Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Exenciones de impuestos que no puedes dejar pasar si tienes más de 50 años

El código tributario del IRS ofrece ventajas a los contribuyentes de cierta edad.


spinner image tres huevos anidados en formularios de impuestos triturados
Pete Ryan

La tasa de inflación disminuyó en el 2023. El índice de precios al consumidor, el indicador principal de inflación del Gobierno, aumentó un 3.4% durante los 12 meses que terminaron en diciembre, en comparación con un 6.5% en diciembre del 2022. Pero eso no significa que el costo de vida haya disminuido; solo está aumentando a un ritmo más lento. ¿Qué puedes hacer?

Pagar menos en impuestos es un buen comienzo. 

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Las personas en Estados Unidos están lidiando con la inflación de muchas maneras.  Han creado presupuestos, reducido los gastos y comenzado un segundo trabajo a tiempo parcial para obtener ingresos adicionales, según un estudio de la empresa de servicios financieros Empower. Y eso ha ayudado: el estudio indica que el 68% de los encuestados dijeron que estarán listos para la jubilación cuando llegue el momento.

Pero no olvides esa gran suma de dinero que debes pagarle al Gobierno cada año. Y a los 50 años, cumples con los requisitos para recibir algunos beneficios fiscales considerables, lo que puede ayudar si estás atrasado en tus metas de ahorro para la jubilación. 

Ahora puedes contribuir más a una cuenta individual de jubilación (IRA) tradicional, a una cuenta Roth IRA, a un plan patrocinado por tu empleador o a una cuenta de ahorros para gastos médicos (HSA).

“Esto es suficiente para acelerar el ritmo si sientes que estás atrasado, especialmente si tienes más ingresos disponibles y menos gastos”, dice Jacqueline Koski, una planificadora financiera certificada (CFP) en Dayton, Ohio, que sirve en la junta directiva de la Asociación de Planificación Financiera (FPA).

A continuación, te explicamos cómo aprovechar las leyes fiscales si necesitas ponerte al día con tus ahorros. Si ya estás jubilado, o estás próximo a jubilarte, estas leyes pueden permitirte reducir tu factura de impuestos. Es una oportunidad demasiado buena para dejarla pasar.

1. Contribuye más a tu plan de jubilación

“El estímulo más importante cuando uno tiene más de 50 años es la contribución deducible adicional a una cuenta 401k o IRA”, dice John Power, un CFP de Power Plans en Walpole, Massachusetts. “Estos son a menudo los años con mayores ingresos, y con frecuencia se sincronizan con la independencia de los hijos”. Si este es tu caso, y tus gastos son más bajos, entonces Power recomienda maximizar tus ahorros para la jubilación.

Para el 2024, el límite de la contribución para los empleados que participan en un plan 401(k) o 403(b), la mayoría de los planes 457 de ahorros jubilatorios o el plan de ahorros Thrift Savings Plan del Gobierno federal aumentó a $23,000 (era de $22,500 en el 2023). Los empleados de 50 años o más pueden aportar $7,500 adicionales, lo mismo que en el 2023, para un total de $30,500.

El límite de contribución para una cuenta IRA tradicional o Roth es de $7,000, un aumento en comparación a los $6,500 del año fiscal 2023. La cantidad del aporte de recuperación es de $1,000, la misma que en el 2023. El límite del aporte de recuperación en el 2024 para un plan SIMPLE (plan de ahorros para empleados con el incentivo de igualación de la contribución) es de $3,500, sin cambios en comparación con el 2023.

Lamentablemente, si bien estas disposiciones de recuperación son atractivas para las personas de 50 años o más, solo un 16% de aquellos que reúnen los requisitos las realizan, según el informe “How America Saves 2023” (Cómo ahorra Estados Unidos 2023) de Vanguard.

Al mismo tiempo, los datos del National Retirement Risk Index (Índice Nacional de Riesgo Jubilatorio) compilado por el Centro de Investigación sobre la Jubilación de Boston College indican que aproximadamente la mitad de los hogares en Estados Unidos corren el riesgo de no poder mantener su nivel de vida prejubilatorio durante la jubilación. 

Además de hacer que tu jubilación sea más segura, contribuir a un plan jubilatorio con impuestos diferidos, como una cuenta IRA o una cuenta 401(k), también reducirá tus ingresos gravables, lo que, a su vez, reduce los impuestos que tendrás que pagar. Aumentar tu contribución no reducirá la cantidad de tu cheque de nómina como podrías pensar, gracias a la reducción de impuestos.

Supongamos que tu salario es de $35,000 y que tu categoría impositiva es del 25%. Si contribuyes un 6% ($2,100), tus ingresos tributables se reducirán a $32,900. El impuesto sobre la renta que pagarás sobre $32,900 será $525 menos que lo que pagarías sobre $35,000, según cifras de Intuit TurboTax.

Para ser claros: las contribuciones jubilatorias hechas a una cuenta Roth IRA o a un plan Roth 401(k) se hacen después de impuestos. Es decir, no recibes una exención de impuestos por adelantado por estas contribuciones, pero los retiros calificados que hagas durante la jubilación estarán libres de impuestos. Sin embargo, cuando contribuyes dinero antes de la deducción de impuestos a una cuenta IRA tradicional o a una cuenta 401(k), tus ahorros crecerán libres de impuestos. Pero serás responsable de los impuestos una vez que comiences a hacer retiros durante la jubilación.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Ten en cuenta que la deducción de impuestos que recibes puede ser limitada si estás cubierto (o tu cónyuge está cubierto) por un plan de jubilación del trabajo y tus ingresos superan ciertos límites. Según el IRS, para el 2024, las deducciones para cuentas IRA de personas solteras cubiertas por un plan de jubilación en el trabajo no están permitidas una vez que el ingreso bruto ajustado modificado (MAGI) llega a una cantidad entre $77,000 y $87,000. El MAGI es tu ingreso bruto ajustado, menos ciertas deducciones, tales como los intereses de los préstamos estudiantiles.

Para las parejas casadas que presentan una declaración conjunta, si el cónyuge que hace la contribución a la cuenta IRA está cubierto por un plan de jubilación del trabajo, el intervalo de eliminación gradual aumenta a entre $123,000 y $143,000. Si un contribuyente a una cuenta IRA no está cubierto por un plan de jubilación del trabajo y está casado con alguien que está cubierto, el intervalo de eliminación gradual es de entre $230,000 y $240,000.

Las cuentas Roth IRA también tienen límites de ingresos. Para el 2024, el intervalo de eliminación gradual de ingresos para los contribuyentes que aportan a una cuenta Roth IRA aumenta a entre $146,000 y $161,000 para las personas solteras y los jefes de familia. Para las parejas casadas que presentan una declaración conjunta, el intervalo de eliminación gradual de ingresos aumenta a entre $230,000 y $240,000.

Todavía estás a tiempo si deseas hacer contribuciones de recuperación a una cuenta IRA tradicional o Roth para el año fiscal 2023. La fecha límite es el 15 de abril, el día en que debes presentar tu declaración de impuestos (a menos que solicites una extensión). Pero las contribuciones a los planes 401(k), los planes 403(b), los planes de ahorros Thrift Savings Plans y la mayoría de los planes 457 son por año calendario, de modo que en este momento la cantidad que inviertas se destinará al 2024 (puedes hacer contribuciones hasta fin de año).

2. Alivia el dolor de las distribuciones mínimas obligatorias

Obviamente, cuantos más retiros hagas de tus cuentas jubilatorias, menos dinero tendrás para los años de vida que te quedan y mayores serán las probabilidades de vivir más tiempo que el que puedan solventar tus ahorros. Sin embargo, no puedes dejar tus cuentas intactas por siempre. Es probable que tengas que hacer distribuciones mínimas obligatorias (RMD), la cantidad mínima que debes retirar de un plan de jubilación con impuestos diferidos, como una cuenta IRA tradicional. (En las Roth IRA no hay distribuciones obligatorias mientras el propietario está vivo).

Según las reglas que entraron en vigor en el 2023 bajo la ley Secure 2.0, puedes esperar hasta el año en que cumples 73 para comenzar a retirar las distribuciones mínimas obligatorias. Antes, esos retiros comenzaban a la edad de 72 años. Puedes aplazar tu primera distribución mínima obligatoria hasta el 1.º de abril del año siguiente, pero también tendrás que retirar otra en diciembre de ese año.

Si no necesitas el dinero que estás obligado a retirar, considera donarlo a una organización benéfica. Si donas tu distribución obligatoria a una organización benéfica calificada directamente de tu cuenta de jubilación (hasta $100,000), no tendrás que pagar impuestos sobre la distribución.

3. Maximiza tu cuenta de ahorros para gastos médicos

Otra oportunidad que a menudo se pasa por alto se encuentra en las cuentas de ahorros para gastos médicos (HSA) que ofrecen los empleadores, dice Brenna Baucum, una CFP de Collective Wealth Planning en Salem, Oregón: “Para los mayores de 50 años, las HSA ofrecen una ventaja única. Al contribuir a tu HSA, te preparas para los gastos futuros relacionados con el cuidado de la salud y disfrutas de un beneficio tributario triple: contribuciones deducibles de impuestos [de tu ingreso bruto], crecimiento libre de impuestos y retiros libres de impuestos para los gastos médicos calificados”.

También, se puede hacer un pequeño aporte de recuperación a la cuenta de ahorros para gastos médicos, $1,000, un beneficio que Sandi Weaver, una CFP de Weaver Financial en Mission, Kansas, les recuerda a sus clientes que aprovechen una vez que alcancen los 55:  “Recibimos una deducción inmediata de impuestos por ese aporte de recuperación, aparte de la contribución básica a la HSA en sí”.

Además, la cuenta es tuya; puedes llevarla contigo a un nuevo empleo y usar los fondos en la jubilación.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Para el 2024, puedes contribuir hasta $4,150 si tienes cobertura para ti mismo, o hasta $8,300 si tienes cobertura familiar, más la cantidad adicional de $1,000 si cumples 55 durante el año. Sin embargo, el límite de tu contribución se reducirá por cualquier cantidad que haya contribuido tu empleador y que se excluyó de tus ingresos.

4. Disfruta de una deducción estándar más grande a los 65 años

Puedes esperar un beneficio tributario adicional en el futuro. La deducción estándar —que reduce tu ingreso imponible y, por ende, tu factura de impuestos—, será mayor una vez que alcances los 65 años.

En el 2024, al completar los formularios de declaración del impuesto federal sobre la renta para los ingresos laborales del 2023, las parejas casadas que presentan una declaración conjunta, recibirán una deducción estándar de $27,700. Para los contribuyentes solteros y las personas casadas que presentan una declaración por separado, la deducción estándar aumenta a $13,850.

Sin embargo, si tienes 65 años o más y presentas una declaración como contribuyente soltero, recibes una deducción adicional de $1,850 para el año fiscal 2023. ¿Estás casado y presentas una declaración conjunta o separada? La deducción estándar adicional es de $1,500 por cada persona que reúna los requisitos.  Para los contribuyentes mayores de 65 años que tienen ceguera, la deducción adicional es de $3,700. Si estás casado y presentas una declaración conjunta o separada, la deducción es de $3,000 por cada persona que reúna los requisitos.

El único inconveniente de la deducción estándar más alta para algunos contribuyentes es que establece un nivel alto para las deducciones detalladas. Por lo tanto, no tiene sentido detallar las deducciones si no son mayores que la deducción estándar. Sin embargo, obtener una deducción estándar más grande es algo bueno.

Otras deducciones

¿Qué sucede con las donaciones en efectivo a organizaciones benéficas calificadas? En el año fiscal 2021, las personas solteras podían reclamar una deducción de $300 por donaciones en efectivo a organizaciones benéficas calificadas. Las parejas casadas podían reclamar $600. Podías aplicar esta deducción si utilizabas la deducción estándar y no detallabas tus deducciones. Pero eso ha quedado en el pasado. Esta deducción por donaciones benéficas desapareció en el año fiscal 2022.

La deducción estándar alta significa que para la mayoría de las personas no vale la pena detallar sus deducciones en su declaración de impuestos. Pero puedes deducir algunos gastos sin detallarlos, gracias a las deducciones “por encima de la línea”, que son deducibles de tu ingreso bruto antes de calcular tu ingreso bruto ajustado (AGI). Por ejemplo, puedes deducir los intereses de los préstamos estudiantiles que pagaste en el año fiscal 2023. Otras deducciones por encima de la línea son las siguientes:

Gastos de educadores. Los individuos pueden deducir hasta $300 por gastos de enseñanza no reembolsados, y las parejas casadas pueden deducir $600, suponiendo que ambas personas sean educadores.

Seguro médico para trabajadores autónomos. Si trabajas por cuenta propia, puedes deducir las primas del seguro médico, dental, de la vista y de cuidados a largo plazo.

Pagos de pensión alimentaria. La ley solía permitir que quienes pagaban una pensión alimentaria dedujeran sus pagos. Ya no es así. Pero hay una excepción: si tu acuerdo de divorcio o separación se firmó antes del 31 de diciembre del 2018, puedes deducir la pensión alimentaria que pagaste.

Gastos de mudanzas del personal militar. Los militares en servicio activo pueden deducir sus gastos de mudanza cuando se muden debido a un cambio permanente de base.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?