Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

10 cosas que puedes hacer ahora para ayudar a prevenir el cáncer

Nuevas guías recomiendan más ejercicio, menos perritos calientes e, idealmente, nada de alcohol.

 hombre jugando golf

KALI NINE LLC/GETTY IMAGES

In English | Ejercítate más. Reduce el consumo de carnes rojas y procesadas. Evita el alcohol. Estos son pasos clave que puedes tomar para reducir tu riesgo de sufrir cáncer, según las pautas publicadas el martes que enfatizan la importancia de la actividad física y los hábitos de alimentación sanos en la prevención del cáncer.

Según los expertos, el exceso de peso corporal, la inactividad física, la mala nutrición y el alcohol son responsables de cerca del 18% de todos los casos nuevos de cáncer en el país. Pero, indican, la alimentación y el ejercicio son dos armas que las personas tienen en la lucha contra el cáncer, una enfermedad que es la segunda causa de muerte en Estados Unidos. Y si se toma en consideración el fumar, que es responsable de cerca del 19% de los casos de cáncer, los cambios de conducta podrían evitar al menos el 42% de los más de 1.8 millones de casos nuevos que se estiman para el 2020.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


"Adoptar un estilo de vida saludable... puede hacer una gran diferencia en la reducción de los niveles de riesgo; no es algo insignificante", dice Laura Makaroff, vicepresidenta sénior de prevención y detección temprana de la American Cancer Society (ACS), la organización que publicó las guías actualizadas en CA: A Cancer Journal for Clinicians.

Aquí te indicamos 10 formas en las que puedes reducir tu riesgo de padecer cáncer, según las recomendaciones de la ACS:

1. Ten como meta 300 minutos de actividad física de intensidad moderada cada semana

Las guías del 2012 recomendaban un mínimo de 150 minutos de ejercicio por semana.  Ahora, los expertos indican que más es mejor, y que 300 minutos de actividad de intensidad moderada por semana (o algo más de 40 minutos por día) es "óptimo" cuando se trata de reducir el riesgo de cáncer. Si prefieres los entrenamientos intensivos, trata de ejercitarte de 75 a 150 minutos semanales. La inactividad física está vinculada con diversos tipos de cáncer, incluido el cáncer de colon, de mama y de endometrio (el revestimiento del útero).

2. Evita el alcohol

El consumo de alcohol es la causa de por lo menos siete tipos diferentes de cáncer, incluidos los de faringe, laringe e hígado. Debido a esto, la ACS dice que "es mejor no ingerir alcohol". Quienes optan por hacerlo deberían limitarse a un trago por día las mujeres y dos tragos por día los hombres.

3. Limita o evita las carnes rojas y procesadas

Ambas han sido vinculadas con un aumento en el riesgo de cáncer; las carnes procesadas (piensa en los perritos calientes, las salchichas y el tocino) fueron clasificadas como carcinógenas (que causan cáncer) en el 2015 por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer, adscrita a la Organización Mundial de la Salud. Debido a esto, la ACS recomienda sustituir la carne roja por fuentes de proteínas como el pescado, las aves y los frijoles. Las personas que consumen productos de carne procesada deberán hacerlo "con moderación, si acaso".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


4. Mantén un peso saludable y evita engordar

La ciencia está arrojando nueva luz sobre la relación entre el cáncer y el exceso de peso corporal, responsable de cerca del 11% de los casos de cáncer en mujeres y del 5% en los hombres en Estados Unidos. Es por esto que las guías más recientes recomiendan que las personas mantengan un peso "dentro de los rangos saludables y eviten acumular peso adicional" durante su vida adulta. Al hacerlo, pueden reducir el riesgo de sufrir una variedad de cánceres, incluidos los de vesícula, hígado, riñones, páncreas, mama y otros.

5. Adopta un patrón de alimentación saludable

En vez de centrarte en nutrientes específicos, las nuevas guías enfatizan la importancia de adoptar "patrones saludables de alimentación" ricos en alimentos de origen vegetal  (frutas, vegetales y legumbres), así como granos integrales, para la prevención del cáncer.

6. Elimina de tu dieta las bebidas azucaradas y los alimentos muy procesados

Ambas categorías se asocian con el riesgo de aumento de peso y obesidad, "lo que de por sí se considera responsable de 13 tipos de cáncer", indican las nuevas pautas.

7. Limita la vida sedentaria

Enfermedades como la diabetes tipo 2 y los trastornos cardiovasculares se han asociado con el sedentarismo prolongado, y ahora los expertos señalan evidencia "acumulativa" que vincula el comportamiento sedentario al riesgo de cáncer, por separado de la inactividad física. Evita sentarte, acostarte y ver televisión u otros tipos de entretenimientos que involucren una pantalla o monitor durante periodos prolongados.

8. No fumes

Aunque esta recomendación no es parte de las últimas guías que se enfocan en la dieta y el ejercicio, es una parte "superimportante" de la prevención del cáncer, dice Makaroff, de la ACS. El tabaquismo es responsable del 30% de las muertes por cáncer en el país, incluido el 80% de muertes por cáncer pulmonar. También es un factor de riesgo para un número de otros tipos de cáncer, como los de la boca, el esófago y el riñón.

9. Mantente al día con las pruebas de detección de cáncer

Aunque no se mencionan en estas nuevas pautas, los exámenes de detección son igualmente importantes en la prevención del cáncer. Estas pruebas pueden detectar células anormales antes de que se conviertan en problemas. También pueden detectar el cáncer temprano, cuando es más fácil de tratar. Si tus pruebas de detección se han pospuesto debido a la pandemia del coronavirus, habla con tu médico para reprogramarlas. Asimismo, Makaroff señala que los recursos disponibles en el sitio web de la ACS te pueden ayudar a evaluar los riesgos de retomar las pruebas rutinarias de detección.

10. Respalda la acción comunitaria

Además de las acciones individuales, las comunidades desempeñan un papel importante en la promoción de los comportamientos que ayudan a prevenir el cáncer. Las políticas públicas que hacen que los alimentos saludables sean más asequibles y accesibles, por ejemplo, facilitan que las personas sigan mejores hábitos alimentarios. Igualmente, la creación de parques, aceras y senderos seguros y acogedores brinda oportunidades para la actividad física.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.