Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

9 consejos para hacerle el mantenimiento a tu auto, ahorrar dinero y evitar la COVID-19

Con un poco de apoyo técnico, puedes cambiar los filtros de aire, poner nuevos limpiaparabrisas y reemplazar los faros.

Persona revisa el nivel de presión de las llantas de su auto

powerbeephoto/Getty Images

In English | Muchas personas en Estados Unidos están optando por viajes en carretera en vez de volar para evitar los riesgos de la pandemia, mientras que otras tienen sus autos estacionados con mayor frecuencia ahora que trabajan desde casa.

Estos nuevos hábitos significan que los automóviles necesitan atención, y más personas están optando por hacer su propio mantenimiento para evitar los riesgos de la COVID-19 y ahorrar dinero.

Una encuesta reciente (en inglés) realizada por Wakefield Research para SimpleTire de 1,000 propietarios adultos de automóviles en EE.UU. concluyó que el 65% de los encuestados han realizado mantenimiento en sus propios automóviles desde que empezó la pandemia, en lugar de dirigirse a un taller.

"Los automóviles son una parte esencial de nuestra vida, así que tenemos que cuidarlos, al igual que nos cuidamos a nosotros mismos", señala David Bennett, de 52 años, gerente de sistemas de reparación en la oficina nacional de la American Automobile Association en Heathrow, Florida.

Ahora es el momento perfecto para preparar tu automóvil para salir a la carretera de manera segura. Para realizar tú mismo el mantenimiento del automóvil, todo lo que necesitas son algunas herramientas, conocimientos básicos y un poco de paciencia. Te explicamos cómo comenzar.

1. Toma una clase virtual

Muchos conductores no tienen idea de cómo funcionan sus automóviles, señala Chaya Milchtein, fundadora de Mechanic Shop Femme, una plataforma de educación sobre automóviles. Milchtein, que vive en Milwaukee, Wisconsin, ofrece clases en línea sobre la propiedad y el mantenimiento de un automóvil.

"Durante la pandemia, la gente se interesó más en reparar sus autos", señala Milchtein. "Animo a las personas a que crean en sí mismas y confíen en su instinto".

Leah Strock, de 62 años, enfermera especializada en la ciudad de Nueva York, tomó la clase de Chaya hace aproximadamente un año. "Llevo conduciendo desde que tenía 16 años, incluso conducía un taxi, pero no sabía nada de automóviles; miraba el manual del propietario y me sentía completamente abrumada", señala Strock. La clase le enseñó a cambiar los filtros de aire, revisar el aceite y la presión de los neumáticos y determinar cuándo comprar llantas nuevas. "Me pareció increíblemente empoderador".

En Chilmark, Massachusetts, Deb Dunn, de 53 años, regresó recientemente de un viaje por carretera a Georgia. Dunn dice que fue una gran inversión tomar una clase práctica antes de la pandemia con Andrea Dello Russo Campbell, propietaria y técnica automotriz de Andrea's Auto en Edgartown, Massachusetts.

"El conocimiento es poder; aprendí cómo funcionan los frenos, los ejes y las bujías, y cómo inspeccionar la parte inferior de un automóvil", señala Dunn. "Lo más importante es que aprendí lo fácil que es cambiar el aceite".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


2. Deja que te guíe la tecnología

Si bien puedes buscar la mayoría de las cosas en línea, ver un video aleatorio de alguien que cambia los frenos en la entrada de su casa no siempre es la opción más inteligente. En vez de ello, vale la pena explorar la tecnología diseñada para conectar a los propietarios de automóviles con profesionales.

Por ejemplo, la aplicación ProTip (en inglés) ofrece acceso a pedido a través de videollamadas individuales con especialistas automotrices que pueden guiarte en la tarea en cuestión por tan solo $5.

"La mayoría de las personas solo necesitan un poco de orientación para asegurarse de que están haciendo lo correcto", señala Sean Klongerbo, un mecánico diésel en Grand Marais, Minnesota, y uno de los expertos automotrices disponibles para chatear por video sobre el mantenimiento o las reparaciones de un automóvil. "Cuando hablas por teléfono, tienes que ser muy descriptivo y la gente no siempre entiende. Con el uso de videos, puede ser más ilustrativo".

Otro nuevo servicio en línea, SimpleTire (en inglés), ayuda a los propietarios de automóviles a encontrar, investigar y pedir los neumáticos adecuados para su vehículo sin tener que visitar físicamente a un minorista.

"Comprar llantas es un proceso complicado y a veces complejo para el consumidor promedio", explica Rick Cornillie, gerente sénior del catálogo de productos en SimpleTire en Indianápolis, Indiana. El sitio permite a los consumidores acceder a cientos de distribuidores independientes de neumáticos.

Hay más de 400 marcas de neumáticos disponibles en cientos de tamaños, y los neumáticos se envían directamente a cualquier casa o taller para su instalación.

Equipo de emergencia en carretera dentro de la cajuela de un auto

Radharc Images / Alamy Stock Photo


5 artículos esenciales para mantener en el automóvil
  • Medidor de presión de neumáticos
  • Cables de arranque portátiles para cargar la batería si se descarga o cables auxiliares
  • Pala pequeña
  • Cepillo y raspador de parabrisas
  • Suministros para el kit de emergencia (en inglés) recomendados por AAA

3. Revisa o reemplaza las luces

Cada semana o dos, revisa todas las luces de tu automóvil, sugiere Bennett.

"Enciende los faros, revisa las luces de freno y las direccionales para verificar que estén en buenas condiciones de funcionamiento", señala.

Necesitarás que alguien mire las luces traseras mientras las pruebas. Puedes cambiar las bombillas fundidas tú mismo. Lleva la bombilla vieja a una tienda de repuestos para automóviles para asegurarte de comprar la correcta. No toques la bombilla nueva con las manos descubiertas, porque los aceites presentes en tus dedos pueden reaccionar con la luz y hacer que se queme prematuramente.

4. Comprueba la presión de los neumáticos

Desde la pandemia, muchos autos están inactivos. Verifica la presión de los neumáticos una vez al mes para evitar un desgaste desigual de los neumáticos, especialmente en el invierno, señala Cornillie.

"La regla general es que por cada 10 grados que cambia la temperatura exterior, las llantas perderán una libra de presión de aire", señala Cornillie.

Los neumáticos poco inflados pueden provocar un exceso de calor al conducir, lo que dañará los neumáticos.

"Los neumáticos inflados correctamente te ayudan a ahorrar dinero en combustible, un promedio de $200 a $500 al año", señala Milchtein, quien sugiere mantener en la guantera un medidor de presión de neumáticos, que cuesta menos de $15.

Además, conoce las especificaciones de inflado adecuadas para tus llantas que se indican en el manual del propietario o en el interior de la puerta del conductor, agrega Bennett.

"No te guíes por lo que se indica en el costado del neumático", advierte.

5. Inspecciona la banda de rodadura del neumático

Es vital verificar los niveles de la banda de rodadura de tus neumáticos, sin importar si son para todo clima o para nieve, señala Klongerbo.

"Durante el verano, es posible que no notemos que nuestras llantas comienzan a desgastarse, pero cuando llega el invierno, la carretera te indicará que tus llantas están gastadas, al hacer que tu auto patine o choque con otro vehículo", agrega.

Puedes comprar un medidor de profundidad de la banda de rodadura por alrededor de $3 o simplemente insertar un centavo boca abajo en la ranura del neumático, señala Cornillie.

"Si ves la parte superior de la cabeza de Abe Lincoln, significa que están legalmente desgastadas", explica. "Además, busca cualquier daño cosmético, protuberancias o anomalías en tus neumáticos".

Mujer pone fluidos a su auto marca Toyota

CORTESÍA DE DEB DUNN

Deb Dunn rellena el líquido limpiaparabrisas de su coche.

