Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Los adultos mayores se deben enfocar más en su vista

Cuando los problemas oculares no son obvios, muchas personas no se hacen chequeos.

Mujer en una consulta con su oftalmólogo

GETTY IMAGES

In English | Según una encuesta llevada a cabo por University of Michigan y AARP, muchos adultos mayores de 50 años no se hacen chequeos regulares para detectar problemas de visión, lo que significa que las enfermedades oculares pueden no ser identificadas ni tratadas con tiempo suficiente para evitar el deterioro de la vista.

El 18% de las personas mayores encuestadas dijeron no haber consultado a un optometrista u oftalmólogo en al menos tres años, o admitieron no estar seguras de cuándo se habían realizado el último examen de la vista. El estudio formó parte de la National Poll on Healthy Aging (Encuesta nacional sobre el envejecimiento saludable), patrocinada por AARP y Michigan Medicine, el centro médico académico de University of Michigan.

Más del 40% de quienes dijeron no haber consultado a un oculista en al menos tres años explicaron que no lo habían hecho porque no tenían problemas de visión. Otros dijeron que el costo del chequeo los disuadió o que simplemente aplazaron la consulta.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


"La pérdida de la visión afecta la salud integral de los adultos mayores, el riesgo de caídas, las interacciones sociales, la calidad de vida", dice Alison Bryant, vicepresidenta sénior a cargo de investigaciones de AARP. "Pero no todo el mundo tiene cobertura médica para el cuidado de rutina de la visión o para anteojos".

La encuesta también reveló que muchos médicos de atención primaria no les preguntan rutinariamente a sus pacientes sobre su visión: el 58% de quienes se hacen chequeos médicos regulares dijeron que sus médicos de atención primaria u otros proveedores de servicios de salud no les preguntaron acerca de su vista. La probabilidad de que se les preguntara acerca de la visión fue más alta entre los encuestados de bajos ingresos familiares o con antecedentes de enfermedades oculares o diabetes. Aun así, 2 de cada 5 personas con diabetes que se hicieron chequeos regulares con su médico de atención primaria dijeron que el médico no les preguntó sobre su vista.

Hay una serie de enfermedades oculares relacionadas con la diabetes, entre ellas la retinopatía diabética y el edema macular diabético. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que las personas con diabetes se hagan un examen completo de la vista todos los años y aquellas con alto riesgo de glaucoma se lo hagan cada dos años.

Los médicos señalan el peligro de esperar hasta que se deteriore la vista para hacerse un examen. Muchas enfermedades oculares pueden no presentar señales tempranas de advertencia, pero se pueden diagnosticar con un examen completo y, con el tratamiento adecuado, podrían evitarse daños adicionales. 

Los problemas oculares más prevalentes son las cataratas, el glaucoma, la degeneración macular y las enfermedades oculares relacionadas con la diabetes. Aproximadamente un cuarto de los encuestados dijo haber recibido el diagnóstico de al menos una de esas enfermedades.

"Sabemos que muchas enfermedades oculares se vuelven más comunes con la edad, pero casi todas las que causan pérdida de la visión se pueden evitar o tratar", dice Joshua Ehrlich, profesor adjunto de oftalmología y ciencias visuales en el Kellogg Eye Center de University of Michigan. "Para aquellos con factores de riesgo como diabetes u otras enfermedades específicas o con antecedentes familiares de enfermedades oculares, recibir atención ocular regularmente podría ser la clave para evitar el deterioro de la vista".

Preeti Malani, directora de la encuesta y especialista en geriatría, dice que el hecho de que no se hable de la visión durante las consultas de atención primaria se debe, en parte, a que la prioridad son otras enfermedades. "Los adultos mayores frecuentemente tienen una larga lista de preocupaciones sobre su salud que desean consultar con el médico de atención primaria. Es probable que no tengan siempre presentes los problemas de la vista".

Pero los investigadores consideran que los proveedores de atención primaria son socios importantes de los especialistas en el cuidado de la vista y deben asesorar a los adultos con alto riesgo sobre cuándo consultar a un oculista. Si hablan de los problemas de la vista con los pacientes los ayudarán a recordar que deben hacerse chequeos regulares de la visión y hacer de la salud ocular una prioridad. El informe completo de los hallazgos y la metodología de la encuesta está disponible en healthyagingpoll.org (en inglés), junto con informes anteriores de la National Poll on Healthy Aging. 

Los resultados de la encuesta se basan en las respuestas de 2,013 adultos de entre 50 y 80 años. El margen de error para todas las frecuencias de preguntas es de más/menos 1 a 2 puntos porcentuales, y es mayor entre los subgrupos.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.