Skip to content
 

14 siglas relacionadas con los autos que deberían conocer los conductores

Antes de comprar un auto nuevo, es importante entender la jerga.

Partes traseras de automóviles alineados

Getty Images

In English

​La compra de un auto nuevo puede ser abrumadora por varias razones, entre ellas la escasez de inventario, los problemas en la cadena de suministro y los elevados precios. Y si no has entrado recientemente a ese mercado, tal vez te sientas obligado a aprender todo un léxico nuevo. La tecnología automotriz moderna ha dado lugar a un sinfín de siglas que pueden ser difíciles de recordar, pero hay que entenderlas antes de ir al concesionario o evaluar el inventario en internet. Por eso, antes de salir a probar un auto nuevo, primero hay que descifrar la terminología.

Suministro de energía

Anteriormente, todo lo relacionado con el suministro de energía al auto tenía que ver con el motor. Pero ahora, hay que conocer cuatro términos importantes.

1. ICE: motor de combustión interna ("internal combustion engine"). Es el motor que tradicionalmente se usa en los autos. Y aunque todo el mundo habla hoy día de los vehículos eléctricos, todavía hay que tener en cuenta los autos a base de gasolina. Ronald Montoya, editor principal de consejos para el consumidor de Edmunds.com, dice: "No es un dinosaurio. No va a desaparecer en el futuro próximo".


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


2. HEV: vehículo eléctrico híbrido ("hybrid electric vehicle"). Los autos híbridos se alimentan de gas y electricidad (la energía eléctrica se usa para arrancar el auto o para la aceleración); si bien el Toyota Prius fue el primer modelo híbrido en ganar popularidad, muchos fabricantes producen este tipo de auto en la actualidad. Según Montoya, los híbridos son una excelente opción para quienes buscan un buen rendimiento de combustible sin tener que recargar un auto exclusivamente eléctrico.

3. BEV: vehículo eléctrico de batería ("battery electric vehicle"). Se trata de un auto eléctrico en el sentido más estricto. Desde luego, con esta opción ahorrarás mucho dinero al no tener que echarle gasolina. Sin embargo, Montoya señala que estos autos suelen tener precios de venta más altos, por lo que aconseja a los consumidores "comparar el precio total del vehículo, y no solo el precio de la gasolina".

4. PHEV: vehículo eléctrico híbrido enchufable ("plug-in hybrid electric vehicle"). Este tipo de auto cuenta con motor a gasolina y un enchufe para recargar el motor eléctrico. La batería alcanza para recorrer entre 15 y 30 millas, y luego el motor a gasolina asumirá el suministro de energía. "Nunca tendrás que preocuparte de que la batería se agote y te deje tirado, ya que el motor a gasolina te servirá de respaldo", señala Montoya.

Sistemas de seguridad

Los términos que designan los sistemas de seguridad de los autos se agrupan bajo la categoría general de sistemas avanzados de asistencia al conductor, conocidos en inglés como ADAS ("advanced driver assistance systems").

La terminología relacionada con estos sistemas puede variar de un fabricante a otro, lo cual puede ser problemático para el comprador. "Por ejemplo, se entiende generalmente lo que es el control de crucero tradicional", señala Stan Caldwell, director ejecutivo del Traffic21 Institute de Carnegie Mellon University. "Los distintos nombres que se han puesto a estas nuevas funcionalidades provocan cierta confusión entre los consumidores". Caldwell espera que los fabricantes de autos adopten una terminología estandarizada para ayudar a los compradores. Pero hasta que eso suceda, será útil conocer los siguientes términos genéricos:

5. ACC: control de crucero adaptativo ("adaptive cruise control"). Esta funcionalidad no solo controla la velocidad del auto, sino que monitorea la distancia desde el auto que va delante, para no acercarse demasiado. Toyota, por ejemplo, usa el término "control de crucero dinámico por radar".

6. AEB: frenado automático de emergencia ("automatic emergency braking"). Cualquiera que sea el objeto que esté en el camino, el AEB ayudará a detener el auto para evitar un accidente. Honda le ha puesto un nombre complicado: "Collision Mitigation Braking System" (sistema de frenado con mitigación de choque).

7. FCW: advertencia de colisión frontal ("forward collision warning"). Esta función es similar al AEB, pero simplemente emite un sonido fuerte para avisar de la presencia de algún objeto que te estorba el paso. Chevrolet la llama "alerta de colisión frontal" (Forward Collision Alert).

8. BSW: alerta de punto ciego ("blind spot warning"). Esta función te avisa cuando un objeto se encuentra cerca de la parte posterior del auto, en los puntos ciegos tradicionales.

9. LKA: asistencia de mantenimiento de carril ("lane keeping assist"). Esta tecnología mueve automáticamente el volante para impedir que el auto salga del carril. En la mayoría de los autos, este mecanismo corregirá el rumbo del auto varias veces antes de recomendar que asumas el control... o bien que tomes un descanso.

10. LDW: advertencia de desvío de carril ("lane departure warning"). Esta función, que es similar a la LKA, te avisa si el auto empieza a desviarse.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


11. PD: detección de peatones ("pedestrian detection"). Esta tecnología podría reducir el número de peatones que mueren atropellados cada año (esta cifra aumentó en un 4.8% a 6,721 en el 2020, según la Governors Highway Safety Association). Se trata de una combinación del frenado de emergencia con maniobras evasivas.

12. AES: dirección automática de emergencia ("automatic emergency steering"). En algunas situaciones, el frenado de emergencia no basta por sí solo. Con la AES, el auto podrá realizar una maniobra de desvío para esquivar un obstáculo.

13. RSA: asistencia de señales de tráfico ("road sign assist"). Aun cuando no hayas notado una señal de tráfico, el auto puede detectarla y hacer los ajustes que correspondan.

14. RCTW: alerta de tráfico cruzado trasero ("rear cross traffic warning"). Supongamos que empiezas a dar marcha atrás para salir del lugar donde estacionaste el auto, cuando otro vehículo viene pasando a toda velocidad. Esta función podría servir para evitar un choque. Además, algunos autos cuentan con el AEB trasero, que puede detener el auto de forma automática.

Por ahora, la mayoría de estas tecnologías se ofrecen únicamente por un costo adicional. Sin embargo, según Caldwell, muchas de ellas valen la pena a largo plazo. "No es cuestión de decidir si el costo se justifica ante el aumento de seguridad", dice. "Las investigaciones demuestran que estas tecnologías no solo salvan vidas, sino que también ahorran dinero".

Y si te parece que estas tecnologías representan un paso hacia los vehículos autónomos, estás en lo cierto. Así lo expresa Caldwell: "algún día vamos a reflexionar sin poder precisar cuándo fue que dejamos de conducir".

Rick DeBruhl colabora con artículos sobre temas automovilísticos. Ganador de varios premios Emmy, DeBruhl también ha informado para diversas cadenas de televisión sobre carreras de automovilismo y subastas de autos de colección.