Skip to content
 

¿Qué es el período probatorio de trabajo del Seguro Social?

El Seguro por Incapacidad del Seguro Social (SSDI) está diseñado para ayudar a servir de puente financiero si no puedes trabajar debido a una enfermedad. Pero si tu salud mejora, probablemente sientas que estás listo para empezar a trabajar de nuevo. Un período probatorio de trabajo te da la oportunidad de sondear las aguas sin perder tus beneficios.

Un período probatorio de trabajo es uno de varios incentivos de trabajo (en inglés) que la Administración del Seguro Social (SSA) ofrece para ayudar a las personas a reintegrarse a la fuerza laboral después de un período de discapacidad. Estos funcionan como una especie de salvaguarda para los beneficiarios del SSDI para ver si pueden trabajar de manera consistente con el tiempo.

Se te permite trabajar y cobrar el SSDI, pero la SSA establece límites estrictos en cuanto a la cantidad de dinero que puedes ganar. Los beneficios pueden suspenderse si desempeñas lo que el Seguro Social considera una "actividad sustancial y lucrativa". En el 2022, el límite de la actividad sustancial y lucrativa es de $1,350 al mes; $2,260 al mes para las personas legalmente ciegas.

Pero el Seguro Social reconoce que las personas que cobran el SSDI podrían experimentar fluctuaciones en la salud, o encontrar adaptaciones en el trabajo, que las motiven a intentar trabajar de nuevo. Un período probatorio de trabajo ofrece nueve meses durante un período de cinco años en los que puedes ganar cualquier cantidad de ingresos y continuar recibiendo los pagos del SSDI.

Cómo funciona

En el 2022, el Seguro Social cuenta un mes calendario a los efectos de tu período probatorio de trabajo si ganas más de $970 antes de impuestos. Si trabajas por cuenta propia, trabajar más de 80 horas en un mes cuenta a los efectos de un "mes de servicio" del período probatorio de trabajo, incluso si no superas el umbral de ingresos.

Los nueve meses no tienen que ser consecutivos. Digamos, por ejemplo, que después de un año de recibir el SSDI consigues un trabajo a tiempo parcial. Ganas $1,000 el primer mes, $800 cada uno de los tres meses siguientes y, luego, $1,000 de nuevo. El Seguro Social considerará que has usado dos de los nueve meses probatorios.

No tienes que inscribirte en un período probatorio de trabajo. Más bien, el Seguro Social lleva el control de los meses de servicio cuando reportas tus ingresos o actividad como trabajador autónomo, tal como se les exige a los beneficiarios discapacitados. El período probatorio de trabajo termina una vez que hayas acumulado nueve meses de servicio en un período de 60 meses consecutivos o cuando el Seguro Social determine que ya no tienes una discapacidad.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Podrías seguir recibiendo beneficios

Una vez que finalice el período probatorio de trabajo, no necesariamente perderás los beneficios. En su lugar, comenzarás lo que se conoce como un período extendido de derecho, otro incentivo de trabajo del Seguro Social.

Un período extendido de derecho dura 36 meses consecutivos. Durante este período, el Seguro Social continúa monitoreando tu trabajo y tus ganancias para ver si tus ingresos son superiores a los límites de la actividad sustancial y lucrativa, y pagarán el SSDI por los meses en que no lo sean.

El primer mes posterior al período probatorio de trabajo en que excedas el límite, la SSA considera que tu discapacidad ha "cesado". Te pagarán los beneficios ese mes y los próximos dos. Después de ese período de gracia y durante el resto del período extendido de derecho, recibes beneficios solo durante los meses en que tus ingresos sean inferiores al límite de la actividad sustancial y lucrativa.

Si tus ganancias son superiores al nivel de actividad sustancial y lucrativa cuando la extensión de tres años venza, pierdes tu derecho al SSDI. Sin embargo, hay un apoyo más: durante los próximos cinco años, si tienes que dejar de trabajar de nuevo debido a la misma discapacidad por la que inicialmente recibiste el SSDI (o una enfermedad relacionada), puedes solicitar una restitución acelerada; es decir, podrías comenzar a recibir beneficios de nuevo sin tener que presentar una solicitud completamente nueva.

Ten en cuenta que

  • Si no acumulas nueves meses de trabajo probatorio durante un período de cinco años, tu período probatorio de trabajo continúa y la SSA podría excluir del conteo los meses anteriores en los que hayas trabajado.
  • Si tienes Medicare por haber recibido el SSDI, esa cobertura puede continuar durante un máximo de siete años y nueve meses después de tu período probatorio de trabajo, incluso si trabajas de manera constante y ya no cobras beneficios por discapacidad.
  • Las personas que reciben la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), el otro beneficio administrado por el Seguro Social para las personas con discapacidades, no tienen un período probatorio de trabajo, pero es posible que puedan aprovechar otros incentivos de trabajo (en inglés).

 

Actualizado el 30 de diciembre del 2021