Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

¿Una hipoteca revertida puede ayudarte o generar más deuda?

7 preguntas esenciales que los propietarios deben hacerse antes de escoger una hipoteca revertida como solución financiera.

Paula y Dennis Arntz sentados en una banca a la entrada de su casa

Erika Larsen

Paula y Dennis Arntz desean quedare en su casa en la Florida.

In English

El problema

Paula y Dennis Arntz estaban pasando por dificultades. Para complementar el ingreso del Seguro Social, la pareja, ambos de 67 años y jubilados, retiraba al menos $500 por mes de su pequeña cuenta bancaria. A Paula se le ocurrió que tal vez podrían evitarse la cuota mensual de $1,200 de la hipoteca y arreglar su problema de efectivo al solicitar una hipoteca revertida sobre su vivienda ubicada en el sur de Florida. Pero había escuchado historias de horror sobre las hipotecas revertidas: una esposa que se vio forzada a dejar su casa tras fallecer su marido y unos herederos que perdieron la casa de la familia. "Tanta gente dice que no hay que hacerlo", señala ella. ¿Deberían considerarla?

El consejo

Primero veamos los conceptos básicos: la hipoteca revertida más común es la que se conoce con el nombre de hipoteca de conversión del valor líquido de la vivienda (HECM). Permite a las personas mayores de 62 años pedir dinero prestado contra el valor líquido de su vivienda sin obligación de devolverlo siempre que vivan allí. El préstamo puede pedirse como suma única, en pagos mensuales de por vida o como línea de crédito.

Las hipotecas revertidas, que en meses recientes están aumentando en popularidad, gozan de mala reputación por las historias de los prestatarios engañados en cuanto a los riesgos y las consecuencias, entre otros problemas. Aquí presentamos las preguntas que deben formularse los posibles prestatarios.
 

1. ¿Es esta la vivienda donde estarás el resto de tu vida?

Las HECM son costosas. Si tú o tu cónyuge quisieran mudarse algún día o si tu vivienda no es adecuada para envejecer allí, te conviene más venderla y vivir en un lugar más pequeño. Los Arntz, que viven a pasos del Canal Intracostero, no pueden contemplar la idea de mudarse.
 

2. ¿Cuánto puedes pedir prestado?

El límite de tu préstamo se basa en el valor líquido de tu vivienda, tu edad y las tasas de interés. Los Arntz, que deben $88,000 sobre una vivienda valuada en $340,000, podrían pedir prestado $189,000.
 

3. ¿Sabes lo que te costará?

El seguro hipotecario es del 2% del valor tasado de la vivienda, en la mayoría de los casos. Los costos de cierre son similares a los de una hipoteca tradicional. La comisión de apertura del prestamista varía y es negociable. (Paula, que investigó las opciones, recibió cotizaciones que oscilaban entre $2,000 y $6,000). Los costos iniciales de los Arntz ascenderían a un total de $16,000.
 

4 ¿A dónde irá el dinero?

Estarás jugando con fuego si no tienes un plan para el dinero. Si lo gastas todo, no tendrás una segunda oportunidad. Pero Paula lo tenía todo planeado. Después de pagar los costos iniciales y la hipoteca anterior, ella y Dennis tendrían a su disposición una línea de crédito de $85,000. Planeaban ahorrar $18,500 y dejar el resto para emergencias.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


5. ¿Puedes pagar otros gastos?

Aunque no tendrás que pagar las cuotas mensuales de la hipoteca, te arriesgas a una ejecución hipotecaria si no mantienes al día tus impuestos, el seguro, las cuotas de la asociación de propietarios y el mantenimiento. Para los Arntz, esos gastos ascienden a unos $500 por mes, una cantidad que pueden costear.
 

6. ¿Quién solicita el préstamo?

Si estás casado, pero solo uno de ustedes pide el préstamo, la situación puede complicarse. Por ejemplo, si el prestatario vive en otro lugar durante 12 meses o más —por ejemplo, en un centro de vida asistida—, el préstamo vencerá y es probable que el cónyuge tenga que mudarse. Como los Arntz son los dos prestatarios, no tienen esta preocupación.
 

7. ¿Qué sucederá después de tu fallecimiento?

El prestamista recupera su dinero: más de lo que tomaste en préstamo porque los intereses (que no tuviste que pagar en ese momento) se estuvieron acumulando en tu HECM con el transcurso de los años. Tus herederos deben pagar toda la hipoteca si desean conservar la vivienda o bien tendrán que venderla y ganarán lo que quede después de pagar al prestamista. Las dos hijas adultas de Dennis están al tanto del plan de la pareja y lo han aceptado.

El  resultado

El paso final antes de recibir una hipoteca revertida es una sesión obligatoria con un consejero especialista en viviendas certificado a nivel federal. Esa sesión lleva al menos una hora, señala la consejera de los Arntz, Eden Lustig de Housing Options Provided for the Elderly. Para la pareja, la sesión confirmó que su plan era el adecuado. "Fue un gran alivio", dice Paula.

¿Quieres que Jean Chatzky te ayude a resolver un problema financiero? Envía un correo electrónico a rescue@aarp.org.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.