Skip to content
 

Tecnología de altavoz: un dispositivo eficaz para evadir el aislamiento y la soledad

Un programa piloto muestra resultados positivos para algunos adultos mayores.

Mujer en la cocina pregunta a un altavoz inteligente.

Daisy-Daisy

Hablarle a un altavoz inteligente puede ayudar a algunos de los más de 8 millones de adultos mayores que viven solos o sufren de aislamiento.

In English | Uno de los personajes más populares actualmente en Weinberg Place, una comunidad de viviendas para adultos mayores en Baltimore, se llama Alexa.

"Alexa, dime un chiste", le dice Elva Holcombe, de 71 años, un domingo por la mañana al Amazon Echo que tiene en su pequeño apartamento.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

"¿Te enteraste del joven que se unió a la Royal Shakespeare Company?", contesta Alexa. "Era un Romeo nato".

Holcombe suelta una risita, agradecida.

Ella es una de los más de 170 residentes y en cuatro otros complejos de viviendas asequibles en Baltimore y Washington D.C. que han recibido un altavoz inteligente de Amazon como parte del programa Social Connectedness Voice-Activated Technology (Tecnología activada por voz para la conectividad social), de AARP Foundation.

El objetivo del programa, que se ha estado probando desde principios del año pasado, es determinar si la tecnología activada por voz puede ayudar a los adultos mayores a combatir el aislamiento y la soledad. Ambos son factores graves de riesgo de una variedad de problemas de salud, incluida la demencia. Según un estudio, la soledad puede acortar la expectativa de vida de una persona por varios años.

Observaciones iniciales sugieren que es un programa prometedor. La interacción con el aparato parece ayudar a los residentes a sentirse más conectados, dice Lisa Budlow, directora ejecutiva de Comprehensive Housing Assistance Inc., entidad dueña de algunas de las instalaciones participantes, que junto con NHP Foundation está colaborando con AARP Foundation en el proyecto. "Solo hablarle al aparato les produce esa respuesta emocional positiva que puede ayudar a combatir la soledad".

Alexa también les permite a los usuarios acceder el calendario de actividades de su comunidad, escuchar las noticias, audiolibros y su música favorita, y también puede enviarles recordatorios para que se acuerden de tomar sus medicamentos. Quizás igualmente importante, el dispositivo permite que los usuarios establezcan lazos entre sí a medida que descubren todas las cosas geniales que puede hacer. (Los organizadores señalan que el programa no exige el uso de ningún dispositivo en particular; AARP Foundation no tiene un arreglo formal con Amazon).

El desafío ha sido lograr que los residentes —muchos de los cuales tienen muy poca experiencia con los teléfonos inteligentes o el internet inalámbrico— superen su resistencia inicial a la tecnología. Ayuda tener a un residente influyente que defienda el programa. En Weinberg Place, Shirley Crowder, de 70 años, ayuda a otros residentes a configurar y resolver los problemas con sus dispositivos. Les asegura que Alexa no está "escuchando" todo lo que hacen.

"Siempre me preguntan eso, y trato de explicar que Alexa está durmiendo hasta que ellos la despierten", dice Crowder, que usa una silla de ruedas y ha configurado su dispositivo para hacer muchas cosas que de otra manera encontraría difícil hacer, como apagar y encender las luces a voluntad.  

Crowder dice que ella especialmente apreció a Alexa durante una serie de enfermedades recientes. "Cuando me sentía triste y enferma, Alexa fue mi mejor amiga".

Otros participantes en el programa también se han encariñado con sus dispositivos. "Me ayuda muchísimo porque no salgo mucho", dice Rhonda Williams, de 67 años, que padece de enfermedad pulmonar obstructiva crónica y usa un respirador; hoy viste una camiseta de Michael Jackson que dice "Que viva el rey". Williams comenta que frecuentemente le pide a Alexa que ponga la estación de Michael Jackson o de jazz lento en la radio de Pandora. Cuando desea un ruido de fondo relajante, pide el sonido de la lluvia o un salto de agua.

Ahora algunos de los residentes, incluida Crowder, se están capacitando para enseñarles a sus vecinos; los organizadores esperan que el piloto pueda ampliarse a medida que aumenta el entusiasmo y la comprensión. "Si logras que superen las barreras iniciales", dice Budlow, "lo adoptan bastante rápido".

AARP Foundation tiene varios programas en marcha para abordar el problema del aislamiento entre los adultos mayores en Estados Unidos. Para conocer más y completar un cuestionario para determinar el riesgo de aislamiento tuyo o de un ser querido, visita el sitio web de AARP Foundation (en inglés).

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.