Skip to content

COVID-19: La vacunación, los cheques de estímulo económico y otras noticias. Infórmate

 

¿Los ácaros de tus pestañas están fuera de control?

Cómo mantener a raya a estas criaturas generalmente inofensivas por medio de la higiene.

Vista cercana de un ojo

GETTY IMAGES

In English | Es perturbador, ¿no? En este momento, mientras lees estas palabras, hay parásitos microscópicos (conocidos como ácaros Demodex) viviendo en tus pestañas.

¿Y qué hacen allí? Bueno, a estas criaturas les encanta el aceite, lo que hace que los bordes de tus pestañas sean terreno fértil, pues cada borde está recubierto por alrededor de 25 glándulas que producen sebo. A estos ácaros no les gusta la luz en absoluto, y por eso, durante el día, se acurrucan en lo profundo de los folículos de las pestañas y duermen.

Salen a la noche, mientras dormimos, y hacen una fiesta: se aparean y se alimentan de células de la piel muertas. “Por eso es que solemos tener más costra alrededor de los ojos cuando nos despertamos”, dice Julie Lam, una optometrista de Cave Creek, Arizona. Cuando se termina la diversión, se meten de nuevo en los folículos de las pestañas para depositar sus huevos.

 Ilustración de ácaros de pestañas en un folículo

GETTY IMAGES

Los ácaros Demodex viven en nuestras pestañas.

Consejo de higiene

Hasta librarte de los ácaros, no uses maquillaje para ojos, cambia las toallas de forma regular y mantén limpias las sábanas y las fundas de las almohadas lavándolas con agua caliente y secándolas en una secadora con aire caliente. También examina a los miembros de tu familia y a tus mascotas para comprobar si hay síntomas de una infestación.

Antes de apresurarte hasta el espejo del baño con lupa en mano, hay algunas cosas que debes saber. Antes que nada, no puedes ver estos parásitos. Además, y esto es un tanto tranquilizador, todos tenemos pequeñas cantidades de parásitos; son parte del microbioma normal de nuestro cuerpo.

“En pequeñas cantidades, los ácaros Demodex por lo general no son un problema”, asegura Scheffer Tseng, un médico oftalmólogo radicado en Miami. “Sin embargo, si se reproducen en grandes cantidades, llegas a un umbral”. Y es entonces cuando las cosas se tornan algo desagradables.

Problemas de ojos y piel relacionados con los ácaros

Blefaritis. “La blefaritis es la enfermedad común más frecuentemente asociada con los ácaros”, dice Tseng. Esta inflamación de los párpados, que habitualmente ocurre como resultado de una obstrucción en las glándulas sebáceas de la base de las pestañas, puede deberse a una infestación. Además, los ácaros Demodex transportan bacterias y las depositan en la piel, lo que causa irritación e inflamación de los párpados, lo que puede llevar a los síntomas característicos: costra en las pestañas, picazón en la piel circundante, visión borrosa variable y ojos enrojecidos, hinchados y llorosos. (Para empeorar las cosas, los ácaros se alimentan de la costra existente, lo cual complica la enfermedad). Y los huevos que depositan a lo largo de la base de las pestañas pueden causar triquiasis (desviación de las pestañas) o la pérdida de las pestañas.

Rosácea. Los ácaros Demodex también pueden aparecer con frecuencia en grandes cantidades en aquellas personas que padecen rosácea, lo que lleva a nuevos brotes. De hecho, las personas que padecen esta enfermedad de la piel tienen alrededor de18 veces más ácaros. “Aún estamos tratando de definir cuál es la conexión, si los ácaros Demodex son la causa o el resultado de la rosácea”, dice Lam. Sin embargo, según la National Rosacea Society, “parece haber cada vez más evidencia de que la superabundancia de Demodex pueda ocasionar una respuesta inmunitaria en las personas que padecen rosácea, o que ciertas bacterias asociadas con los ácaros puedan causar la inflamación".

Cómo manejar el posible exceso de ácaros

Visita a tu médico si presentas posibles síntomas de un brote. Los médicos pueden quitar cuidadosamente pestañas individuales y observarlas con un microscopio para comprobar si hay ácaros adheridos a los folículos.

La forma más efectiva de eliminar una infestación leve es la higiene diaria del ojo. Limpia el ojo dos veces al día con agua tibia y un limpiador suave. La piel que no está limpia les da a los ácaros una nutrición de lípidos adicional, lo que los anima a quedarse y reproducirse. “No es necesario que mates a los ácaros; solo tienes que evitar que se apareen”, dice Tseng. “Morirán con el tiempo”.

Mejor aún, compra un paquete de toallitas para párpados. El movimiento de limpieza de un lado al otro suele ser más eficiente para quitar el maquillaje, el aceite y otras acumulaciones de los párpados, dice Lam, quien les receta las toallitas exfoliantes para párpados Ocusoft a sus pacientes. Envuelve una toallita alrededor del dedo y pásala suavemente por la base de los pestañas superiores e inferiores; luego, enjuaga las pestañas.

Si tienes un episodio de blefaritis, coloca una toallita tibia humedecida sobre los ojos limpios durante unos minutos todos los días. La humedad tibia hará más fácil quitar la costra acumulada y mantener las pestañas y los párpados limpios. También ayudará a reducir las secreciones de las glándulas, que estimulan las bacterias que causan irritación. Y con menos secreciones, tendrás menos ácaros porque estos tendrán menos para alimentarse.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Brotes más graves

“La blefaritis tiene su origen en las bacterias, y entonces, cuando limpias alrededor de los ojos, por lo general mejora”, dice Lam. Pero si la limpieza alrededor de los ojos no disminuye los síntomas, agrega, “hay que ser un poco más agresivo”.

El aceite del árbol de té, aplicado a lo largo de la línea de las pestañas, es como kriptonita para los ácaros. “En su forma pura o en altas concentraciones, el aceite del árbol de té contiene componentes químicos que pueden ser extremadamente irritantes”, dice Tseng, quien sugiere usar una fórmula más suave de venta libre con infusión de aceite de árbol de té diluido. Uno de esos productos, Cliradex, contiene un potente componente del aceite del árbol de té: el 4-terpineol. Esta sustancia actúa matando directamente a los ácaros y alterando el ciclo de vida para prevenir una nueva infestación, y también alivia los síntomas, como la picazón.

“El ciclo total de vida de los ácaros es de varias semanas”, dice Lam. “Pero habitualmente hago que mis pacientes usen toallitas de árbol de té durante al menos 30 a 60 días, según la gravedad del problema”.

Los procedimientos en el consultorio, tales como la microexfoliación, también pueden recomendarse para brindar alivio a aquellos que tienen problemas relacionados con la blefaritis. BlephEx, por ejemplo, usa un dispositivo con una punta de esponja rotativa que remueve las acumulaciones, las costras y los restos de bacterias a lo largo de la línea de las pestañas. Si se trata de una infestación intensa, tu oculista podría recetarte un ungüento medicado que se frota a lo largo de la línea de las pestañas. El ungüento no solo combatirá las bacterias y reducirá la inflamación, sino que también evitará que los ácaros se desplacen y se multipliquen. Es posible que se necesiten esteroides o antibióticos adicionales para tratar los problemas de piel subyacentes.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.