Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Qué es una HSA cuenta de ahorros para gastos médicos Skip to content
 

Tu inversión secreta para la jubilación

La Health Savings Account (cuenta de ahorros para gastos médicos) es una herramienta estupenda para cubrir gastos médicos futuros y evitar pagar impuestos.

Tensiómetro con dólares en la mitad

TRAVIS RATHBONE

Si se usan correctamente, las Health Savings Accounts pueden ser una valiosa herramienta de ahorro para la jubilación.

In English | ¿Tienes seguro médico por el trabajo o una póliza no gubernamental que compraste independientemente? Si es así, puedes tener acceso a una gran cuenta de jubilación que no conoces.

Se llama Health Savings Account (HSA, cuenta de ahorros para gastos médicos) y está disponible para aproximadamente 3 de 10 adultos de Estados Unidos en edad de trabajar. Es una joya escondida, ya que muchas personas que tienen estas cuentas no entienden todo su potencial a largo plazo.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Así es como funcionan las HSA: cada cheque de sueldo pones parte de tu salario bruto (antes de la retención de impuestos) en la HSA (como lo harías con su prima más conocida, la Health Care Flexible Spending Account (FSA, cuenta flexible para gastos médicos). Puedes retirar dinero de ambas cuentas sin pagar impuestos para cubrir gastos médicos, siempre y cuando sean aprobados, como consultas y medicamentos.

Así es como Leon LaBrecque, planificador financiero de 62 años de Troy (Michigan), usó por primera vez su HSA, pero se dio cuenta de que le convenía más posponer los retiros hasta que se jubilara, debido a dos características que las HSA no comparten con las FSA: la primera es que una HSA puede tener miles de dólares sin usar por años hasta que los necesites y la segunda es que puedes invertir el dinero de la cuenta en fondos mutuos y así tener la oportunidad de aumentarlo con el tiempo sin pagar impuestos.

Por lo tanto, cuando se usan para gastos médicos calificados, las HSA ofrecen una única triple ventaja tributaria para invertir a largo plazo: no se pagan impuestos por los aportes, las ganancias, ni los retiros. Ni siquiera los planes 401(k) o las IRA (cuentas personales de jubilación) pueden igualar esto, lo que hace que las HSA sean una gran manera de ahorrar.

Hoy en día, LaBrecque cubre sus gastos médicos en efectivo, no con su HSA. Está dejando que su cuenta crezca hasta que se jubile y entonces comenzará a hacer retiros (idealmente, dice, para “lesiones deportivas cuando tenga 90 años”). 

¿Estás intrigado? Esto es lo que debes saber.

Lo básico de la HSA

Para hacer aportes a una HSA, debes estar inscrito en un plan médico con un deducible alto (HDHP) que sea elegible. Esto se define actualmente como un plan médico con un deducible anual de al menos $1,350 para una persona (y el doble de esa suma para un plan familiar). De los empleados a los que se les ofreció seguro médico el año pasado, el 57% tuvo la opción de un HDHP.

  • Si tienes un HDHP individual, este año tú y tu empleador pueden aportar un límite combinado de $3,450 a tu HSA ($6,850 para un plan familiar). Puedes añadirle $1,000 más si eres mayor de 55 años; un cónyuge mayor de 55 años que esté cubierto puede ahorrar $1,000 más en su propia cuenta. Si bien los aportes del empleador son opcionales, alcanzan un promedio de $608 para cobertura individual y de $1,086 para las familias, según la Kaiser Family Foundation.
  • Tu empleador puede contratar a un proveedor de HSA que vaya con tu HDHP. Si no lo hace, puedes abrir una HSA con proveedores como Optum Bank y HealthSavings Administrators. Compara productos; las tasas varían.
  • En la mayoría de los casos, si tienes una FSA, no puedes contribuir a una HSA.
  • Una vez te inscribas en algún plan de Medicare, no podrás hacer más aportes a la HSA. Sin embargo, podrás usar la HSA para pagar las primas de Medicare (pero no Medigap).

Haz esto ahora

Pregúntate si tienes suficiente efectivo para cubrir tus gastos médicos actuales. Si guardar los aportes a tu HSA para gastos futuros te causara estrés financiero en este momento (o te impidiera buscar tratamiento este año), esta táctica no es para ti, afirma Abe Ringer, planificador financiero de Boston.

  • Asumiendo que tienes suficiente efectivo para cubrir tu atención médica este año, invierte el resto en fondos mutuos disponibles por medio de la HSA. Si tienes seguro médico por el trabajo, debes tener una lista de fondos para escoger en la HSA ofrecida por tu empleador, quien podría pagar las tasas. Si no te gustan las opciones de inversión del plan de tu empleador o compras seguro por tu cuenta, puedes transferir los fondos de tu cuenta a una nueva.
  • Escoge tus inversiones con base en lo que estés buscando en otras cuentas de jubilación, dice LaBrecque. Esto puede incluir fondos jubilatorios con fecha determinada, diseñados para personas que se jubilarán alrededor de cierto año (por ejemplo, el 2025 o el 2030).

Haz esto después

En el futuro lejano, puedes retirar dinero sin pagar impuestos para cubrir los gastos médicos que tengas en tu jubilación. Incluso puedes retirar dinero en varios años para reembolsarte los pagos por gastos médicos que hagas ahora, también sin pagar impuestos (solo guarda los recibos).

  • ¿No necesitas el dinero para gastos médicos? Cuando cumplas 65 años, si retiras dinero de tu HSA para fines que no sean médicos, tus retiros pagarán impuestos como ingresos regulares. Esto es parecido a lo que ocurre con una IRA tradicional. (Si usas dinero para otras cosas que no sean gastos médicos antes de los 65 años, tendrás una penalidad del 20%).
  • La próxima vez que escojas un plan de seguro médico (tal vez durante el período de inscripción abierta de este otoño), no escojas un HDHP solo por las ventajas tributarias de una HSA. A las personas con enfermedades crónicas, les puede ir mejor con un plan de seguro médico tradicional, como un PPO (organización de proveedores preferidos), indica Mychal Eagleson, planificador financiero de Indianápolis. Para calcular los posibles costos, usa una herramienta como la Plan Comparison Cal­culator (calculadora para comparar planes) en healthsavings.com/calculators.

Stephanie AuWerter es periodista de finanzas personales y ganadora del premio Best in Business de la Society of American Business Editors and Writers.

También te puede interesar        

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.