Skip to content
 

Nueva esperanza para los ojos que sufren el paso del tiempo

Los problemas de visión pueden parecer inevitables, pero es posible que los adelantos recientes nos traigan un futuro más nítido.

Ilustración del ojo de una mujer

GETTY IMAGES; ILUSTRACIÓN: CHRIS O'REILY

In English |  La operación de cataratas tenía nervioso a Charles Friedlander. Si bien el gastroenterólogo de 75 años estaba familiarizado con las operaciones quirúrgicas, comentaba que "siempre es inquietante que alguien te haga algo en los ojos". Pero esta vez se encuentra tranquilo y relajado, vestido con una bata de hospital en la New York Eye and Ear Infirmary de Mount Sinai a la espera de su segundo procedimiento en cuatro semanas. "La primera operación salió tan bien que pensé: hagamos el otro ojo", explica. 

El punto focal de la operación de Friedlander es la lente artificial que su oftalmólogo, Tal Raviv, insertará para reemplazar la lente natural nublada y rígida que Friedlander tiene en el ojo derecho. La lente de reemplazo, llamada Tecnis Symfony, es una lente recientemente aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), la primera en la clase de lentes con profundidad de foco extendida, o EDOF. 

"Es un avance tan grande que la FDA la ha reconocido como una categoría de lente completamente nueva", dice Raviv.

La mayoría de los lentes de reemplazo de cataratas permiten enfocar solo de lejos o de cerca; los pacientes deben elegir con anticipación la distancia a la cual quieren ver mejor. Una lente EDOF de amplio espectro que permita a los pacientes ver con claridad todo el campo completo de visión ha sido el grial de la cirugía de cataratas durante muchos años, explica Raviv, pero las versiones iniciales eran más propensas al resplandor y a los halos, efectos secundarios que si bien no se eliminan completamente, se reducen con el lente Symfony, un producto para el cual Raviv es consultor. El lente Symfony brinda un foco nítido en un rango que va desde lejos hasta la crítica distancia media en la que la persona ve pantallas de computadoras, tableros y mesadas, a la vez que reduce al mínimo las molestas anomalías. (Es posible que de todos modos sea necesario usar anteojos para leer). 

Si Friedlander también tuviera glaucoma —como es el caso del 20% de los pacientes de Raviv— el oftalmólogo podría instalar simultáneamente un estent minúsculo que drene el líquido de los ojos y alivie la presión que puede dañar el nervio óptico. El iStent, que es aproximadamente del tamaño del número 1 en la fecha de una moneda de un centavo, es "el implante más pequeño que la FDA ha aprobado para utilizar en el cuerpo humano y está revolucionando el tratamiento del glaucoma", dice Raviv.

La cirugía de Friedlander termina en lo que pareciera ser un abrir y cerrar de ojos. Raviv se toma alrededor de tres minutos para ablandar la catarata con golpes intensos de luz láser para que sea más fácil quitarla. "El resultado es una recuperación más rápida", indica. A continuación, Friedlander es trasladado a una habitación oscura donde Raviv observa el lente iluminado de su paciente a través de un microscopio, mientras que un avanzado sistema mide el ojo y proyecta la operación en una pantalla plana de TV. Aproximadamente nueve minutos después, la nueva lente está en su lugar.

Sentado en la sala de recuperación media hora más tarde, Friedlander ya ve mejor. "La luz es más limpia y nítida", dice. Después de recuperarse durante el fin de semana, ya está de vuelta trabajando en su consultorio de gastroenterología. "Antes de la operación no podía leer nada con el ojo izquierdo y necesitaba anteojos potentes para el ojo derecho", explica. "Ahora, no necesito anteojos para nada. Mi visión está nuevamente en el nivel que tenía antes de cumplir los 50".

Adelantos como este están cambiando la manera en que los oculistas tratan todos los problemas importantes relacionados con la edad. "Es una época fascinante para la salud visual", dice Julia Haller, oftalmóloga jefa del Wills Eye Hospital en Filadelfia.

Estas son algunas de las innovaciones en las que podemos enfocar la mirada:

Cataratas

El problema

Las proteínas que componen el lente del ojo que reacciona a la luz comienzan a aglomerarse con la edad y la visión se va volviendo nublada, borrosa y sensible al resplandor. El lente Symfony es solo uno de los avances recientes.

La nueva esperanza

Ajuste posquirúrgico: Durante la operación de cataratas, el oftalmólogo debe estimar la corrección que debe tener el lente de reemplazo, pero durante la cicatrización pueden ocurrir desplazamientos que desacomodan la corrección y entonces el resultado podría no ser el óptimo, dice el oftalmólogo Nick Mamalis, codirector del Ocular Research Center de la University of Utah. El lente ajustable RxSight Light Adjustable Lens permite que los médicos modifiquen su potencia entre dos y cuatro semanas después de la operación, una vez que el ojo ha sanado y se ha estabilizado la refracción. 

