Skip to content
 

¿Qué son los incentivos de trabajo del Seguro Social para las personas incapacitadas?

Los beneficios por incapacidad no fueron necesariamente diseñados para brindar ayuda de por vida. Si tu salud mejora o se realizan adaptaciones en el espacio laboral que te facilitan el regreso al trabajo, la Administración del Seguro Social (SSA) quiere ayudarte a que te reincorpores. Los incentivos de trabajo son programas y políticas de la SSA que permiten probar y explorar tu capacidad de generar ingresos sin poner en riesgo tus beneficios por incapacidad.  

Está permitido trabajar mientras recibes beneficios por incapacidad, pero el Seguro Social limita la cantidad de ingresos laborales que puedes recibir. Si estás recibiendo beneficios del Seguro por Incapacidad del Seguro Social (SSDI), los pagos pueden terminar si realizas lo que el Seguro Social considera un “trabajo sustancial y lucrativo”. En el 2022, eso significa un trabajo que paga más de $1,350 por mes ($2,260 por mes para una persona legalmente ciega).

También puedes trabajar y recibir pagos del programa de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), un beneficio de protección para personas mayores, con discapacidades o ciegas con recursos limitados, aunque en este caso debes cumplir con un complejo conjunto de reglas en cuanto a tus ingresos. En el 2022, puedes perder los pagos de la SSI si ganas más de $1,767 al mes con tu trabajo. (El límite puede ser diferente si también tienes ingresos de fuentes no laborales, como inversiones o beneficios gubernamentales). Si ganas menos, tus pagos pueden continuar, pero tal vez se reduzcan. 

Algunos incentivos de trabajo permiten mantener los beneficios por incapacidad incluso si las ganancias laborales superan los límites fijados. Otros protegen el acceso a la cobertura de seguro médico cuando retornas al trabajo o facilitan el reinicio de beneficios si fuera necesario. Algunos programas específicos pueden estar abiertos solo a beneficiarios de la SSI, del SSDI o de ambos. Este es un resumen de los incentivos disponibles.

Incentivos de trabajo del SSDI y la SSI

Boleto para trabajar

El programa Boleto para trabajar (Ticket to Work) incluye una red de organizaciones que han firmado un acuerdo con el Seguro Social para brindar servicios de empleo a personas con discapacidades. Mientras participas en el programa, puedes continuar recibiendo beneficios y tal vez no tengas que someterte a una revisión de la continuidad de la incapacidad.

Restitución acelerada 

Supongamos que tus beneficios por incapacidad terminaron porque tus ganancias superaron el límite de la SSA. Si tu ingreso vuelve a caer por debajo del límite en un período de cinco años, tal vez puedas reiniciar los beneficios sin tener que presentar una solicitud nueva. Debes tener aún el mismo impedimento que te dio derecho a comenzar a recibir los beneficios en primer lugar, o un trastorno estrechamente relacionado.

Intento infructuoso de trabajo 

El Seguro Social considera que un intento de trabajo es infructuoso si, en los seis meses siguientes al inicio:

  • debes dejar de trabajar debido a tu trastorno de salud, o
  • tus ganancias se reducen por debajo del límite de trabajo sustancial y lucrativo debido a tu padecimiento médico.

La Administración del Seguro Social no cuenta los ingresos de un intento infructuoso de trabajo para tomar la decisión inicial sobre el derecho a recibir el SSDI o la SSI —es decir, al evaluar una solicitud de esos beneficios— ni para determinar la continuidad del derecho a recibir el SSDI.

Gastos de trabajo relacionados con la incapacidad (IRWE)

Si necesitas comprar ciertos artículos para cumplir con tus funciones laborales —por ejemplo, una silla de ruedas, un animal de servicio o un pase para servicios de transporte paratránsito—, esos costos pueden deducirse de tus ingresos para ayudarte a conservar tu derecho a los beneficios. Para que se considere un costo IRWE, el gasto no puede estar cubierto por ninguna otra fuente, como Medicare o una aseguradora privada.

Subsidios y circunstancias especiales

A veces, los empleadores o las organizaciones vocacionales ofrecen asistencia financiera u otro tipo de ayuda a una persona con una discapacidad que está retornando a la actividad laboral, tales como descansos remunerados más largos o un mentor para ayudarla a completar sus tareas. Si este tipo de ayuda se incluye en tu cheque de nómina, la Administración del Seguro Social no la tiene en cuenta para determinar si cumples con los requisitos para recibir beneficios. Solo considera las ganancias que representan el “valor real” del trabajo que realizas.

Pago ininterrumpido durante un programa de rehabilitación vocacional o similar

Si estás participando en un programa de rehabilitación vocacional u otra formación similar, la SSA no detendrá abruptamente el pago de beneficios si se produce un cambio en tu problema de salud y ya no se te considera una persona incapacitada.

En cambio, los pagos continuarán hasta que termine el programa de rehabilitación, siempre y cuando este comenzara antes de que dejaras de recibir tu beneficio por incapacidad y el Seguro Social determine que la continuación de los pagos disminuirá la probabilidad de que necesites beneficios por incapacidad en el futuro. 

Plan para lograr la autosuficiencia (PASS)

El PASS es un plan aprobado por la SSA para alcanzar un objetivo profesional definido en un plazo establecido. Si usas los ingresos del SSDI o de otras fuentes para perseguir ese objetivo —por ejemplo, para la educación o el cuidado de tus hijos—, esos ingresos pueden excluirse del cálculo de tu beneficio de la SSI.

