Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

9 errores que los mayores de 50 años deben evitar en su red de contactos profesionales

Si sigues estos consejos sobre cómo desarrollar buenos contactos, podrás dar impulso a tu carrera.

Mujer en una oficina mira su teléfono móvil que sostiene en la mano.

GETTY IMAGES

In English

A medida que avanza tu carrera profesional, tu red de contactos va creciendo. Sin duda has podido conocer a mucha gente a lo largo de tus décadas de trabajo. Y seguramente has cultivado diversas relaciones profesionales que te han sido valiosas y útiles. Sin embargo, hay errores que se cometen con mucha frecuencia a lo largo del proceso.

"Mucha gente cree que desarrollar la red de contactos implica simplemente reunirse con otras personas y recoger sus tarjetas de presentación", señala Kim Marie Branch-Pettid, propietaria y directora ejecutiva de LeTip International Inc., un grupo de redes de contactos internacionales. "La clave está en cultivar relaciones". ​​Más allá de las nociones básicas de cómo relacionarte con otras personas, la era de las redes sociales —sin mencionar la pandemia— ha alterado algunas de las normas relacionadas con las redes de contactos. Si no te mantienes al día, puede ser incluso que tu red se vaya reduciendo. Aquí señalamos nueve errores que deben evitarse.

Error 1: dejar que se desactualice tu red de contactos

​En el último año y medio no se celebraron conferencias presenciales. Algunas organizaciones han trasladado sus reuniones al mundo virtual, pero es difícil tener una conversación a solas con alguien de tu red de contactos mientras se encuentran con otras personas en un entorno virtual. Por eso tendrás que actuar en forma más deliberada, no solo para seguir en contacto con las personas de tu red profesional, sino también para conocer gente nueva, dice Branch-Pettid.

Algunas personas que se hallan en mitad de su carrera profesional "creen que pueden entrar y simplemente escuchar lo que está pasando, sin tener que participar", afirma Branch-Pettid. Ella recomienda buscar espacios estructurados que permitan conocer a personas nuevas y así desarrollar la red de contactos. Sin embargo, también es importante seguir comunicándote con tus contactos existentes a fin de cultivar esas relaciones, aun cuando sigas respetando el distanciamiento físico.

Error 2: desaprovechar las redes sociales

Las redes sociales, por más que no les gusten a algunas personas, contribuyen en gran medida al desarrollo de redes de contactos. Así lo afirma John Tarnoff, asesor de ejecutivos y de transiciones profesionales, fundador de Reinvention Group LLC y autor del libro Boomer Reinvention: How to Create Your Dream Career after 50. LinkedIn ofrece un buen lugar para establecer contactos en el mundo profesional, relacionarte con grupos de otras personas de tus áreas de interés y poner de relieve tus conocimientos. Además, dicho sitio te permite organizar y acceder a tus contactos. Puedes dejar comentarios sobre lo que han publicado otras personas, compartir contenido, expresar tus propias ideas a fin de mostrar liderazgo de pensamiento, y aprovechar la plataforma para sacar a relucir tu experiencia y tus conocimientos, según Tarnoff.

Error 3: ignorar a tus colegas más jóvenes

A medida que avanzas en tu carrera con el paso de los años, lo más probable es que tus colegas también estén progresando. Pero no dejes de incluir a profesionales más jóvenes en tu red de contactos, aconseja Devora Zack, fundadora de Only Connect Consulting Inc. —una empresa que ofrece capacitación de liderazgo— y autora del libro Networking for People Who Hate Networking (segunda edición). Es posible que te enteres de ciertas oportunidades que pudieran ser de interés para personas con menos experiencia. Y tus colegas más jóvenes podrían aportar nuevos enfoques e ideas.  Busca establecer contactos con profesionales más jóvenes e infórmate sobre los programas para el desarrollo de redes multigeneracionales que haya en tu empresa o que ofrezcan asociaciones profesionales.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Error 4: ejercer autoridad por jerarquía

Asimismo, evita dar la impresión de que te resistes al cambio y no actúes como la persona de más edad en la reunión, aconseja Zack. "Nunca uses palabras como 'chicos' o 'muchachos' para referirte a tus colegas", agrega. Puede ser que tengas más experiencia que ellos —e incluso que algunas personas de tu red de contactos tengan la misma edad que tus hijos ya adultos—, pero hay que tratarlos como colegas, con respeto. "No dejes de pensar en lo que puedas aprender de tus colegas más jóvenes, ya que ellos aportan una perspectiva nueva", dice Zack.

