Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

5 pasos para hacer frente a otro invierno de COVID

Un poco de planificación —y una llamada rápida a tu médico— podría ayudar mucho a medida que bajan las temperaturas.


spinner image Una mujer en una plaza con su abrigo y mascarilla puesta
INNOCENTI / GETTY IMAGES

 

Gran parte del país se encuentra a punto de iniciar la temporada de tiempo frío, cuando las enfermedades respiratorias se propagan rápidamente. Y este invierno —nuestro tercero conviviendo con la COVID-19—, los expertos en salud nos urgen a ser precavidos, citando la posibilidad de un nuevo brote, además de una temporada de gripe que podría ser peor que la última.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Sin embargo, hay cinco medidas simples que puedes tomar para mejorar tus probabilidades de mantenerte saludable en las próximas semanas y de evitar la hospitalización si contraes COVID. Estas son las recomendaciones de la lista.

1. Obtén tu refuerzo

Hay un nuevo refuerzo contra la COVID-19 disponible —lo que se conoce como refuerzo bivalente— y esta última versión se enfoca en el coronavirus original y en la subvariante ómicron, que actualmente está causando la mayoría de los casos de COVID-19 en Estados Unidos.

“Y basado en todo lo que sabemos sobre la inmunología, la ciencia y las vacunas, estas vacunas actualizadas deberían brindar un nivel mucho más alto de protección contra la infección, contra la transmisión y, sin duda, contra enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes”, dijo el Dr. Ashish Jha, coordinador de respuesta contra la COVID-19 de la Casa Blanca, en una conferencia de prensa del 11 de octubre.

Todas las personas mayores de 5 años pueden recibir la vacuna, que sigue siendo gratuita, pero hasta ahora pocos adultos se han vacunado: alrededor del 4%. Sin embargo, un informe reciente (en inglés) del Commonwealth Fund revela que, si esa cifra alcanza el 80% para finales del año, se podrían evitar más de 936,700 hospitalizaciones y se podrían salvar casi 90,000 vidas.

“Si reúnes los requisitos para recibir este refuerzo bivalente, entonces deberías obtenerlo. Eso es sin duda lo más importante que debes hacer”, dice el Dr. Mark Rupp, jefe de Enfermedades Infecciosas del Departamento de Medicina Interna del University of Nebraska Medical Center.

¿Cuál es el mejor momento para recibir tu refuerzo?

Ashish Jha, coordinador de respuesta contra la COVID-19 de la Casa Blanca, recomienda recibir el refuerzo actualizado antes de Halloween. “¿Por qué Halloween? Porque tu sistema inmunitario tarda un par de semanas en generar el beneficio de esa vacuna. Y eso significa que estarás listo para el Día de Acción de Gracias y sin duda para las fiestas”, explicó. “Si no te vacunas antes de Halloween, ¿es demasiado tarde? No es demasiado tarde. De nuevo, el sistema inmunitario tarda un par de semanas en beneficiarse de la vacuna, por lo que no hay un período de tiempo en el que ya no debas vacunarte porque no te vas a beneficiar; siempre te beneficiarás”. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) también recomiendan vacunarse contra la gripe antes de finales de octubre.

2. Piensa con anticipación en los tratamientos

No esperes hasta que contraigas la COVID-19 para determinar cómo planeas tratarla. Hablar de las opciones con tu médico con anticipación puede ayudarte a asegurar que, en primer lugar, tengas acceso a tratamientos, y que obtengas el tratamiento más adecuado para tu situación.

Estudios recientes demuestran que el antiviral Paxlovid, que fue autorizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. hace casi un año, puede reducir significativamente el riesgo de hospitalización y muerte por COVID-19. Un estudio pendiente (en inglés) de publicación de investigadores de Kaiser Permanente Southern California descubrió que, si se toma dentro de los primeros cinco días del inicio de los síntomas, la pastilla recetada reduce el riesgo de hospitalización en un 88%, incluso entre una población con una alta tasa de vacunación. Otro estudio publicado en el New England Journal of Medicine descubrió que el medicamento fue especialmente eficaz (en inglés) en las personas de 65 años o más durante la reciente ola de ómicron.

Sin embargo, los expertos en salud dicen que muchos adultos que reúnen los requisitos para recibir Paxlovid, incluidos los adultos mayores que tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones por la COVID-19, no lo están recibiendo, aunque está ampliamente disponible. Mientras tanto, las hospitalizaciones y muertes entre las personas mayores de 65 años aumentaron durante los meses de verano, con más del doble de casos entre abril y julio, según un análisis (en inglés) de la Kaiser Family Foundation.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

“Los datos son extraordinariamente claros y apuntan a que nuestros adultos mayores están soportando de nuevo la mayor carga de los casos graves de COVID-19”, dijo a AARP el Dr. Tom Tsai, asesor sénior de Políticas del equipo de respuesta contra la COVID-19 de la Casa Blanca.

Tsai destaca varios factores diferentes que podrían contribuir a las bajas tasas de uso, y una de ellas es la posible interacción entre medicamentos. Paxlovid no se puede combinar con varios medicamentos recetados, incluidos algunos anticoagulantes comunes, estatinas y medicamentos para la presión arterial.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

“Y creo que los proveedores han rehuido su uso debido a la larga lista de interacciones y al hecho de que tienes que dedicar tiempo y prestar atención para conocer realmente lo que toma el paciente, y a veces ajustar sus medicamentos”, agrega Rupp.