6. Revisa los líquidos del motor

Cada mes, con tu automóvil sobre una superficie plana, asegúrate de rellenar todos los líquidos, aconseja Bennett.

"Revisa el aceite del motor, el líquido de la dirección asistida, el líquido de frenos y el líquido del limpiaparabrisas", señala. "Para revisar el líquido de la transmisión, tu vehículo debe estar encendido y a la temperatura de funcionamiento".

Con algunos vehículos, puedes ver los tanques que contienen los líquidos, pero la mayoría tienen medidores o varillas que se extraen para que puedas verificar los niveles y el color. Siempre busca instrucciones en el manual del propietario y mira alrededor y debajo del automóvil para verificar si hay fugas de líquido, lo que podría indicar un problema con el automóvil.

7. Revisa las escobillas del limpiaparabrisas

Conducir de manera segura requiere buena visibilidad, así que revisa tus limpiaparabrisas para ver si están planos o extendidos, aconseja Bennett.

"Si están planos, eso indica que están gastados", señala. "Además, levántalos del parabrisas y asegúrate de que no estén rotos. Toma un poco de líquido limpiaparabrisas o un trapo húmedo y límpialos para que no rayen el vidrio, y no olvides el limpiaparabrisas trasero".

Cambiar las escobillas del limpiaparabrisas es bastante sencillo: después de alejar el limpiaparabrisas del parabrisas, presiona la pequeña pestaña inferior y desliza la pieza hacia afuera. Alinea el repuesto con el brazo y deslízalo hacia abajo, tirando de él hasta que encaje.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


8. Cambia los filtros de aire del motor y de la cabina

Con el tiempo, los filtros de aceite del motor se ensucian y se obstruyen con residuos, lo que reduce el ahorro de combustible; y cambiarlos por nuevos no es difícil. Milchtein publicó un video de ella cambiando el filtro de aire, lo que toma solo unos minutos.

"El filtro cuesta entre $10 y $15 en una tienda de repuestos o en línea; si vas a un taller independiente para cambiarlo, probablemente pagarás entre $40 y $50, y $75 en el distribuidor", señala Milchtein.

El manual del propietario recomendará cuándo cambiar el filtro de aire del motor, pero dependiendo de dónde vivas, es posible que debas cambiarlo con más frecuencia, agrega.

"Cuando vivía en Brooklyn, Nueva York, cambiaba mi filtro de aire a las 10,000 millas porque estaba muy sucio. Aquí en Wisconsin, lo cambio cada 28,000 millas; hay una diferencia drástica en la calidad del aire de esos dos lugares", señala.

Cada vez que enciendes la calefacción o el aire acondicionado, el aire que entra a través de las rejillas de ventilación pasa por un filtro de cabina, señala Campbell.

"Esos filtros a menudo están muy sucios, por lo que es muy satisfactorio poner uno nuevo y saber que estás respirando aire fresco", explica.

Los filtros de la cabina suelen estar detrás de la guantera, que se abre con bastante facilidad para revelar el panel de acceso detrás de ella.

9. Revisa el estado de la batería

Antes de un viaje por carretera, asegúrate de que tu batería esté completamente cargada, dice Campbell, quien sugiere comprar un voltímetro o un probador de batería.

"Los probadores de batería también prueban el alternador y el sistema de carga, pero un voltímetro simple cuesta menos de $20; coloca un cable en el terminal positivo y otro en el terminal negativo y te puede decir cuál es el voltaje de la batería", agrega.

Limpia cualquier acumulación de minerales en los terminales de contacto de la batería y asegúrate de que estén apretados, agrega Bennett.

La mayoría de las baterías duran de tres a cinco años. Para cambiarla tú mismo, necesitarás una llave ajustable o un juego de trinquete para aflojar los cables positivo y negativo de la batería y la abrazadera que los sujeta en su lugar. Luego, cambia la batería vieja por la nueva y vuelve a conectarla.

Para obtener más información sobre el mantenimiento preventivo de automóviles, la sección de reparación de automóviles (en inglés) de AAA ofrece recursos y videos.