudar a prevenir el ojo seco evitando desencadenantes ambientales, tal como la humedad baja, dice la Dra. Anat Galor, vocera de la Academia Estadounidense de Oftalmología (AAO) y profesora de Oftalmología en la Universidad de Miami. Pero tal vez necesites restaurar la salud lagrimal con lágrimas artificiales que se compran sin receta, dice.

Hay dos tipos principales de lágrimas artificiales en el mercado: las que contienen conservantes, que vienen en frasco, y las que no tienen conservantes, que vienen en viales individuales, dice la Dra. Laura Palazzolo, oftalmóloga en NYU Langone Health en la ciudad de Nueva York. En general, es preferible usar las que no tienen conservantes “si el ojo seco es más intenso y necesitas ponerte gotas más de cuatro veces al día”, dice Palazzolo. Dado que una alta cantidad de conservantes puede ser tóxica para los ojos, “es mejor usar lágrimas sin conservantes para limitar la cantidad total de exposición a esos ingredientes”, dice.

Es cierto que las gotas para los ojos sin conservantes, como las que se retiraron del mercado, conllevan un mayor riesgo de infección, observa el Dr. Christopher Starr, vocero clínico de la Academia Estadounidense de Oftalmología. Los conservantes tienen propiedades antimicrobianas que pueden evitar el crecimiento de hongos y bacterias. Pero eso no debería disuadirte de usar productos sin conservantes. Starr aconseja consultar la etiqueta del envase para asegurarte de que no sea uno de los productos que se han retirado del mercado. Si no lo es, puedes usarlo con tranquilidad. Verifica que no se haya pasado la fecha de vencimiento y mantén la punta del vial o del gotero limpia y sin contaminación.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

2. Gotas para ojos secos de uso nocturno

Estas gotas son más densas y normalmente vienen en forma de gel o ungüento para ayudar a mantener la hidratación de los ojos durante la noche. El beneficio es que “las gotas obviamente duran más, pero se hace difícil ver a través de algo espeso y viscoso porque la visión se vuelve borrosa por un rato”, dice el Dr. Vicente Diaz, oftalmólogo en Yale Medicine y jefe de Oftalmología del Bridgeport Hospital en Connecticut. Es por eso que los especialistas recomiendan aplicarlas por la noche, justo antes de dormir. Si bien con frecuencia contienen conservantes, por lo general eso no es un problema, ya que las usas solo una vez al día, señala Diaz.

Salud y bienestar

AARP® Prescription Discounts provided by Optum Rx®

Tarjeta gratis de descuento para medicamentos recetados que se puede usar en más de 66,000 farmacias en todo el país

See more Salud y bienestar offers >

3.  Gotas antihistamínicas para los ojos

Estas gotas pueden ayudar a aliviar la picazón y el enrojecimiento de los ojos causados por las alergias. “Bloquean la histamina, una sustancia química liberada como respuesta a una alergia, la cual causa picazón”, dice Erwin.

Es buena idea consultar al oftalmólogo si notas síntomas de alergias en los ojos, dice Galor. Esos síntomas incluyen picazón, ardor, enrojecimiento, lagrimeo, párpados inflamados y secreción viscosa de los ojos. Un especialista puede examinar el recubrimiento de los ojos para confirmar que los síntomas son el resultado de alguna alergia. De ser así, las gotas antihistamínicas de venta libre son la mejor opción, en vez de tomar medicamentos para la alergia en forma oral. “Un antihistamínico en sí puede secar los ojos”, explica Galor.

Un consejo: guarda las gotas en el refrigerador y sácalas cuando las necesites. “La sensación fría ayudará a aliviar los ojos”, dice Palazzolo. Si además sufres de ojo seco, no hay inconveniente en usar también gotas sin conservantes. Palazzolo recomienda que te apliques un tipo de gotas, esperes cinco minutos y luego te apliques el segundo tipo de gotas. De esa manera, “una no diluye la otra”, dice.

4.  Gotas oftálmicas para el enrojecimiento

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Estas gotas contienen ingredientes como la tetrahidrozolina, que actúan para reducir el enrojecimiento estrechando los vasos sanguíneos alrededor del ojo. Los expertos recomiendan que se usen solo en muy pocas ocasiones. “Si se usan a diario y en forma constante, tendrán el efecto opuesto: los vasos sanguíneos se dilatarán y agrandarán, por lo que los ojos se pondrán aún más rojos”, dice Palazzolo. Está bien usarlas en una situación muy infrecuente, como por ejemplo un evento en el que necesitas que tus ojos se vean más blancos para una foto, dice. Usarlas con más frecuencia puede ser problemático: “Si tus ojos están enrojecidos todos los días, probablemente haya un motivo”, dice. “Es posible que esté ocurriendo algo más. Lo que debes hacer es tratar la causa, no cubrirla”.

Si necesitas usar algo para una ocasión especial, Palazzolo recomienda gotas con una dosis baja de tartrato de brimonidina, un fármaco que normalmente se utiliza en el tratamiento de los pacientes con glaucoma. “Su efecto secundario es vasoconstrictor: reducen el tamaño de los vasos sanguíneos, por lo que no se ven tan rojos”, dice. Son más suaves que las gotas tradicionales para los ojos enrojecidos.

Cómo reducir el riesgo de una infección ocular

Independientemente de qué tipo de gotas elijas, hay algunas cosas pue puedes hacer para usarlas en forma segura a fin de reducir el riesgo de infección. Starr aconseja que no permitas que nada entre en contacto con la punta del gotero o vial dispensador. Eso incluye los ojos. Para aplicar las gotas, él recomienda inclinar la cabeza hacia atrás, empujar hacia abajo y hacia afuera el párpado inferior y dejar caer la gota sin hacer contacto con el ojo. “Si no estás seguro de si la gota entró o no, por lo general es seguro intentar otra vez”, dice. Si crees que la punta del gotero se ha contaminado, Starr recomienda desecharlo, o bien limpiar la punta con alcohol y dejarla secar al aire antes de volver a usarlo.

Si experimentas enrojecimiento, dolor o alguna secreción de los ojos, consulta al oftalmólogo de inmediato, ya que estos síntomas podrían indicar una infección que tal vez requiera otros tratamientos, como un colirio antibiótico.

¿Qué tipos de gotas para los ojos pueden usarse con lentes de contacto?

Si tienes lentes de contacto, tal vez te preguntes si puedes usar gotas para los ojos mientras tienes las lentes puestas. De acuerdo con el oftalmólogo Vicente Diaz, la respuesta es sí, pero “cuanto más densa sea la gota, menos aconsejable es usarla con lentes de contacto”. Las gotas humectantes y la mayoría de las que se usan para el ojo seco (de venta libre en las farmacias) no presentan problemas, ya que son muy finas y no distorsionarán la visión, dice. Pero si tienes gotas más densas, como las que vienen en forma de gel o ungüento, pueden adherirse a la lente y dificultar la visión, explica. Dado que por lo general este tipo de gotas solo se usa por la noche, antes de acostarse, no es un problema tan grave. Si tu médico te receta gotas para los ojos, habla con él sobre el uso con lentes de contacto.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.