Skip to content
 

¿Cómo se calculan los beneficios por incapacidad del Seguro Social?

Desde un punto de vista matemático, el Seguro por Incapacidad del Seguro Social (SSDI) se calcula de la misma manera que los beneficios jubilatorios del Seguro Social. Ambos se basan en tu registro de "ingresos cubiertos", es decir, los ingresos laborales sobre los que has pagado impuestos del Seguro Social.

La Administración del Seguro Social (SSA) comienza por calcular tus ingresos mensuales promedio a lo largo de tu vida laboral, ajustados al crecimiento histórico de los salarios. A continuación, introduce esa cifra en una fórmula para determinar la cantidad del seguro primario (PIA), también conocida como beneficio jubilatorio completo.

La fórmula de la PIA es progresiva, es decir, se pondera para otorgar beneficios proporcionalmente más altos a las personas que ganan menos, y es la misma tanto si se solicitan beneficios por jubilación como por discapacidad. Lo que difiere es la cantidad de datos sobre los ingresos que se utilizan para determinar tus beneficios completos y cuándo puedes cobrarlos.

En el caso de los jubilados, la SSA utiliza los 35 años de mayores ingresos para calcular los ingresos promedio mensuales y la PIA. (Solo se contabilizan los ingresos anuales hasta un máximo ajustado anualmente. En el 2022, el máximo es de $147,000). El derecho a reclamar la totalidad de ese monto se obtiene al alcanzar la edad de jubilación plena, que es de 66 años y 4 meses para los nacidos en 1956 y va aumentando progresivamente hasta los 67 años. Los beneficios se reducen si se solicitan antes, hasta en un 30% si se empiezan a cobrar a la edad mínima de 62 años.

Dado que un trabajador puede quedar en situación de discapacidad antes de alcanzar la edad de jubilación, el Seguro Social utiliza un marco temporal diferente con el fin de determinar la cantidad del seguro primario para las solicitudes del SSDI. El número de años de ingresos que se utiliza para calcular los beneficios depende de la edad en la que quedaste incapacitado para trabajar debido a una lesión o enfermedad (la definición básica de incapacidad de la SSA). 

La cantidad exacta de tu historial de ingresos depende de términos poco claros del Seguro Social como "años transcurridos" y "años de cómputo", pero básicamente, así es como funciona.

  • La SSA cuenta el número de años transcurridos desde el año en que cumpliste los 22 hasta el año anterior a la discapacidad
  • Descarta entre uno y cinco años (cuanto más tiempo lleves trabajando, más "años de abandono").
  • El número resultante es la cantidad de años de mayores ingresos que se incluyen en el cálculo de la PIA. 

Supongamos que has trabajado ininterrumpidamente desde los 21 años, pero que a los 60 ya no puedes trabajar debido a una artritis reumatoide avanzada. Al aplicar sus normas de cálculo, el Seguro Social utilizaría tus 33 años de ingresos más altos, indexados según la evolución de los salarios, para calcular tu PIA. Si la invalidez te sobreviene a los 50 años, se trataría de tus 23 años de mayores ingresos; a los 40, de los 15 mejores años.

Independientemente de tu edad, si se aprueba tu solicitud del SSDI, se te concederá la totalidad del beneficio, es decir, el 100% de tu PIA.

Aun así, ese pago completo tiende a ser menor para los beneficiarios del SSDI que para los jubilados, en parte porque tu discapacidad puede costarte los años de mayores ingresos, que aumentarían tu beneficio calculado. En enero del 2022, el promedio de los beneficios mensuales por jubilación y del SSDI era de unos $1,614 y $1,359, respectivamente, según los datos de la SSA. Si tienes una cuenta "My Social Security" en línea, puedes comprobar los montos previstos para tus beneficios de jubilación y por incapacidad. 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Ten en cuenta que

  • Los beneficios del SSDI pueden reducirse si estás cobrando otras ayudas públicas por discapacidad, como beneficios estatales por discapacidad o un acuerdo de compensación de trabajadores. No se aplica ninguna reducción a los beneficios por discapacidad privados, como los que se pagan en los seguros comerciales.
  • Si sigues percibiendo el SSDI cuando alcances la edad plena de jubilación, tus beneficios por discapacidad se convertirán en un beneficio jubilatorio, normalmente por la misma cuantía.
  • El cálculo de los beneficios basado en los ingresos no se aplica a la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), el otro programa de beneficios gestionado por la SSA que atiende a las personas con discapacidad. Los requisitos para la SSI se basan en la necesidad económica, y la cuantía de los beneficios la fija el Gobierno federal, sin tener en cuenta el historial laboral del beneficiario.

Actualizado el 8 de marzo del 2022