Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

6 cifras revelan las condiciones de tu salud financiera

Entérate de qué cambios puedes realizar para ayudar a asegurar tu futuro.

Ilustración de un billete como paciente en un laboratorio médico con dos cobradores al lado.

DIGITALVISION / GETTY IMAGES

In English | Al igual que estar pendiente de tus niveles de colesterol y tu presión arterial puede contribuir a tu salud física, fijarte en seis cifras relacionadas con tu dinero puede ayudar a mejorar tu bienestar económico. Al dedicar un rato a analizar tus resultados en las siguientes medidas, puedes tranquilizarte sabiendo que tu situación está bien o recibir la orientación que necesitas para mejorarla.

“Dividir tu situación económica en partes más pequeñas te ayuda a analizar tus finanzas con objetividad”, dice Cait Howerton, planificadora financiera en Atlanta. “Te muestra los primeros pasos que puedes tomar para lograr tus metas”.

Número 1. Tu flujo de dinero mensual

Por qué lo necesitas: esta es la cifra más importante que debes saber, según la mayoría de los expertos a quienes consultamos. De un vistazo, puedes saber si estás viviendo de acuerdo con tus posibilidades y si tienes estabilidad económica.

Cómo encontrarlo: primero, calcula todo el dinero que se recibe en tu hogar; suma tus ingresos mensuales del trabajo y de otras fuentes, tales como alquileres. Segundo, calcula tus salidas de efectivo con una lista de tus gastos mensuales: vivienda, cuidado de la salud, alimentos, pagos de deudas y otros. (Para que sea más fácil, consulta estados de cuenta bancarios, cuentas de tarjetas de crédito y otros estados financieros recientes). Resta los gastos de los ingresos para obtener la cantidad final.

Qué hacer con esto: si la cantidad es negativa —gastas más de lo que ganas—, sabrás exactamente cuántos dólares necesitarás cada mes para detener la caída. “Tienes dos palancas: puedes ganar más o gastar menos”, comenta Howerton.

Revisar el flujo de dinero también te permite saber cuánto puedes guardar para las metas a más largo plazo, como ahorrar para la jubilación, acumular un fondo para emergencias, comprar un automóvil o reducir las deudas. “Pocas veces, o nunca, he visto que alguien analiza sus entradas y salidas y no cambia algo de lo que ha venido haciendo”, afirma Barry Glassman, planificador financiero en Tysons Corner, Virginia.

Número 2. Beneficios del Seguro Social

Por qué los necesitas: más de la mitad de los adultos mayores en Estados Unidos reciben por lo menos el 50% de sus ingresos del Seguro Social. Si calculas esta cantidad ahora, sabrás qué esperar más adelante.

Cómo encontrarlos: inscríbete en una cuenta MySocialSecurity account (en inglés). Podrás ver cuánto dinero recibirás según la edad que tengas al solicitar los beneficios. En tu página “Overview” (resumen), desplázate hacia abajo y haz clic en “Go to Retirement Calculator” (ir a la calculadora de jubilación) para ver cómo las ganancias futuras y las distintas fechas de jubilación cambiarán tus beneficios mensuales.

Qué hacer con esto: saber cuánto recibirías en fechas diferentes de inicio puede darte una mejor idea de tus futuros ingresos mensuales durante la jubilación y ayudarte a decidir cuándo solicitar tus beneficios. Puedes recibir beneficios reducidos a partir de los 62 años, o beneficios más altos por cada mes que esperes hasta los 70 años, cuando tus pagos mensuales serán un 76% mayores. Si estás casado y eres el cónyuge con los ingresos más altos, aplazar tu solicitud de beneficios también puede darle a tu pareja mayores beneficios para sobrevivientes después de tu muerte.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Número 3. Ahorros para la jubilación

Por qué los necesitas: si deseas suplementar tus ingresos del Seguro Social y cualquier pensión que te deben, de aquí provendrá el dinero.

Cómo encontrarlos: suma los valores de las cuentas de ahorros para la jubilación y de inversión que tengas.

Qué hacer con esto: divide la cantidad entre 25. Si tuvieras sesenta y tantos años y dejaras de trabajar, esa es en líneas generales la cantidad que podrías sacar tranquilamente de tus ahorros durante tu primer año de jubilación. Suma esa cantidad a lo que recibirías anualmente del Seguro Social y otras fuentes. ¿Sería lo suficiente para mantener el estilo de vida que prefieres? De lo contrario, quizás te convenga empezar a ahorrar más, aplazar tu fecha prevista de jubilación o ambas cosas. Si eres propietario de vivienda, podrías empezar a pensar en utilizar el valor neto de tu vivienda durante la jubilación, ya sea al vender tu hogar o tal vez obtener una hipoteca revertida.

Anualmente, vuelve a analizar los cálculos de tu patrimonio neto: antes de jubilarte, por lo general este patrimonio debería aumentar todos los años, con un margen para descensos en el mercado, aconseja Mari Adam, planificadora financiera en Boca Raton, Florida.

Número 4. Puntaje crediticio

Por qué lo necesitas: tomar medidas para mejorarlo puede darte acceso a mejores términos de préstamo. También puede significar primas más bajas para los seguros de automóvil y de hogar en muchos estados, y mejorar tu posición al alquilar un apartamento o solicitar un puesto.

Cómo encontrarlo: puedes obtener una copia gratuita de tu puntaje crediticio de varias fuentes, tales como Credit Karma y Credit Sesame, y de algunas empresas de tarjetas de crédito y bancos.

Qué hacer con esto: si tu puntaje crediticio FICO es menor de 760, deberías tomar medidas para mejorarlo a fin de obtener las mejores tasas de préstamo. Los puntajes de crédito FICO, que varían entre 300 y 850, son una valoración que se usa comúnmente para saber las probabilidades de que reintegres tus deudas. Se calcula basado en tu informe de crédito, que muestra tu historial de préstamos, pagos atrasados y saldos actuales.

Para aumentar tu puntaje, empieza pagando tus cuentas a tiempo. Este es el factor más importante para determinar tu puntaje, explica John Ulzheimer, un experto en crédito que anteriormente trabajó para FICO y la agencia de informes crediticios Equifax. Tu índice de utilización de crédito, el saldo de una tarjeta de crédito comparado con el límite para esa tarjeta, también es un factor clave. Alicia Donner, asesora del Pittsburgh Financial Empowerment Center, recomienda mantener los saldos de las tarjetas de crédito por debajo del 30% del límite de crédito de cada tarjeta, o todavía más bajos si estás a punto de solicitar un préstamo.

Número 5. Relación deuda-ingreso

Por qué la necesitas: es crucial para obtener una hipoteca, y más todavía para tu tranquilidad.

Cómo encontrarla: suma tus pagos de deuda mensuales y divide esa cantidad entre tus ingresos brutos mensuales (tus ingresos antes de los impuestos y otras deducciones).

Qué hacer con esto: “Si deseas obtener un préstamo, la regla general es que mantengas tu relación deuda-ingreso por debajo del 43%”, dice Matt Schulz, analista principal de crédito en LendingTree.

Incluso si no vas a solicitar un préstamo, esta cifra es una buena medida de tu flexibilidad financiera. “Mientras más baja sea tu relación deuda-ingreso, más tiempo podrás permanecer desempleado o estirar tus activos de jubilación”, señala Howerton. Tim Steffen, asesor sénior en la empresa de administración de inversiones PIMCO, dice: “La mayoría de los jubilados se sentirían más cómodos empezando su jubilación sin muchas deudas, porque ese es un gasto fijo que deben enfrentar. Hay un aspecto psicológico: si te ayuda a dormir de noche, te conviene saldar esa deuda”.

Número 6. La mayor tasa de interés de tus deudas

Por qué la necesitas: el préstamo para el que debes la mayor tasa de interés es el que te causa más dolor financiero.

Cómo encontrarla: busca en tus últimos estados de cuenta o documentos de tramitación del préstamo. Consejo rápido: es bastante probable que sean deudas de tarjetas de crédito, préstamos de compra de automóvil o préstamos de día de pago.

Qué hacer con esto: cuando estás intentando salir de las deudas, usar el dinero adicional para tu deuda con la mayor tasa de interés te brindará el mayor beneficio inmediato. Con tasas de interés actuales para las tarjetas de crédito en un 16%, cada $1,000 de saldo en una tarjeta te costarán $160 al año; cada $1,000 que debes en tu hipoteca podría costarte solo $40. Saldar la deuda de esa tarjeta de crédito es el equivalente a un rendimiento garantizado del 16% para tu dinero. Esa es la única manera de conseguir un arreglo sin riesgos como ese.

Kimberly Lankford, una columnista desde hace mucho tiempo en Kiplinger’s Personal Finance, es la autora de Rescue Your Financial Life.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.