Skip to content
 

Cómo afecta el ajuste por costo de vida del Seguro Social en el 2023 a los beneficios por incapacidad

El aumento de precios y salarios modifica los pagos y los requisitos de ingresos para quienes reciben beneficios del SSDI y la SSl.

Mujer en sillas de ruedas trabajando en una oficina

ANDREYPOPOV / GETTY IMAGES

In English

El ajuste anual por costo de vida (COLA) del Seguro Social les da a los beneficiarios cierta protección contra el aumento de precios. El incremento abarca a todos los beneficiarios, es decir, no solo a los jubilados y sobrevivientes, sino también a las personas que reciben pagos por incapacidad.

Por lo tanto, a partir de enero, quienes cobran el Seguro por Incapacidad del Seguro Social (SSDI) o la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) —los dos tipos de pago que administra el Seguro Social para personas que no pueden trabajar debido a un trastorno grave de salud— recibirán un aumento del 8.7% en sus beneficios mensuales.

El COLA sigue los cambios en los precios al consumidor año tras año y se aplica al monto de los beneficios. Los pagos que reciben los beneficiarios del SSDI y la SSI también pueden verse afectados por otros factores de medición que siguen las tendencias nacionales en el crecimiento de los salarios. Los siguientes son algunos de los cambios que verán esos grupos en el 2023.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


Montos de los beneficios del SSDI

Al mes de septiembre, más de 7.7 millones de trabajadores recibían el SSDI, lo cual representa casi el 12% de todos los beneficiarios del Seguro Social. Al igual que los beneficios jubilatorios, los beneficios del SSDI se pagan de los ingresos del impuesto a la nómina que alimentan los fondos fiduciarios del Seguro Social, y los requisitos y el monto de los beneficios se determinan según el historial de ganancias del trabajador.

Según la Administración del Seguro Social (SSA), el COLA del 2023 representará un aumento promedio de $119 en el beneficio mensual del SSDI para un trabajador incapacitado, que pasará de $1,364 a $1,483.

Aproximadamente 1.25 millones de familiares también reciben el SSDI basado en el historial de ganancias de un cónyuge, excónyuge o padre incapacitado. El beneficio colectivo promedio de un trabajador incapacitado con un cónyuge y un hijo (o hijos) basado en su historial de ganancias aumentará de $2,407 a $2,616 mensuales en enero.

Límites de ingresos para el SSDI

Dado que los beneficios por incapacidad dependen de que una persona esté mayormente incapacitada para trabajar, el Seguro Social fija un límite de ingresos para los beneficiarios del SSDI. En la mayoría de los casos, los beneficiarios que superan ese límite en lo que el Seguro Social llama “trabajo sustancial y lucrativo” (SGA) perderán su derecho a recibir el SSDI.

El límite del trabajo sustancial y lucrativo se ajusta anualmente sobre la base del índice nacional del salario promedio, una medida de la Administración del Seguro Social de las tendencias salariales históricas en Estados Unidos. En el 2023, la mayoría de los beneficiarios del SSDI pueden tener hasta $1,470 al mes de ingresos laborales sin poner en riesgo sus beneficios, un aumento con relación a los $1,350 del año anterior. El límite es más alto para los beneficiarios ciegos: pueden ganar hasta $2,460 al mes, un aumento de $200 frente al 2022.

El Seguro Social ofrece varios incentivos laborales destinados a ayudar a las personas discapacitadas a explorar opciones para retornar al trabajo. Uno de esos incentivos es el período probatorio de trabajo: un beneficiario del SSDI puede trabajar y recibir cualquier cantidad de ingresos durante nueve meses en un período acumulativo de cinco años sin perder sus beneficios. En el 2022, la SSA computa un mes hacia la cuota del período probatorio de trabajo si ganas al menos $970; el año próximo, esa cifra aumentará a $1,050.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Pagos federales de la SSI

La Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) difiere de los beneficios tradicionales del Seguro Social —en primer lugar, está financiada por ingresos fiscales generales, no por el impuesto sobre la nómina del Seguro Social—, pero la SSA administra este programa de protección y hace pagos mensuales a casi 7.6 millones de personas mayores incapacitadas o ciegas con ingresos muy bajos y pocos recursos financieros.

Con el COLA del 2023, el pago federal máximo para un individuo que recibe la SSI aumentará de $841 a $914 al mes. (La mayoría de los estados proveen pagos suplementarios a algunos beneficiarios de la SSI). Una pareja casada en la que ambos cónyuges tienen derecho a recibir la SSI cobraría hasta $1,371 al mes, un aumento con relación a los $1,261 de este año.

La mayoría de las personas que solicitan la SSI están sujetas a los límites del trabajo sustancial y lucrativo en la etapa de la solicitud: si su ingreso laboral excede los límites en ese momento, es probable que la solicitud sea rechazada. El límite del trabajo sustancial y lucrativo no se aplica una vez que el solicitante ha sido aprobado y está recibiendo pagos de la SSI.

No obstante, las personas que reciben la SSI están sujetas a un límite de ingresos diferente. Si trabajan o reciben dinero de otras fuentes —como beneficios del Gobierno, inversiones o aportes de familiares—, una porción de ese ingreso se deduce de su pago mensual de la SSI. Si este “ingreso contable” excede el pago federal estándar para el 2023 de $914 para una persona soltera o $1,371 para una pareja, no recibirán ningún beneficio de la SSI ese mes.

El ajuste por costo de vida tiene otro impacto en algunas personas más jóvenes que reciben la SSI basada en incapacidad o ceguera. Quienes asisten regularmente a la escuela secundaria, a la universidad o a un instituto de educación vocacional o técnica pueden ganar hasta una determinada cantidad de dinero con su trabajo cada mes, y ese dinero no se contará en contra del beneficio de la SSI. En el 2023, esta “exclusión de ingreso devengado para estudiantes” aumentará de $2,040 a $2,220 al mes, hasta un máximo anual de $8,950 ($8,230 en el 2022).

Andy Markowitz cubre temas relacionados con el Seguro Social y la jubilación para AARP. Es exredactor de The Prague Post y Baltimore City Paper.