Error 5: hacer seguimientos uniformes

A la hora de cultivar tu red de contactos, observa cómo cada persona prefiere comunicarse, aconseja Zack. "Las personas mayores de 50 o 60 años se acostumbraron en otra época a hacer una llamada telefónica al día siguiente, a manera de seguimiento. Pero hoy en día casi nadie espera eso, y de hecho es muy poco frecuente", dice Zack. En cambio, tus contactos posiblemente prefieran comunicarse por texto, por correo electrónico, por videoconferencias programadas, por las redes sociales o de algún otro modo. Puedes demostrar tu flexibilidad y tus conocimientos tecnológicos si haces el seguimiento por el medio preferido de esa persona.

Error 6: obsesionarte por los códigos de vestir

Si piensas ir a un evento donde podrás cultivar tu red de contactos o estás a punto de ocupar un nuevo puesto, pregunta por adelantado sobre la vestimenta típica de ese evento o entorno, aconseja Zack. Si llegas a un evento con vestimenta demasiado formal, puede ser que luzcas anticuado o incluso que los demás se sientan incómodos. "No quieres llamar la atención por ser el único que lleva un traje", dice Zack. "Asimismo, he oído a personas mayores calificar de irrespetuosos a los más jóvenes por su manera de vestir, ya sea en el trabajo o en eventos o conferencias, así que hay que evitar eso también". Acepta que los tiempos han cambiado en cierta medida con respecto a la vestimenta profesional y no juzgues a los demás.

Error 7: redes de contactos sin focalización

De vez en cuando, haz un balance de tu red de contactos, dice Zack. ¿Qué tipos de relaciones te hacen falta actualmente? ¿Y a qué tipos de relaciones tienes algo que agregar? Luego, el tiempo que dediques a cultivar tu red de contactos puede ser para llenar esos vacíos.

"Tus objetivos podrían ser muy distintos de cuando estabas recién egresado de la universidad", dice Zack. "Toma un momento [para pensar]: ¿qué quiero sacar de este evento? Es sorprendente cuántas personas se olvidan de hacer eso", señala Zack. Fíjate una meta de conocer a cuatro o cinco personas en el evento —o de agregar a tu red de contactos personas de cierta empresa, organización o función— y dedícate a cultivar esas relaciones, dice Zack.

Error 8: no cultivar la confianza

Tu principal objetivo con respecto a tu red de contactos debe ser cultivar la buena comunicación y la confianza, ya que estas constituyen los cimientos de las relaciones sólidas, afirma Branch-Pettid. A la hora de hacer negocios o recomendar a alguien en el mundo profesional, la gente da preferencia a las personas en las que confían. "Aunque tan solo pases unos minutos hablando con esa persona cuando la conozcas, si logras establecer desde un principio esa compenetración y ese vínculo de confianza, la relación será muy fructífera", afirma. Así es como se cultivan lazos que con el tiempo se convierten en amistades, recomendaciones profesionales y personas que te ayudarán —y a las que tú también ayudarás— a lo largo de tu carrera. Si tratas la relación como si no fuera más que una simple transacción, será imposible que trascienda el marco de la transacción.

Error 9: desatender tu red de seguridad

Tarnoff señala que muchas personas mayores de 50 años serán despedidas de su empleo en algún momento. "Precisamente cuando hemos alcanzado nuestro ritmo y creemos tenerlo todo resuelto, y estamos a punto de llegar a nuestra época de mayor productividad, el mundo empresarial y la economía nos obligan a aplicar los frenos", dice Tarnoff.

Por eso, al tiempo que tomas medidas para conservar tu perfil de buen candidato —entre ellas, asistir a cursos de capacitación y mejorar tus destrezas—, piensa en qué sería lo primero que harías si perdieras tu empleo. ¿Quién podrá ayudarte a encontrar otro puesto, informarte de nuevas oportunidades o incluso ayudarte a lanzar tu propio negocio? Tu red profesional te puede ayudar a seguir en contacto con el "mercado laboral oculto": las vacantes que se llenan por recomendaciones de colegas y que tal vez nunca se anuncian. No desatiendas las relaciones que podrían resultar valiosísimas en esa situación, aconseja Tarnoff.

Gwen Moran es una escritora y autora especializada en negocios y finanzas. Su trabajo ha aparecido en muchas de las principales publicaciones de negocios y sitios web, como Entrepreneur, Kiplinger.com, Newsweek.com y The Los Angeles Times Magazine.

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.