Según Tsai, es esencial averiguar con antelación si reúnes los requisitos para tomar Paxlovid basado en tu propio historial médico —y también dónde puedes surtir la receta si la necesitas—. “Los pacientes deben ser su propio defensor, especialmente en cuanto a los tratamientos, porque el tiempo apremia”, agrega. De hecho, Paxlovid funciona mejor si se inicia dentro de los cinco primeros días de la aparición de los síntomas.

Rupp sospecha que otra posible razón para la falta de uso del medicamento recetado es que las personas retrasan el tratamiento hasta que es demasiado tarde. Los síntomas de COVID pueden comenzar siendo leves, “y cuando el paciente realmente comienza a tener problemas, es probable que ya se haya superado el punto de máxima eficacia”, dice Rupp.

Los informes sobre el efecto rebote de Paxlovid —es decir, una prueba positiva de COVID-19 justo después del tratamiento con Paxlovid— también podrían ser responsables. Sin embargo, Tsai dice que las nuevas investigaciones sugieren que el efecto rebote puede no deberse al tratamiento, sino que es “más un fenómeno de la COVID-19 misma”.

Si no eres apto para Paxlovid, hay otras opciones de tratamiento. Aunque es menos eficaz que Paxlovid, el antiviral molnupiravir (marca Lagevrio) está disponible como pastilla recetada y tiene menos interacciones entre medicamentos, dice Tsai. Tu médico también puede recomendar una infusión de anticuerpos monoclonales o remdesivir.

“Parte de la estrategia de tratamiento es no depender solo de una opción, sino asegurar que las personas en el país tengan acceso a una variedad de opciones terapéuticas para mantenerlas seguras este otoño e invierno”, dice Tsai.

3. ¿Tienes síntomas? Hazte una prueba

¿Estás resfriado? ¿Tienes dolor de garganta o tos? Con las vacunas, los refuerzos y un virus en constante evolución, es más difícil que nunca distinguir los síntomas de la COVID-19 de los de un resfriado, o incluso de la gripe. Y es por eso que es importante hacerse la prueba.

Si tus síntomas se deben a la COVID-19 y reúnes los requisitos para recibir tratamiento, debes comenzar de inmediato. También debes evitar a los demás mientras estés enfermo para no propagar el virus.

Si tienes un resultado negativo a una prueba de la COVID-19, tu médico puede decidir hacerte una prueba de gripe, que también es más peligrosa y mortal para los adultos mayores. También hay tratamientos para la gripe y funcionan mejor cuando se toman poco después de que comienzan los síntomas.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

“Piénsalo de esta manera: las pruebas llevan al diagnóstico, el diagnóstico lleva al tratamiento y el tratamiento a la recuperación”, dice Tsai. Y obtener acceso temprano a estos tratamientos “puede realmente minimizar la cantidad de muertes asociadas con la COVID-19”, agrega.

Los beneficiarios de la Parte B de Medicare pueden obtener hasta ocho pruebas gratuitas de COVID-19 de venta libre cada mes. Muchos planes privados de salud también están reembolsando a sus beneficiarios por pruebas en el hogar.

4. Conoce tu riesgo y mantén tu mascarilla a mano

Después de dos años o más de la pandemia, la fatiga por la COVID se ha afianzado. Menos personas usan mascarillas, los aviones están más llenos y se han reanudado las grandes reuniones en espacios cerrados.

Y aunque puedes sentirte más relajado en algunas situaciones —por ejemplo, un evento familiar o una cena en la casa de un amigo—, eso no significa que tengas que abandonar todos los esfuerzos de prevención futuros. Es importante considerar tu riesgo antes de hacer planes, y también prestar atención a las tasas de transmisión en tu área.

“Sé un poco prudente y cuidadoso”, dice Rupp. “Continúa evitando las situaciones de alto riesgo siempre que sea posible y en aquellos casos en que no tiene sentido correr riesgos. Y si no puedes evitarlas, no dudes en usar una mascarilla”.

5. Vacúnate contra la gripe

Al igual que las vacunas contra la COVID-19 pueden reducir el riesgo de enfermar gravemente por una infección de coronavirus, la vacuna contra la gripe puede reducir la probabilidad de que enfermes gravemente de gripe. Este año, los adultos de 65 años o más deberían pedir una de las opciones de dosis más alta, dicen los CDC.

“La prevención es lo mejor que puedes hacer, así que vacúnate contra la gripe y recibe tu refuerzo contra la COVID ya”, dice Rupp. (Y sí, puedes recibir el refuerzo contra la COVID-19 y la vacuna contra la gripe al mismo tiempo).

Tsai agrega que “por primera vez durante la pandemia, realmente tenemos acceso a todas las herramientas, desde vacunas actualizadas hasta suministros y tratamientos ampliamente disponibles. Y tenemos que asegurarnos de usar estas herramientas para protegernos a nosotros y a nuestros seres queridos”.

¿Qué tan eficaz es Paxlovid como tratamiento?

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.