Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Una cuenta de ahorros para la salud puede darte tres ventajas fiscales

Planifica con anticipación para cubrir facturas médicas y aumenta tus ahorros para la jubilación.

Ilustración de un teclado de computadora con una tecla que dice cuenta de ahorros para cuidados de la salud.

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English | La mayoría de las personas saben que las cuentas de ahorros para la salud (HSA, Health Savings Account) son una fuente de dinero libre de impuestos para pagar los gastos médicos de bolsillo. Pero si planificas con cuidado, las HSA también pueden ser una importante fuente de ingresos para la jubilación y brindarte un triple beneficio fiscal que es aún mejor que una cuenta 401(k).

La atención médica representa una parte importante de los gastos durante la jubilación. Fidelity Investments calcula que una pareja de 65 años necesitará alrededor de $285,000 para cubrir sus gastos médicos en la jubilación. Esto incluye primas, copagos y deducibles de Medicare y el costo de medicamentos recetados. Si planificas con antelación, una cuenta HSA puede ser una estupenda fuente de dinero libre de impuestos para cubrir estos y otros gastos. No desaproveches la triple ventaja fiscal que te proporciona una cuenta HSA.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Aprovecha al máximo las oportunidades de ahorro de las cuentas HSA

Una vez que te inscribas en Medicare no podrás hacer nuevas contribuciones a una cuenta de ahorros para la salud. Pero puedes hacer aportes a la cuenta antes de esa fecha siempre que tengas una póliza de seguro de salud que cumpla los requisitos para una cuenta HSA, tanto si es a través de un empleador o contratada por ti. En el 2020, dicha póliza debe tener un deducible de por lo menos $1,400 para cobertura individual o $2,800 para cobertura familiar. Puedes contribuir hasta $3,550 en el 2020 si solo tienes cobertura de salud individual, o $7,100 para cobertura familiar, y una cantidad adicional de $1,000 si tienes 55 años o más. Y muchos empleadores también hacen contribuciones a las cuentas de los empleados, lo cual representa un promedio de $773 en los planes de empleadores de Fidelity.

La fecha límite para hacer aportes en el 2019 se ha extendido este año. Si el año pasado tuviste una póliza de seguro de salud que cumplía los requisitos, todavía tienes hasta el 15 de julio para hacer una contribución que puedes deducir de los impuestos del 2019. Si ya has presentado tu declaración de impuestos, puedes entregar una declaración modificada para reclamar la deducción fiscal y recibir un reembolso del IRS.

Retiros libres de impuestos en la jubilación

No tendrás que pagar impuestos sobre los fondos de una cuenta HSA que utilices para pagar gastos médicos de bolsillo a cualquier edad, como deducibles y copagos del seguro de salud, los costos de medicamentos recetados y los medicamentos de venta libre comprados después del 1.º de enero. También puedes hacer retiros libres de impuestos para el cuidado dental y de la visión, audífonos y otros gastos permitidos que no estén cubiertos por el seguro. Y puedes retirar dinero libre de impuestos para pagar las primas de un seguro de atención a largo plazo que cumpla los requisitos. La cantidad está basada en tu edad: $1,630 en el 2020 si tienes entre 51 y 60 años, $4,350 si tienes entre 61 y 70 años, o $5,430 si tienes más de 70 años.

El mayor beneficio para los jubilados es que, una vez que cumplen 65 años, también pueden retirar dinero libre de impuestos de una cuenta HSA para pagar las primas de la Parte B y la Parte D de Medicare, así como de Medicare Advantage, para ellos y para su cónyuge. Las primas de HSA no se pueden usar para el Seguro Complementario de Medicare (también llamado Medigap) ni para el seguro de salud adicional proporcionado por una compañía privada para pagar los gastos médicos no cubiertos por Medicare (como copagos y deducibles o la atención médica fuera de Estados Unidos).

Estos costos pueden suponer un gasto importante: el estudio de Fidelity reveló que una pareja de 65 años pagará como promedio $111,150 en primas por la Parte B y la Parte D durante su vida. Si deduces automáticamente las primas de Medicare de tus beneficios del Seguro Social, puedes retirar dinero libre de impuestos de tu cuenta HSA para reembolsarte por esos costos (asegúrate de llevar un registro de las primas que pagues).

Después de cumplir 65 años, podrás también retirar dinero de la cuenta HSA para gastos que no sean médicos sin incurrir en una penalidad del 20%, pero tendrás que pagar impuestos sobre esos retiros. No obstante, si planificas con cuidado y mantienes buenos registros, deberías tener numerosas oportunidades para retirar el dinero y usarlo para gastos calificados asociados con una cuenta HSA y evitar los impuestos, explica William Stuart, director de Estrategias y Cumplimiento de Benefit Strategies LLC, una administradora independiente que ayuda a los empleadores a proporcionar cuentas HSA. "En el peor de los casos, el tratamiento fiscal no se diferencia de una cuenta 401(k) y puede incluso ser mejor si puedes retirar el dinero libre de impuestos", dice.

Una estrategia para acumular más dinero libre de impuestos

Una particularidad de las normas de las HSA es que dispones de tiempo ilimitado para retirar dinero libre de impuestos para pagar cualquier gasto permitido que hayas incurrido desde la apertura de la cuenta. Si usas otro dinero para esos gastos, puedes dejar el dinero en la cuenta HSA para que continúe creciendo y usarlo en el futuro, y retirarlo posteriormente en cualquier momento, libre de impuestos. "Siempre es preferible dejar los fondos para que crezcan libres de impuestos y reembolsarte más tarde, y es aún mejor si inviertes tus fondos entretanto", dice Roy Ramthun, presidente de HSA Consulting Services.

Si piensas dejar el dinero para que siga acumulándose en la cuenta, asegúrate de que tus inversiones coincidan con el plazo previsto. La mayoría de las cuentas HSA te permiten invertir en una cartera de fondos mutuos para un crecimiento a largo plazo, además de ofrecer una cuenta de ahorros para los gastos a corto plazo.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Mantén un registro de todos los gastos que reúnan los requisitos de una cuenta HSA que hayas pagado de tu bolsillo a lo largo de los años. Puedes consultar los gastos admisibles en HSAstore.com. También puedes hacer retiros libres de impuestos de una HSA para pagar las primas de tu seguro médico si pierdes tu empleo y recibes beneficios por desempleo, o si mantienes la cobertura del seguro de tu empleador a través de COBRA después de quedarte sin empleo (COBRA es una ley federal que permite que las personas continúen recibiendo cobertura de su empleador durante un máximo de 18 meses después de perder el empleo, si trabajaron para una empresa con 20 o más empleados).

Steven Hamilton, un agente inscrito de Grayslake, Illinois, autorizado para representar a los contribuyentes ante el IRS, recomienda guardar los recibos de los gastos admisibles y la explicación de beneficios de tu compañía de seguros, así como registros que demuestren que no dedujiste los gastos en tu declaración de impuestos y que tampoco retiraste el dinero de tu cuenta HSA para cubrir esos gastos. (El formulario 8889 del IRS se utiliza para declarar las distribuciones anuales de las cuentas HSA). Algunos administradores de HSA, como Fidelity y The HSA Authority, proporcionan las herramientas para facilitar el mantenimiento de registros de los gastos permitidos y determinar si se pagaron o no con dinero de la cuenta HSA.

La capacidad de retirar dinero libre de impuestos de tu cuenta HSA puede ayudarte a diversificar el estatus tributario de tus ingresos para la jubilación (como una cuenta Roth IRA), especialmente si la mayoría de tus ahorros están en cuentas con impuestos diferidos, como las cuentas IRA o 401(k) tradicionales. El dinero que retiras de una HSA para cubrir gastos médicos calificados no se incluye en los cálculos de ingresos que determinan si debes pagar el recargo de Medicare por altos ingresos o si debes pagar impuestos sobre tus beneficios del Seguro Social.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.