Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo hacer el mantenimiento de tu auto y protegerte del coronavirus

¿Tu vehículo necesita una reparación urgente? Sigue estas pautas de seguridad.

Manos con guantes de color azul limpian el volante de un auto

Martinedoucet/Getty Images

In English | A no ser que tu automóvil necesite reparaciones inmediatas, no vayas al taller —al menos en el corto plazo—.

Ese es el consejo del Dr. Pat Carroll, director médico de la plataforma de telemedicina Hims and Hers, con sede en San Francisco.

"Esta pandemia es un problema de salud serio y significativo", afirmó. "Así como las personas están posponiendo el chequeo médico de rutina, definitivamente deberías posponer el mantenimiento de rutina de tu automóvil".

Pero claro, ciertos tipos de mantenimiento del vehículo no pueden posponerse. Para saber si tienes que llevar tu auto al taller, llama y pregunta, dice James Garnand, propietario de Hi-Tech Car Care en Phoenix y presidente de Network of Neighborhood Auto Repair Professionals. "El mecánico también puede explicarte cómo podrías hacer tú mismo una reparación simple", indica. "Agradecemos tu interés y nos gustaría ayudarte".


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Cómo mantener alejado al virus

Pero si el servicio que necesitas se debe a una fuga de refrigerante, una batería defectuosa o cualquier otra falla grave, puedes protegerte. No confíes por completo en los centros de servicio rápido, incluso aquellos que reparen tu automóvil en talleres, sugiere Brian Haggerty, propietario de Cross Island Collision en Floral Park, Nueva York. Pregunta antes de ir. "Si no tienes que salirte del automóvil, excelente", afirma. "Pero creo que sí prefieren conducirlos ellos mismos. No te dejan hacerlo por razones de responsabilidad".

Incluso si consigues un taller que te permita entrar y salir de él conduciendo tú mismo, Haggerty recomienda usar guantes y una mascarilla. El mecánico también debe usarlos. Baja la ventana solo un poco para poder hacer el pago, y desinfecta tu tarjeta de crédito antes de guardarla.

Cualquiera sea el taller que frecuentes, Haggerty, Garnand y otros expertos sugieren tomar las siguientes precauciones.

Si necesitas asistencia en la carretera

Muchas compañías de remolque están tomando medidas preventivas adicionales para evitar la propagación de la COVID-19.

Espera que los operadores de los remolques usen guantes y mascarillas; ellos esperarán que hagas lo mismo. Pero prepárate para lo peor antes de conducir.

• Ten toallitas con antiséptico, guantes y una mascarilla en tu automóvil.

• Asume que el conductor de la grúa no te llevará a casa.

• Pide a la compañía de remolque ayuda para coordinar el transporte de retorno a casa si no tienes como hacerlo.

• Lávate las manos y la cara tan pronto te sea posible.

"La palabra clave es cautela", señala el Dr. Patrick Carroll, director médico de la plataforma de telemedicina Hims and Hers, con sede en San Francisco. "Probablemente sea ese momento en la vida en que se recomienda ser un poco obsesivo o compulsivo y simplemente asumir que [el virus] está en muchas de las superficies duras".

Sigue las guías de los CDC y espera que los demás también lo hagan. "Usa mascarilla y guantes, y elige un lugar que [exija a sus empleados] lo mismo", dice Haggerty. "Llama y pregunta si lo están haciendo en ese lugar. Solo recibimos a los clientes cuando tenemos guantes y mascarillas puestos. Y mantenemos una distancia de seis pies".

No toques artículos que no hayan sido desinfectados. Las llaves y los documentos se dejan en el mostrador y se desinfectan antes de que los toquen los clientes de Haggerty.

Asegúrate de que el taller desinfecte tu automóvil. "No temas preguntar: '¿Cómo se aseguraron de que mi vehículo es seguro?'", dice Garnand. Mejor aún, pide a los mecánicos que desinfecten el automóvil cuando los observas.

Desinféctalo tú también. No confíes en los demás, recomienda Haggerty. Desinfecta tu vehículo incluso si lo hizo el mecánico.

Limpia los lugares ocultos. Limpia el tablero, la palanca de cambios, los cinturones de seguridad y cualquier otra superficie expuesta, sugiere Ragina C. Ali, gerente de relaciones públicas y gubernamentales de AAA Mid-Atlantic en la sede de Wilmington, Delaware.

Aunque la limpieza es fundamental, ten cuidado de no usar alcohol ni lejía en las superficies de cuero o vinilo, advierte, ya que podría agrietar y decolorar los asientos y el volante. Revisa el manual del propietario para obtener información sobre los productos de limpieza profunda de las superficies de tu automóvil de manera segura. La Agencia de Protección Ambiental también tiene una lista de los criterios (en inglés) de los productos de limpieza eficaces.

Mantente alerta en la gasolinera

No solamente los clientes con automóviles en las plataformas de servicio podrían estar expuestos al coronavirus, sino también los que lleven a cabo las tareas rutinarias, como cargar gasolina. Para todos aumenta el riesgo de infección.

"Se asume que hay gotitas en todas las superficies", dice Carroll. “Tendrás que usar guantes protectores. Si puedes, [usa un desinfectante y] limpia la superficie del surtidor de gasolina". Además, dice, ten cuidado de no dejar que tu cabello o ropa entren en contacto con el surtidor de gasolina.

"Son portales de entrada del virus", explica Carroll. "Tan pronto llegues a casa, lávate bien las manos, el cabello y cualquier cosa que pueda haber entrado en contacto con el surtidor".

También recomienda que te laves la cara y alrededor de las orejas. Sin embargo, eso no es suficiente. La mayoría toca la billetera y la tarjeta de crédito después de cargar gasolina. Incluso si usas guantes de goma, al manipular los artículos, estos podrían transmitirte el virus. Así que limpia los guantes con antiséptico y lávalos o bótalos.

"Tienes que ser disciplinado en cuanto a limitar exponerte a otras personas, excepto cuando sea absolutamente necesario", indica Carroll. "Las personas mayores de 50 años corren un riesgo más alto, y el riesgo es aún mayor para las personas de 65 años o más. Realmente deberías minimizar el contacto con las personas fuera de tu hogar".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO