Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

8 señales de que encontraste el taller mecánico correcto

¿Cómo puedes estar seguro de que has gastado bien tu dinero? Sigue estas indicaciones.

Dos autos en un taller de reparación y mantenimiento

Westend61/Getty Images

In English 

La primera regla para encontrar un buen taller de autoservicio es la de preguntar a alguien cómo encontrar un buen taller de autoservicio.

“Si conoces personas que dicen ‘he contratado a este señor durante 20, 30 años y siempre resultó muy bueno’, no ignores eso”, dice Heath Knox, un mecánico de autos con mucha experiencia que ahora se ocupa del mantenimiento de una flota de camiones para una compañía en el Aeropuerto Internacional de Pittsburgh. Consejos para tener en cuenta al contratar el servicio de mantenimiento de tu auto.

1. El taller tiene las certificaciones correctas en la ventana.

Busca los emblemas azules y blancos de ASE; esto indica que los técnicos han pasado pruebas y están certificados por el National Institute for Automotive Service Excellence (ASE). “Con la tecnología que cambia a un ritmo tan rápido, la experiencia no puede compensar la falta de capacitación”, dice Dave Cappert, mecánico de autos experto y ahora administrador del campus de ASE.

2. El taller pasó una prueba.

Cappert dice que es una buena idea establecer una relación con el concesionario o el taller de reparación de autos para asuntos de rutina, como cambios de aceite e inspecciones, para que cuando tengas una emergencia o un trabajo urgente ya estés cómodo con el taller.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


3. El taller tiene buenos antecedentes.

La organización Better Business Bureau (bbb.org) puede mostrarte cuánto tiempo ha estado el taller o el concesionario en funcionamiento, cuántas quejas se han resuelto últimamente y su calificación de BBB. Sin embargo, ten cuidado con las calificaciones de los usuarios en internet. Cappert dice: “Tienes que prestar atención a los comentarios atípicos. Es posible que haya 100 personas haciendo comentarios sobre un ladrillo y que 99 digan que es fuerte, rojo y útil. Pero alguien dice ‘es el peor ladrillo que he visto’". 

4. El taller demuestra orgullo en cuanto a su apariencia.

Puedes ignorar un poco dedesorden; no es un restaurante. Pero ten cuidado con el desorden constante. “Es posible que el desorden constante en todo el taller y el local en general reflejen una falta de atención al detalle”, dice Cappert.

5. Los técnicos se comunican bien.

Asegúrate de que puedan decirte qué es lo que no está bien, cómo se arreglará y cuánto es probable que cueste —usando palabras que tú puedas entender—. “Un buen mecánico puede explicarte qué trabajo es necesario y debe hacerse de inmediato, y qué puede esperar hasta que tengas más dinero”, dice John Ibbotson, mecánico jefe de Consumer Reports. “Si eres un cliente regular, es muy probable que te traten correctamente, lo cual puede ser una ventaja cuando hay que realizar esos trabajos realmente costosos”.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


6. La gerencia garantiza el trabajo que se hace.  

En lugar de confiar en la personalidad y las relaciones, enfócate en la garantía por escrito que el taller ofrezca con respecto a las reparaciones, así como también su historial de cumplimiento de sus compromisos legales, dice Cappert. “Un taller con una política de garantía sólida y clara agrega la confiabilidad de que hará bien su trabajo la primera vez. Y si las cosas no salen bien, lo cual puede suceder, el cliente sabe que lo solucionarán”, dice Jeff Bartlett, editor adjunto de autos de la revista Consumer Reports.

7. El taller se mantiene actualizado para ayudarte.

Asegúrate de que el taller reciba los boletines de servicio técnico de los fabricantes de autos. Estos boletines proporcionan la forma aprobada por el fabricante de resolver un problema nuevo o uno común —tal como dificultad en los cambios de marcha o pérdidas en la transmisión— que no cumple los requisitos para un retiro del mercado. El trabajo relacionado con un boletín de servicio técnico debe ser gratis mientras tu auto aún está en garantía, por lo que debes preguntar.

8. Es conveniente para ti.

No ignores la comodidad. ¿Está cerca el taller? ¿Ofrece llevarte hasta tu casa luego de dejar tu auto? ¿Recogerte cuando el auto esté listo? ¿Hay un lugar cómodo y —en este período de pandemia— desinfectado (preferiblemente, con una conexión wifi de internet) por si quieres esperar mientras se realiza el trabajo? ¿Hay un lugar seguro para dejar tus llaves si quieres dejar el auto la noche anterior en lugar de hacerlo temprano en la mañana? Todos estos son criterios legítimos y adecuados sobre los que preguntar.


Mecánico escribiendo un presupuesto para trabajos de reparación

manley099/Getty Images

Tipos de documentación

Habitualmente, hay tres documentos relacionados con una reparación de auto. Aquí te decimos cómo comprender cada uno y asegurarte de que te traten de manera justa.

La hoja de recepción: Generalmente, esto incluye tu solicitud para un trabajo específico o detalla los "síntomas" que quieres que se investiguen. Tus comentarios deben ser específicos: ¿qué trabajo está autorizado a hacer el taller de forma inmediata? Usualmente, eso se limitaría a mantenimiento de rutina o una evaluación de diagnóstico. El formulario debería decir bajo qué circunstancias el taller puede hacer trabajos adicionales o cobrarte más sin darte un presupuesto por escrito, aunque algunas veces una simple llamada telefónica y tu consentimiento se consideran suficientes para proceder con el trabajo adicional.

El presupuesto: Si el trabajo inicial era simplemente diagnosticar un problema o si el taller descubre algo serio durante tareas de rutina, debería proporcionar un presupuesto detallado del trabajo que recomienda y cuánto costaría. El mecánico puede proceder solo luego de tu aprobación. Si no entiendes, pídele al taller que te explique las cosas en lenguaje claro. El presupuesto debería incluir tanto una estimación de los repuestos que se necesitarán (y su costo) como de las horas requeridas para hacer el trabajo. Si has hecho la averiguación correspondiente, sabes cuál es la tarifa de mano de obra —probablemente $100 por hora o más, aunque puede variar mucho de un taller a otro—. En cuanto a los repuestos, siempre es más complicado de lo que crees. Es posible que cambiar una bomba de agua, por ejemplo, requiera una amplia variedad de abrazaderas y mangueras.

La cuenta: No debería variar mucho con respecto al presupuesto, a menos que hayas autorizado reparaciones y gastos adicionales. Asegúrate de que sea detallada; debería mencionar todos los repuestos que se usaron y su costo, así como también un detalle de las horas que realmente tomó hacer el trabajo. Es posible que también haya una "tarifa de taller" o una línea para "suministros", lo cual habitualmente se explica como un cargo por trapos de limpieza, grasa, solventes y el desecho seguro de elementos peligrosos para el medioambiente. A veces, un taller pequeño detallará esos cargos por elemento, pero es posible que los talleres grandes carguen un porcentaje de la cuenta total como una tarifa de taller, tal vez $40. De cualquier manera, pagas por las cosas que el taller usa para hacer el trabajo.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO