Skip to content
 

Por qué los trabajadores mayores están cambiando ahora de empleo

Con tantas empresas en busca de empleados, podría ser un buen momento para cambiar de carrera.

Señal de tránsito que dice nuevo comienzo

Getty Images

In English

Monica Parker necesitaba un cambio. Tenía un trabajo cómodo en el equipo directivo de una organización sin fines de lucro y, durante la pandemia, cumplió 50 años. No es que no le gustara su trabajo, pero sentía con cierta persistencia que era hora de hacer algo distinto. Y el mercado laboral de los primeros años de la década del 2020 presenta muchas oportunidades para que los trabajadores elijan lo que quieren hacer. “Soy abogada de profesión, pero últimamente he trabajado como directora ejecutiva adjunta en una organización educativa sin fines de lucro. Cuando cumplí 50 años, decidí pasar al área de diversidad e inclusión”, relata.

Parker se considera “en cierto modo, una experta en cambios de carrera” y ya había reinventado anteriormente su trayectoria profesional. Y ella no es la única que siente la necesidad de algo nuevo. Un estudio de Bankrate (en inglés) del 2021 halló que el 55% de los adultos están buscando cambiar de trabajo en los próximos doce meses, y una encuesta reciente (en inglés) de Resume Builder reveló que el 40% de los trabajadores mayores de 54 años han considerado cambiar de empleo debido a las nuevas oportunidades disponibles. La Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos informó que alrededor de 4.2 millones de personas dejaron voluntariamente su puesto de trabajo en octubre, una cifra que, si bien marca una disminución con respecto al mes anterior, continúa una secuencia de índices de renuncias laborales excepcionalmente altos que se ha denominado “la Gran Renuncia”.

Menos trabajadores, más oportunidades

¿Adónde van todos estos trabajadores? Si bien algunos adultos mayores se vieron forzados a abandonar la fuerza laboral debido a la discriminación por edad, otros están utilizando la gran escasez de trabajadores que originó la pandemia como una oportunidad para encontrar un empleo nuevo o cambiar de carrera. Algunos están lanzando empresas nuevas, según un análisis del Economic Innovation Group, el cual halló que el 2021 fue un año que registró un aumento récord en la apertura de nuevos negocios. Como AARP reportó anteriormente, aproximadamente la mitad de los baby boomers piensan que este es un buen momento para buscar un nuevo empleo.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


 “Sin duda, hemos visto un aumento en la cantidad de personas de todas las edades que quieren encontrar un nuevo trabajo o cambiar completamente de trayectoria profesional. Esto incluye a los trabajadores mayores de 55 años”, dice la experta en carreras profesionales Amanda Augustine, de TopResume, una empresa consultora en carreras y redacción de currículos que trabaja con el servicio Resume Advisor, de AARP (en inglés). “Además, hemos visto una cantidad creciente de trabajadores maduros que no solo dejan su empleo en busca de nuevas oportunidades, sino que también buscan puestos más flexibles o abandonan directamente el mercado laboral y se jubilan”.

Joe Mullings, presidente y director ejecutivo de la empresa de búsqueda laboral Mullings Group, dice que los trabajadores mayores pueden tener varias ventajas que les permitan encontrar nuevas oportunidades. Pueden haber acumulado activos que les dan la estabilidad financiera necesaria para dedicar tiempo y recursos a una nueva profesión. También pueden contar con la sólida experiencia y las habilidades transferibles que lleva tiempo desarrollar. “Haz un inventario de las cosas en las que eres realmente bueno”, dice. “La experiencia —todo lo que has visto— no es algo que pueda acelerarse a lo largo del camino”.

Un cambio de rumbo

Si estás pensando en hacer un cambio mientras la oferta de mano de obra está restringida, debes pensar en algunas cosas antes, dice Mullings. Primero, analiza los motivos por los que quieres el cambio. ¿Deseas de verdad un nuevo trabajo o un cambio de ocupación, o simplemente necesitas un respiro? Cambiar la forma de ganarte la vida es una decisión importante que no se debe tomar a la ligera, dice.

“Yo siempre hago ciertas preguntas antes de que alguien cambie de carrera”, dice Mullings. “Quiero saber si estás descontento con tu relación, si estás descontento con tu trabajo y si estás descontento con tu vida social. ¿Sabes cuál es el factor común en esas tres cosas? Tú. Así que debes examinar eso antes de comenzar a hacer cambios radicales en tu vida”.

Si realmente estás listo para el cambio, el paso siguiente es pensar detenidamente en qué es lo que deseas a continuación. Parker sentía que había alcanzado sus metas profesionales y estaba buscando una forma de retribuir a su comunidad. Después de los disturbios sociales que ocurrieron en el verano del 2020, sintió que su meta siguiente era ayudar a las empresas a ser más diversas e inclusivas.  A través de sus contactos y de una entrevista informativa, pudo conseguir el puesto que buscaba. Pero eso no fue todo. Parker también ha organizado su tiempo para permitirle lanzar su propia iniciativa, Perimenopause Nation, dedicada a las mujeres perimenopáusicas. Y siente que ha podido capturar lo mejor de ambos mundos: un trabajo gratificante y la experiencia de tener su propia empresa.