Una solución para los lentes de reemplazo viejos: Un paciente que ya se ha operado de cataratas podría, en el futuro, modernizar el lente que se colocó. Un sistema que está desarrollando Perfect Lens utiliza un láser para modificar la corrección de un lente estándar que ya está colocado en el ojo. Si la visión cambia con el tiempo, es posible continuar ajustando el mismo lente sin necesidad de una nueva operación. 

Mala visión nocturna y sensibilidad al resplandor pueden ser una señal del comienzo de las cataratas.

Glaucoma

El problema

El líquido que circula en el ojo mantiene niveles saludables de presión porque el exceso se drena a través de una malla de canales de drenaje. Si esta malla no funciona bien y el líquido se acumula, la presión en el ojo puede dañar el nervio óptico y generar pérdida de visión. Sin embargo, no todos los pacientes responden a los medicamentos actuales, y las operaciones tradicionales de glaucoma son procedimientos mayores que pueden tener efectos secundarios potencialmente graves, si bien las complicaciones no son frecuentes.

La nueva esperanza

Medicamentos innovadores: Vyzulta, un medicamento aprobado por la FDA en noviembre del 2017, pertenece a una clase existente de medicamentos llamados análogos de las prostaglandinas. Actúa liberando óxido nítrico y aporta doble acción para reducir la presión en el ojo. Rhopressa, aprobado recientemente, pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores de la Rho kinasa; estos inhibidores trabajan en las células de la malla de drenaje del ojo para restablecer la secreción de líquido. 

La microcirugía invasiva del glaucoma (MIGS) es un procedimiento relativamente nuevo que aunque no es siempre tan eficaz como la operación de glaucoma tradicional, causa menos trauma y tiene menos efectos secundarios. El iStent aprobado por la FDA es un pequeño tubo que restaura el drenaje tradicional de líquido a través de la malla de drenaje del ojo; se implanta por medio de una incisión tan pequeña que los cirujanos la observan con un microscopio. (Recientemente la FDA aprobó una versión aún más pequeña llamada iStent inject). El estent CyPass Micro-Stent es similar: abre una vía de drenaje para el líquido por otro canal. Ambos se colocan al momento de la operación de cataratas, de modo que el riesgo de la cirugía añadida es aún menor.

La pérdida de visión periférica es una indicación clave de la presencia de glaucoma. 

Degeneración macular

El problema

La degeneración macular asociada con la edad (DMAE) tiene un componente genético, pero aumentar de peso, fumar y no usar gafas de sol son algunos de los factores relacionados con el estilo de vida que aumentan el riesgo de sufrir esta enfermedad. La degeneración ocurre cuando la mácula —la parte central de la retina sensible a la luz, ubicada en la parte posterior del ojo— se daña. El resultado es la distorsión y pérdida de visión en el centro del campo de visión. En la forma húmeda de la enfermedad, los vasos sanguíneos goteantes y el tejido cicatricial pueden acelerar sustancialmente la pérdida de visión. Los suplementos AREDS2 (una combinación de vitaminas C y E, zinc, cobre, luteína y zeaxantina) pueden retrasar el avance de la enfermedad. En la DMAE húmeda, la inyección regular de medicamentos en el ojo puede inhibir una proteína llamada factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), la cual promueve el crecimiento de vasos sanguíneos anormales. También hay opciones quirúrgicas. Pero estos tratamientos solo pueden retrasar el avance de la DMAE, no detenerlo, y la enfermedad puede causar ceguera grave. 

La nueva esperanza

Terapia de genes: Ya está cerca el día en que podremos prevenir o curar las causas genéticas de enfermedades como la DMAE por medio de la corrección de genes. “Un virus desactivado que se carga con un gen corregido penetraría en las células e insertaría un nuevo código en el ADN de la persona en forma similar al 'cortar y pegar' que se hace en una computadora”, explica Haller. En diciembre del 2017 la FDA aprobó este método para una enfermedad que causa ceguera en los niños. Es la primera terapia de genes para una enfermedad hereditaria. Los expertos anticipan más avances en la próxima década, incluso la posibilidad de programar el cuerpo para que cree su propio medicamento para combatir el factor de crecimiento endotelial vascular.

Próxima generación de células madre: Todos hemos oído hablar de las células madre embrionarias y la controversia que genera su utilización. Ahora, hay una categoría nueva de células que se pueden derivar del cuerpo de una persona y utilizar para hacer crecer una variedad de tejidos y células nuevas, entre ellas células específicas de la retina que se deterioran en la degeneración macular. Es posible que antes de diez años esté disponible un tratamiento comercial.

