Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

¿Cuáles son los efectos secundarios de las vacunas de refuerzo?

Estos son los síntomas más comunes que se experimentan después de recibir la tercera dosis de Pfizer.

Un trabajador de la salud le pone la vacuna contra la COVID a una mujer

BLOOMBERG / GETTY IMAGES

In English | Millones de personas que originalmente recibieron la serie de vacunas de Pfizer-BioNTech contra el coronavirus ahora pueden recibir una dosis de refuerzo de la misma marca.

Mucho sobre esta tercera inyección, que está destinada a acelerar el sistema inmunitario para que se mantenga agudo en la lucha contra la COVID-19, será igual que las dos anteriores. La tercera dosis de refuerzo de Pfizer es la misma fórmula y tiene la misma concentración que las primeras dos. Y los datos recopilados hasta este punto sugieren que los efectos secundarios que produce la dosis de refuerzo son muy similares a los síntomas que algunas personas experimentaron después de las vacunas iniciales, posiblemente incluso más leves.  

Esto es lo que sabemos hasta ahora sobre los efectos secundarios de la vacuna de refuerzo de Pfizer.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


El ensayo sobre la dosis de refuerzo no revela nuevas sorpresas

El dolor en el lugar de la inyección fue la reacción más comúnmente reportada después de recibir la tercera dosis, según los datos del ensayo clínico (en inglés) que Pfizer y BioNTech presentaron a la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA). Alrededor del 83% de quienes recibieron la vacuna de refuerzo en el ensayo informaron tener ese síntoma, seguido de fatiga (63.7%) y dolor de cabeza (48.4%), la mayoría de los cuales fueron leves a moderados. Estos hallazgos reflejan de cerca los datos de efectos secundarios recopilados de la segunda vacuna de Pfizer. Otros efectos secundarios registrados en el ensayo sobre la dosis de refuerzo también coinciden con los síntomas documentados después de la serie principal de Pfizer. Incluyen dolor muscular y articular, escalofríos, diarrea, vómitos y fiebre. Y en comparación con los adultos de 18 a 55 años, el ensayo de Pfizer encontró que los adultos mayores de 65 años tenían menos probabilidades de experimentar esta fatiga o síntomas similares a la gripe después de recibir el refuerzo.

5 efectos secundarios comunes después de la vacuna de refuerzo

Según los datos de ensayos clínicos recopilados por Pfizer-BioNTech, los efectos secundarios más comunes reportados después de la vacuna de refuerzo fueron:

  • Dolor en el lugar de la inyección
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Escalofríos

Fuente: Pfizer-BioNTech/FDA

Eso no es sorprendente, dice la Dra. Melanie Swift, copresidenta del grupo de trabajo de distribución y asignación de vacunas contra la COVID-19 de Mayo Clinic. La mayoría de los efectos secundarios no son el resultado directo de la vacuna, sino “una indicación de que tu sistema inmunitario está reaccionando” a la vacuna, señala. Es decir, cuanto más robusta sea tu respuesta inmunitaria, “más efectos secundarios vas a tener”.

Pero a medida que las personas envejecen, sus respuestas inmunitarias suelen disminuir, dice Swift. Es por eso que los adultos mayores están al principio de la lista de personas que deberían recibir un refuerzo. Nuevas investigaciones sugieren que si bien las vacunas continúan ofreciendo una fuerte defensa contra la hospitalización y la muerte por COVID-19, esa protección disminuye más rápidamente con el tiempo en los adultos mayores.

No se reportaron casos de miocarditis, pericarditis, anafilaxia, apendicitis o parálisis de Bell en la población del ensayo sobre la dosis de refuerzo (alrededor de 300 adultos) durante el período del estudio. Sin embargo, un síntoma que la FDA destacó fue que los ganglios linfáticos inflamados en la axila se observaron con más frecuencia después de la dosis de refuerzo que después de la serie primaria de dos dosis.

Las vacunas de refuerzo de Moderna y Johnson & Johnson (J&J) aún no están disponibles, pero los expertos predicen que podrían estarlo dentro de unas semanas. Cuando los funcionarios de salud revisen sus datos, surgirá más información sobre sus posibles efectos secundarios.

La mayoría de las personas en Estados Unidos han sido vacunadas con Pfizer (alrededor de 100 millones de personas). Más de 68 millones de personas en Estados Unidos recibieron dos vacunas de Moderna y casi 14.7 millones recibieron la vacuna de J&J.

