Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

¿Qué enfermedades te hacen apto para recibir beneficios por discapacidad del Seguro Social?

In English | Esa pregunta no tiene una respuesta definitiva, pero lo más cercano que encontrarás es el Libro Azul del Seguro Social.

Este compendio en línea (en inglés), también conocido como la Evaluación de discapacidad bajo el Seguro Social, analiza los trastornos de salud física y mental que automáticamente hacen que cumplas con los requisitos médicos para recibir el Seguro por Discapacidad del Seguro Social (SSDI) o la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), siempre y cuando cumplas con la estricta lista de criterios para cada enfermedad.

“Automáticamente” significa que el Seguro Social reconoce que estas enfermedades cumplen con su definición básica de discapacidad: una enfermedad o lesión que te impide trabajar por lo menos un año o que probablemente cause la muerte. Para recibir el SSDI, también debes haber pasado cierto período trabajando y pagando impuestos del Seguro Social. Para reunir los requisitos de la SSI, debes tener ingresos y activos financieros muy limitados.

Lista de discapacidades

Los listados del Libro Azul se dividen en secciones para adultos y niños, lo que refleja las diferentes maneras en que los examinadores del Seguro Social evalúan el efecto de una enfermedad en particular en los menores de 18 años y los mayores de 18 años. La Parte A (en inglés), la sección para adultos, se divide en 14 categorías que representan tipos de trastornos o enfermedades de varios sistemas corporales:

  • Sistema musculoesquelético, como amputación, dolor articular crónico y trastornos de la columna vertebral
  • Los sentidos especiales y el habla, como problemas auditivos, de la vista o del habla
  • Enfermedades respiratorias, como asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y fibrosis quística
  • Enfermedades cardiovasculares, como las arritmias, las cardiopatías congénitas y la insuficiencia cardíaca
  • Sistema digestivo, como la enfermedad intestinal o hepática
  • Enfermedad renal crónica
  • Trastornos de la sangre, como la enfermedad de células falciformes y otras anemias, insuficiencia de la médula ósea o hemofilia
  • Trastornos de la piel, como quemaduras, dermatitis e ictiosis, un grupo de unas 20 enfermedades que causan resequedad y descamación
  • Trastornos endocrinos, como diabetes y problemas de tiroides
  • Trastornos congénitos, como el síndrome de Down, que afectan varios sistemas corporales
  • Trastornos neurológicos, como esclerosis lateral amiotrófica (ELA), epilepsia, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson y lesiones cerebrales traumáticas
  • Enfermedades cognitivas y mentales, como  el trastorno bipolar, la demencia, la depresión, las discapacidades intelectuales y la esquizofrenia
  • Cáncer
  • Enfermedades del sistema inmunitario, como el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), la artritis inflamatoria y el lupus

La Parte B (en inglés), los listados para niños, abarca las 14 categorías de la sección de adultos, más una categoría específica para niños, bajo peso al nacer y falta de desarrollo. El estándar de discapacidad para los menores también es diferente. En lugar de analizar los factores laborales, los examinadores del Seguro Social evalúan si una enfermedad causará limitaciones funcionales graves durante al menos un año o si es probable que sea fatal.

La lista de las deficiencias no es exhaustiva: todavía puedes reunir los requisitos para recibir el SSDI o la SSI si tu trastorno no está especificado en el Libro Azul o si lo está, pero no cumples exactamente con los requisitos médicos mencionados. Sin embargo, tendrás que presentar un caso al Seguro Social de que tu enfermedad o síntomas son tan graves como los que aparecen en el libro en términos de limitar tu trabajo o tu funcionamiento diario.

Ten en cuenta

  • El Libro Azul no debe confundirse con el programa de Aprobaciones por Compasión (CAL —en inglés—) del Seguro Social, aunque ambos incluyen trastornos que, por definición, cumplen con el estándar de discapacidad del Seguro Social. El programa CAL designa los trastornos que pueden hacer que se dicte una decisión acelerada sobre una reclamación del SSDI o la SSI. El Libro Azul establece criterios para considerar una enfermedad como incapacitante, no para acelerar el proceso.

Publicado el 24 de marzo del 2021

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.