Incluso si estás comenzando de nuevo —especialmente si has decidido cambiar de profesión—, no te subestimes. Augustine dice que es bueno buscar “puentes”, es decir, habilidades transferibles o puntos en común entre tu experiencia laboral reciente y tu nueva meta profesional. “Por ejemplo, ¿ambas tratan con clientes del mismo perfil? ¿Se encuentran en la misma área laboral? Idealmente, deberías inclinarte hacia un rol en el que tu experiencia se considere un beneficio para el empleador, no una desventaja”, dice.

Y agrega que si necesitas habilidades nuevas, capacitación específica o educación adicional —o si solo debes aprender nuevas tecnologías—, dedicarte a aumentar tus habilidades o a adquirir más experiencia en la nueva área antes de comenzar, podría facilitar el cambio. Augustine dice que estar actualizado en las habilidades técnicas, especialmente en el uso de plataformas de videoconferencias como Zoom y Microsoft Teams, y en plataformas colaborativas como Slack y Trello, es importante para los trabajadores maduros. Una opción que podrías considerar es AARP Skills Builder for Work (en inglés), un programa que ofrece cursos virtuales a ritmo individual sobre temas como el dominio del trabajo a distancia o las herramientas de Microsoft Office.

Enfrentar la realidad: valorar todos los aspectos

Si estabas pensando en un cambio de carrera antes de la pandemia, este puede ser un buen momento para concretar esos objetivos. Por ejemplo, Dawn Anderson comenzó a prepararse para un cambio de profesión hace aproximadamente diez años. Sabía que pasar de la investigación clínica a la dietética requeriría un título universitario, ser aceptada en un riguroso programa de pasantía no remunerado (y completarlo) y aprobar un examen de certificación nacional. Pero la ciencia de la nutrición le resultaba fascinante, y además integraría su experiencia en investigación, su formación culinaria y otros intereses. Actualmente, está empleada como dietista licenciada en el sistema de salud conductual de Virginia.

Anderson dice que muchas personas alentarán a los trabajadores mayores que desean hacer un cambio y los llamarán “valientes” o “audaces”, pero también es importante prepararse para lo que sigue. “Examina tu decisión detenidamente para asegurarte de que estás listo para ser un novato otra vez”, dice. “Puede volverse muy real y difícil cuando te incorporas a tu carrera o tu nueva función, especialmente si pasas de una posición con experiencia a una de recién graduado, como hice yo”, explica.

Mullings agrega que es buena idea evaluar el impacto económico que tendrá el cambio. Si bien algunos trabajadores mayores tienen una estabilidad financiera que les permite ganar menos, otros todavía están ahorrando para la jubilación o tienen que hacer frente a otros gastos. ¿Deberás ajustar tu estilo de vida o tus gastos si cambias de carrera? ¿O estás considerando pasar a una nueva empresa en la que podrías ganar más dinero, pero el cambio afectaría tu antigüedad y tus beneficios financieros, como cuentas de jubilación o compensación en acciones? Y es importante conversar sobre el plan con tu pareja o cónyuge, ya que esa persona también se verá afectada por el cambio, dice Mullings.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Cómo empezar

Cuando comiences a planificar el cambio, busca orientación en tus redes de contactos, dice Augustine. “Independientemente de si estás buscando cambiar completamente de trayectoria profesional o simplemente encontrar un nuevo trabajo, no subestimes el valor de tus redes de contactos personales y profesionales. Tus posibilidades de obtener un puesto —no una entrevista, sino una oferta concreta de trabajo— se multiplican por diez cuando tu solicitud va acompañada de una recomendación", explica. Parker aconseja buscar oportunidades de entrevistas informativas dentro de tu red. Después de encontrar una oportunidad de trabajo en línea, ella pudo utilizar su red de contactos de LinkedIn para que le presentaran a una persona de la empresa, quien ofreció enviar su currículo al reclutador interno.  Luego de un riguroso proceso de entrevistas, consiguió el puesto.

Augustine también recomienda investigar las empresas y las oportunidades nuevas para evitar los entornos con prejuicios por edad. “Son tantas las empresas con una necesidad urgente de trabajadores que sería razonable suponer que la discriminación por edad es menos prevalente de lo que ha sido anteriormente. Sin embargo, algunos empleadores continúan teniendo reparos para contratar a empleados mayores”, dice. Un recurso para encontrar empresas que están comprometidas con la diversidad de edad es el Programa de compromiso de empleadores, de AARP (en inglés), el cual incluye más de 1,000 empresas que han acordado valorar a los trabajadores mayores y no discriminar por edad.

En la situación actual, en la que hay millones más de puestos disponibles que trabajadores para cubrirlos, abundan las oportunidades para quienes buscan un nuevo empleo o una nueva carrera. La clave para lograr el mejor resultado en el próximo paso es evaluar tu situación actual, crear un plan robusto y actuar mientras el mercado está candente.

Gwen Moran es una escritora y autora especializada en negocios y finanzas. Su trabajo ha aparecido en muchas de las principales publicaciones de negocios y sitios web, como Entrepreneur, Kiplinger.com, Newsweek.com y The Los Angeles Times Magazine.