Skip to content
 

Aplicación de iPhone no reemplaza confesión convencional

Ante la posibilidad de que algún feligrés dueño de un iPhone haya entendido mal, el Vaticano decidió ayer aclarar que la nueva aplicación para este celular, llamada Confession, no reemplaza a la confesión cara a cara con el sacerdote. El portavoz vaticano, monseñor Federico Lombardi, explicó que los medios tecnológicos pueden ayudar a preparar la confesión, pero no sustituyen el sacramento. El vocero de la Santa Sede espera que esta aplicación no sea "un negocio alimentado de una realidad religiosa y espiritual".

Por dos dólares, los dueños de un iPhone pueden descargar una aplicación que los ayuda a preparar su confesión. Una posibilidad que recibió el visto bueno del obispo católico estadounidense Kevin Rhoades, quien la encontró nada ofensiva. Confession pide al usuario declarar edad, sexo, estado civil y su pertenencia al clero, para luego desplegar una lista de pecados estándar en los que la persona podría haber caído. Ella puede, además, elegir la lista de penitencias posibles a la magnitud de sus faltas. Dueños de iPad y de iPod touch también pueden comprarla.       

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto