Skip to content
 

Los 5 peores errores al comprar oro

Cómo asegurarte de obtener la calidad y la cantidad que quieres por un precio justo.

Hombre viendo  una moneda de oro a través de una lupa pegada a sus lentes

E+ / GETTY IMAGES

In English

Por siglos, el oro se ha apreciado tanto por su valor monetario como por su belleza. El metal amarillo también se aprecia por su escasez: todo el oro del mundo formaría un cubo de aproximadamente 90 pies de alto, según el Servicio Geológico de Estados Unidos

Y, como la inflación se ha disparado a su nivel más alto en los últimos 40 años, el oro también se ha proclamado como una protección para hacerles frente a los precios que siguen aumentando. Su valor ha aumentado un 16.2% desde finales de marzo del 2021, en comparación con el 8.5% de la tasa general de inflación durante el mismo período. No es de extrañar que el oro, cuya onza se vendía a $1,891 el 28 de abril, se haya vuelto escaso. La Casa de la Moneda de EE.UU. vendió 140,000 monedas Águila de oro en denominaciones de un décimo de onza en marzo, en comparación con 55,000 en marzo del 2021.

Pero invertir en oro físico tiene dos grandes problemas: cómo comprarlo y dónde guardarlo. Cuando compras oro, debes asegurarte de que verdaderamente sea oro, y no plomo pintado, y de la pureza correcta, según su medida en quilates (el de 24 quilates es oro puro; el de 18 quilates es 75% oro). Por esa razón, el mercado del oro ha estado plagado de fraude. Mark Twain supuestamente dijo que una mina de oro es un hoyo en el suelo con un mentiroso al lado.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


Una vez que tienes el oro, tienes que determinar dónde guardarlo. Si lo guardas en casa, un ladrón podría llevarse tu inversión. Si lo colocas en una caja de seguridad en el banco, tendrás que comprar seguro adicional, porque el seguro de depósito federal no cubre esas cajas. Y si alguien te lo guardará, tendrás que pagarle por el servicio y asegurarte de que sea un negocio legítimo, no un tipo con un apartado postal muy lucrativo.

Cuando compres oro, tienes que asegurarte de que lo que obtengas realmente sea oro, y también es posible que tengas que contratar a alguien para que lo proteja. Además, hay muchas maneras de gastar más de lo que deberías en toda la transacción o de que te engañen por completo. Estos son algunos de los peores errores que las personas cometen al comprar oro y consejos sobre cómo evitar cometerlos.

1. Comprar demasiado oro

Los estafadores se aprovechan del temor de los inversionistas de caer en la ruina y de su esperanza de que una inversión pueda salvarlos. El oro, debido a su reputación como protección contra la inflación, es justo lo que se necesita para avivar el temor de los inversionistas y la creencia en la promesa de ganancias enormes. La combinación es un gran éxito para los comerciantes de oro fraudulentos, pero puede ser desastroso para ti. Joe Rotunda, director de la división de cumplimiento de la Junta de Valores de Texas, dice que, en los casos de fraude asociados con la venta de oro, el temor y la codicia con frecuencia llevan a los inversionistas a colocar un gran porcentaje de sus ahorros en oro. “Estas no son personas que tengan muchos activos; buscan preservar lo que tienen y vivir una jubilación cómoda”, dice. En lugar de escuchar a tus emociones, intenta determinar si el oro se ajustaría a tu panorama financiero general. Entre un 5 al 10% de tu cartera podría ser prácticamente perfecto, según los planificadores financieros, pero probablemente no más de eso.

2. Pagar de más

Una de las principales maneras de aprovecharse de los inversionistas novatos es cobrarles una gran diferencia entre el precio al por mayor (al contado; es decir, el que pagan los distribuidores) y el precio minorista del oro. Puedes encontrar el precio al por mayor por internet en muchos sitios web financieros: Yahoo Finance y Kitco.com son dos sitios recomendables. En promedio, deberías esperar pagar entre el 2 y el 5% por encima del precio al por mayor, según el comerciante de metales preciosos Kitco. Busca otro comerciante si te pide pagar más que eso y no te dejes engatusar por las “ofertas especiales” de las casas de moneda privadas.

3. Comprar demasiadas monedas raras

A menos que te encanten las monedas raras por su belleza y estés extremadamente familiarizado con el mercado, compra las monedas de oro auténticas emitidas por el Gobierno. Las monedas raras pueden ser difíciles de valorar y de vender. Además, a veces pueden costar mucho más que su supuesto valor de fusión, que es su valor sobre la base del peso y pureza si las monedas se fundieran. Si compras monedas de oro conocidas, emitidas por el Gobierno, como las Águilas americanas (en inglés), sabrás exactamente lo que estás comprando y puedes venderlas fácilmente a través de los comerciantes de monedas. Aunque la Casa de la Moneda de EE.UU. no vende Águilas directamente al público, puedes encontrar una lista de comerciantes en el sitio web de la Casa de la Moneda (en inglés).

4. Contratar a la compañía de almacenamiento equivocada

Desde el punto de vista de un estafador, la estafa de oro ideal es que alguien te envíe dinero por oro que no tienes y que nunca tendrás que entregar. Muchas compañías reconocidas almacenarán tu oro de manera segura y adecuada, pero si decides que alguien te lo guarde, haz una investigación detallada de la organización. Busca una compañía con una larga trayectoria de operaciones, dice Rotunda, y verifica su historial con el Better Business Bureau. También puedes llamar al comisionado de valores de tu estado (en inglés), quien puede decirte si la compañía ha tenido algún problema regulatorio.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


5. Insistir en el oro físico

Varios fondos cotizados en la bolsa (ETF) invierten exclusivamente en el metal amarillo, y el precio de sus acciones están vinculados al precio del oro. Muchos ETF de oro están respaldados por oro físico almacenados en bóvedas, pero algunos se basan más bien en contratos futuros para hacerle seguimiento al precio del oro. Lee el prospecto para entender cómo opera el ETF de oro en el que piensas invertir. Los ETF son convenientes porque puedes comprar y vender acciones en cualquier momento durante el día bursátil, y no tienes que preocuparte por dónde guardar el oro. Pagarás un cargo recurrente por los servicios del ETF, y puede que tengas que pagar una comisión de corretaje para comprarlo, pero recuerda que también pagarías comisiones por comprar el oro físico y los cargos para guardarlo. Ten en cuenta que algunos fondos de oro invierten en acciones mineras de oro y no en el metal en sí. De nuevo, siempre lee el prospecto antes de invertir. El precio de las acciones mineras puede ser mucho más volátiles que el precio del propio oro.

John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para Kiplinger's Personal Finance y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 2008. La columna sobre inversión de Waggoner para USA Today se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.