Los síntomas podrían ser menos graves después de la tercera inyección

Si tu segunda dosis fue terrible, eso no significa necesariamente que la dosis de refuerzo sea igual de desagradable. Datos del mundo real del programa de dosis de refuerzo de Israel y del monitoreo de seguridad de las vacunas en Estados Unidos revelan que los informes de efectos secundarios han sido “sustancialmente más bajos” después de la tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer que después de la primera y segunda dosis, según una presentación dada en la reunión del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) del 22 de septiembre —aunque esto podría deberse a una falta de informes, señalan los investigadores—.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Robert Weber, administrador de servicios de farmacia en el Ohio State University Wexner Medical Center y decano adjunto de Medical Center Affairs en el Ohio State University College of Pharmacy, ha estado administrando terceras dosis a adultos con ciertas enfermedades que comprometen el sistema inmunitario, y dice que “muchos, si no todos, están experimentando efectos secundarios leves a moderados”, principalmente dolor en el lugar de la inyección y algo de fatiga.  

Él cree que la población que los funcionarios de salud están alentando a recibir una dosis de refuerzo —las personas de 65 años o más y las que corren mayor riesgo de contraer COVID-19 debido a enfermedades subyacentes— tendrá experiencias similares.

Weber dice que quienes reciben la dosis de refuerzo ya están familiarizados con las vacunas contra el coronavirus, conocen los síntomas que pueden esperar y están más preparados para cuidarse después de la inyección. “Una vez que te vacunas, esa ansiedad y ese miedo se reducen... Y entonces, cuando te vacunas en el futuro, te sentirás más cómodo”, dice Weber.

“Creo que las personas también entienden cómo controlar mejor los efectos secundarios en términos de beber mucha agua antes de vacunarse, beber mucha agua después de vacunarse y no esforzarse mucho al día siguiente” y, si es necesario, tomar un analgésico de venta libre después de la vacuna para ayudar a controlar cualquier molestia, agrega.

El intervalo de tiempo entre la segunda y la tercera dosis de la vacuna, que según la FDA debería ser de un mínimo de seis meses, también puede explicar los efectos secundarios más leves que algunos han experimentado con el refuerzo, dice Swift, quien explica que “cuanto más lejos de la serie original se aplica la dosis de refuerzo, menos efectos secundarios esperamos”.  

3 cosas que debes tener en cuenta

Ya sea que tus síntomas después de la dosis de refuerzo sean similares a los de las vacunas anteriores o sean más leves, Swift dice que es importante que las personas sepan que los efectos secundarios “no deben ser preocupantes”. Se esperan y son temporales. Hasta la fecha, no se han detectado efectos secundarios a largo plazo relacionados con las vacunas contra la COVID-19, dicen los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Se han producido eventos adversos graves después de la vacunación, pero son poco comunes.

Otra recomendación sobre la tercera inyección de Pfizer: mantente flexible. Este refuerzo podría ser el final de la serie de vacunas contra la COVID-19 o podría ser el comienzo de un programa más regular, como la vacuna anual contra la gripe. “Todo esto sigue siendo un panorama en constante evolución”, dice Swift.

Y, por último, aunque las dosis de refuerzo han sido el centro de atención en estas últimas semanas, es crucial recordar que “la inyección más importante no es la tercera o la cuarta, es la primera”, dice Swift. Según datos de los CDC, alrededor del 64% de las personas que reúnen los requisitos para recibir las vacunas están completamente vacunadas.

“Todavía tenemos personas que no han recibido la primera vacuna, y eso es mucho más crítico para acabar con la pandemia que las dosis de refuerzo. Las dosis de refuerzo son la cereza en el postre. Y me gusta la cereza en mi postre, pero necesitamos el postre”, agrega Swift.

¿Quién reúne los requisitos para recibir la vacuna de refuerzo de Pfizer?

Los CDC recomiendan que las siguientes personas reciban una dosis de refuerzo contra la COVID-19 al menos seis meses después de recibir las primeras dos dosis de la serie de Pfizer-BioNTech.

  • ​Las personas de 65 años o más y los residentes de centros de cuidados a largo plazo 
  • Las personas de 50 a 64 años con enfermedades subyacentes
  • Las personas de 18 a 49 años con enfermedades subyacentes, según sus beneficios y riesgos individuales
  • Las personas de 18 a 64 años que corren un mayor riesgo de exposición y transmisión de la COVID-19 debido a su ocupación (trabajadores de la salud, maestros, empleados de supermercados y otros), según sus beneficios y riesgos individuales

Rachel Nania escribe sobre atención médica y políticas de salud para AARP. Anteriormente fue reportera y editora de WTOP Radio en Washington, D.C. Recibió un Premio Gracie y un Premio Regional Edward R. Murrow, y también participó en un programa sobre demencia con la National Press Foundation.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.