Un telescopio en el ojo: Este es el primer y único dispositivo quirúrgico aprobado por la FDA para personas en la última etapa de la degeneración macular. Un telescopio en miniatura se implanta para reemplazar el lente de un ojo; el telescopio magnifica el campo de visión y mejora la visión central. El dispositivo está actualmente limitado a quienes no se han operado de cataratas, pero un nuevo estudio está investigando si es posible reemplazar la lente intraocular instalada originalmente con el telescopio sin comprometer la seguridad del paciente.

No ver bien al ingresar a una zona poco iluminada a menudo es la primera señal de degeneración macular.

Síndrome del ojo seco

El problema

Con la edad, las glándulas de los ojos producen menos lágrimas y también menos aceites que evitan que las lágrimas se evaporen. Más de 16 millones de personas en Estados Unidos sufren los síntomas de este trastorno. El problema es especialmente común en las mujeres. Las lágrimas artificiales de venta libre pueden ayudar; en su defecto, los médicos pueden recetar gotas antiinflamatorias para los ojos para ayudar a restablecer la función normal de las glándulas, pero estos tratamientos no son eficaces en todas las personas y pueden pasar meses hasta que den resultado. Otra opción es que el médico inserte pequeños tapones de plástico en la esquina de cada párpado cerca de la nariz para ayudar a que las lágrimas permanezcan en los ojos.

La nueva esperanza

Medicamentos revolucionarios: Xiidra (lifitegrast) es un medicamento tópico que trata la inflamación ocular bloqueando un antígeno específico. "Puede tener efecto en solo dos semanas", dice Terry Kim, un oftalmólogo en la Facultad de Medicina de Duke University. Próximamente habrá unas gotas con lubricina, que es una glicoproteína compleja con propiedades lubricantes nuevas.

Ayuda para las glándulas: El sistema de pulsación térmica LipiFlow Thermal Pulsation System trabaja para limpiar las glándulas que recubren los párpados y mejorar la secreción de aceites. El procedimiento se realiza en el consultorio. Con un dispositivo, se aplican pulsos de calor y presión al párpado, los que licuan y expulsan las obstrucciones de la glándula al tiempo que protegen el ojo. Los pacientes que participaron en un pequeño estudio realizado en Harvard reportaron un alivio de los síntomas hasta tres años después de haber recibido un solo tratamiento de doce minutos.

Tratamiento ocular por la nariz: El neuroestimulador TrueTear Intranasal Tear Neurostimulator —un dispositivo manual que genera pulsos cosquilleantes de energía en la nariz— estimula la producción natural de lágrimas. En un estudio, aumentó significativamente la producción de lágrimas en 97 pacientes con nivel moderado a grave del síndrome del ojo seco.

Gotas implantables para los ojos: El síndrome del ojo seco puede ser difícil de tratar, en parte porque la gente se cansa de ponerse gotas en los ojos. Los sistemas que se están desarrollando actualmente permitirán el implante de depósitos de la medicina en el ojo, la cual se liberará en forma gradual durante unos meses. Además, los investigadores están estudiando las maneras de formular medicamentos utilizando minúsculas nanopartículas que podrían tener mejor penetración, lo que permitiría utilizarlos con menos frecuencia.

Ver líneas rectas como si fueran onduladas podría indicar un problema de degeneración macular.

Miopía e hipermetropía (visión de cerca y de lejos)

El problema

Los lentes pierden flexibilidad con el tiempo, lo que reduce su capacidad de adaptarse para enfocar a distintas distancias. 

La nueva esperanza

Implantes que modifican la luz: Estos implantes se insertan bajo la córnea y modifican la luz antes de que llegue al lente. El implante Kamra usa un agujero del tamaño de un alfiler para ajustar el foco en forma similar a cuando se cierra la apertura de una cámara. "Los implantes son una nueva categoría de dispositivos que pueden minimizar la necesidad de anteojos para leer", dice el oftalmólogo Tal Raviv.

Programas de entrenamiento para los ojos: Las investigaciones preliminares sugieren que mirar fijamente unas líneas borrosas llamadas "parches de Gabor" durante 30 minutos unas pocas veces por semana puede entrenar al cerebro para mejorar la visión de cerca. Algunos oftalmólogos dicen que no deberíamos albergar muchas esperanzas, pero la aplicación GlassesOff para dispositivos iOS y Android ($25 por tres meses) brinda acceso a un programa similar que asegura que en tres meses puede hacer que el usuario vea con más nitidez las letras del tamaño que se usa en los periódicos.

Richard Laliberte, un galardonado periodista especializado en la salud, ha escrito o colaborado en la creación de cinco libros.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.