Además, el dinero que separas para un PASS no cuenta para los estrictos límites de ahorro y de otros activos financieros que establece el Seguro Social para los beneficiarios de la SSI.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Incentivos de trabajo del SSDI solamente

Período probatorio de trabajo

Los beneficiarios del SSDI pueden ganar cualquier cantidad de ingresos laborales durante nueve meses por un período de cinco años sin perder ningún beneficio. Los meses no tienen que ser consecutivos. El período probatorio de trabajo concluye una vez que has completado nueve “meses de servicio”; en el 2022, un mes de servicio es un mes en el que ganas más de $970 antes de impuestos o trabajas más de 80 horas como trabajador por cuenta propia.

Período extendido de derecho

Este incentivo comienza cuando concluye el período probatorio de trabajo. El período extendido de derecho dura tres años; en ese tiempo, el Seguro Social continuará pagando tus beneficios del SSDI los meses en que ganes menos del límite de trabajo sustancial y lucrativo, siempre que continúes teniendo la misma incapacidad que te dio derecho a recibir los beneficios originalmente.

Gastos de negocio no incurridos

Si trabajas por tu cuenta y recibes asistencia para tu actividad —como la donación de suministros o servicios administrativos no remunerados de un individuo o una organización—, esa ayuda podría considerarse un gasto de negocio no incurrido. El Seguro Social deduce el valor de esa asistencia de tus ingresos netos cuando evalúa si has excedido el límite de trabajo sustancial y lucrativo.

Continuación de la cobertura de Medicare

Los beneficiarios del SSDI tienen derecho a recibir Medicare; por lo general, este beneficio comienza dos años después de que adquieren el derecho a recibir beneficios por incapacidad. Si tus beneficios del SSDI terminan porque ganas demasiado con tu trabajo, puedes continuar recibiendo beneficios de Medicare hasta siete años y nueve meses luego del final de tu período probatorio de trabajo. Continuarás recibiendo la Parte A de Medicare (seguro de hospitalización) sin pago de primas durante ese período.

Medicare para las personas discapacitadas que trabajan

Cuando concluye el período sin primas, puedes comprar un plan de Medicare y, en la mayoría de los casos, obtener un descuento en las primas de la Parte A, si continúas teniendo una discapacidad de salud, pero no puedes recibir beneficios debido a tus ingresos laborales.

Incentivos de trabajo de la SSI solamente

Exclusión de ingresos devengados

El Seguro Social no incluye todos tus ingresos cuando calcula tus beneficios de la SSI. Bajo la exclusión de ingresos devengados, la agencia descuenta los primeros $65 que ganas con tu trabajo cada mes y la mitad de los ingresos restantes. Los estudiantes menores de 22 años tienen también una exclusión adicional de ingresos devengados para el cálculo de la SSI.

Pagos especiales de la SSI para personas que trabajan

Este incentivo está dispuesto en la Sección 1619 de la Ley del Seguro Social, la cual permite que las personas que reciben la SSI sobre la base de una incapacidad continúen recibiendo beneficios si sus ingresos laborales exceden el límite establecido para el trabajo sustancial y lucrativo. Para poder recibir los pagos especiales, debes seguir estando incapacitado, cumplir todos los demás requisitos de la SSI y haber reunido los requisitos para recibir la SSI al menos un mes antes de que comenzaras a tener ingresos a nivel de trabajo sustancial y lucrativo.

Reanudación de los beneficios de la SSI sin necesidad de presentar una nueva solicitud

Si tus pagos terminaron a raíz de tus ganancias laborales, pero luego tus ingresos vuelven a reducirse por debajo del límite de la SSI, tal vez puedas obtener la reanudación de los beneficios sin necesidad de presentar una nueva solicitud. 

En ese sentido, si tus beneficios de la SSI o tu cobertura de Medicaid terminaron por algún otro motivo —no a causa de los ingresos laborales ni por la recuperación de la salud—, tal vez puedas restablecer los pagos sin presentar una solicitud, en un plazo de un año a partir de la fecha de terminación de los beneficios.

Beneficios especiales si cumples con los requisitos según la Sección 1619

Por lo general, si ingresas en un hogar de ancianos, un hospital o un establecimiento psiquiátrico públicos —o en un centro donde Medicaid paga más de la mitad de tus costos—, los pagos de la SSI se suspenden o se reducen drásticamente. No obstante, si estás trabajando y tienes derecho a recibir beneficios de la SSI de acuerdo con la Sección 1619, puedes recibir tus beneficios monetarios completos durante dos meses luego de tu ingreso a tal establecimiento.

Medicaid mientras trabajas

Los beneficiarios de la SSI adquieren automáticamente el derecho a participar en Medicaid en la mayoría de los estados. Si pierdes los beneficios de la SSI debido a tus ingresos laborales, tal vez puedas conservar Medicaid si reúnes todos los demás requisitos para recibir la SSI, continúas teniendo una incapacidad de salud y necesitarías Medicaid para poder trabajar. Si tus ingresos brutos son suficientes para reemplazar la suma combinada de los beneficios de la SSI y de Medicaid, tal vez no tengas derecho a recibir este incentivo.

Publicado el 4 de febrero del 2022