Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

¿Cuál es la diferencia entre el SSDI y la SSI?

Tanto el Seguro por Discapacidad del Seguro Social (SSDI) como la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) pagan beneficios a las personas que la Administración del Seguro Social defina como discapacitadas.

Debido a que las iniciales son similares y sus misiones son comunes, los dos programas pueden confundirse fácilmente —pero tienen diferencias esenciales—. Estas son algunas de las diferencias clave.

Quién reúne los requisitos

  • El SSDI está disponible para las personas con discapacidades físicas y mentales lo suficientemente graves como para impedir que desempeñen sus ocupaciones normales o cualquier otro trabajo sustancial. Debe anticiparse que la discapacidad durará al menos 12 meses o será causa de fallecimiento.
  • La SSI es una red de seguridad que paga beneficios a las personas con discapacidades, generalmente sobre la base de la misma definición que se usa para el SSDI; las personas ciegas; o las personas mayores de 65 años. Deben tener ingresos y activos muy limitados.

Cómo reunir los requisitos

  • El SSDI es un beneficio ganado. Al igual que los beneficios jubilatorios del Seguro Social, reúnes los requisitos al trabajar y pagar impuestos del Seguro Social. El tiempo que debes haber trabajado para reunir los requisitos varía en función de la edad en que hayas quedado discapacitado.
Como sucede con los cónyuges e hijos de los jubilados, el Seguro Social puede pagar beneficios adicionales a los cónyuges e hijos de trabajadores discapacitados. Los adultos que han estado discapacitados desde la infancia podrían reunir los requisitos para recibir el SSDI en el historial del padre o la madre, incluso si nunca han trabajado.
  • La SSI no está vinculada al historial laboral del beneficiario. Puedes recibir los beneficios de la SSI si nunca has trabajado ni pagado impuestos del Seguro Social. Pero tus ingresos y otros recursos financieros, como cuentas bancarias y propiedades, no deben exceder límites estrictos.

En el 2020, el límite de los ingresos es de $783 al mes para una persona y de $1,175 al mes para una pareja que solicite los beneficios de la SSI de manera conjunta. Ese también es el pago máximo federal de la SSI.

El límite de los recursos es de $2,000 para un individuo y de $3,000 para una pareja.

No todos los ingresos y activos cuentan para los límites. Por ejemplo, el Seguro Social exime, entre otras cosas, el valor de tu casa y casi la mitad de los ingresos laborales.

Financiamiento y administración

  • El SSDI se remonta al año 1956, cuando se enmendaron las reglas del Seguro Social para permitir los pagos de beneficios a los trabajadores discapacitados.

Tanto los trabajadores como los empleadores son los principales responsables por el costo del programa, a través de los impuestos de nómina. Los beneficios se pagan del Fondo Fiduciario del Seguro por Discapacidad del Seguro Social.

Los montos de los pagos se basan en tu historial de ingresos. En el 2020, el beneficio del SSDI mensual promedio estimado es de $1,258.

  • La SSI es administrada por la Administración del Seguro Social, pero los impuestos del Seguro Social no pagan por ella. En su lugar, la SSI se paga de los ingresos generales que el Departamento del Tesoro cobra para manejar el Gobierno estadounidense.

El Seguro Social comenzó a encargarse de la SSI cuando el programa se estableció en 1972 para reemplazar el laberinto de programas estatales que proporcionaban beneficios financiados por el Gobierno federal a las personas mayores, ciegas y con discapacidades que enfrentaban necesidades financieras. La mayoría de los estados ofrecen beneficios complementarios a los beneficiarios de la SSI, adicionales al pago federal.

Las similitudes

La Administración del Seguro Social, por lo general, usa los mismos criterios médicos y el mismo proceso para determinar si una discapacidad le da derecho a un adulto al SSDI o a la SSI. Se permite cobrar ambos beneficios.

Debe anticiparse que el problema durará al menos un año o será causa de fallecimiento y debe impedirte que desempeñes la mayoría de los trabajos.

El Seguro Social requiere una cantidad significativa de evidencia médica para respaldar una solicitud por discapacidad de cualquiera de los dos beneficios. Aunque puedes presentar una solicitud en línea para los beneficios del SSDI, y en algunos casos de la SSI, el proceso incluirá una entrevista en persona o telefónica con un representante del Seguro Social.

Obtener una decisión generalmente toma de tres a cinco meses, según funcionarios del Seguro Social, pero puede variar sobre la base de cuánto tiempo le tome al Seguro Social obtener los registros médicos y demás evidencia pertinente. Los veteranos militares y personas con problemas médicos graves específicos podrían calificar para un procesamiento rápido.

Recuerda

  • La mayoría de las solicitudes de beneficios por discapacidad se niegan inicialmente. Si se niega tu solicitud, tienes el derecho de apelar, pero obtener una audiencia puede tomar un año o más. La Administración del Seguro Social tiene una cantidad significativa de casos pendientes.

 

Publicado el 8 de julio del 2020.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.