Skip to content

Si tienes cobertura médica a través del Departamento de Asuntos de los Veteranos de EE.UU. (VA), no estás obligado a inscribirte en Medicare; no obstante, el VA recomienda a los veteranos que se inscriban en la Parte A y la Parte B de Medicare durante su período inicial de inscripción a los 65 años, a menos que también tengan un seguro grupal de un empleador actual.

Al hacerlo, los veteranos tienen más opciones para el cuidado de la salud. Los beneficios de salud del VA brindan cobertura para atención en las clínicas y los hospitales del VA, pero generalmente no cubren otros establecimientos ni otros médicos.

Incluso si estás satisfecho con tus beneficios de salud del VA en este momento, tus necesidades médicas —o los costos y la cobertura del sistema de salud del VA— podrían cambiar. Y podrías terminar pagando una multa por inscripción tardía si decides inscribirte en Medicare más adelante.

¿Cómo funciona Medicare con los servicios de salud de los veteranos?

Los beneficios de salud del VA y Medicare son dos sistemas separados. Los beneficios del VA cubren servicios en hospitales del VA y en otros centros dentro del sistema; Medicare no paga esos servicios.

Los beneficios de salud del VA generalmente no cubren hospitales, médicos u otros proveedores que participan en Medicare; tampoco pagan el coseguro, los deducibles ni los copagos de Medicare. Las reglas para coordinar Medicare y Tricare for Life son diferentes para los jubilados militares.

En ocasiones, el VA pagará por la atención de algunos proveedores que no están dentro de su red, pero solo si obtienes autorización por adelantado. En casos en que el VA autoriza solamente ciertos servicios que necesitas en un centro que no es parte de su red, Medicare puede ayudar a cubrir los costos adicionales.

La cobertura varía. Cuando solicitas la cobertura médica del VA, te asignan a un grupo de prioridad que determina tu cobertura y tus gastos de bolsillo dentro del sistema del VA. Los grupos de prioridad abarcan del 1 al 8; la prioridad 1 —la más alta— se otorga a quienes han recibido la Medalla de Honor y a los veteranos con enfermedades o lesiones relacionadas con el servicio que están calificadas como incapacitantes en al menos un 50%; la prioridad 8 —la más baja— se otorga a ciertos veteranos que tienen ingresos más altos y no tienen una discapacidad relacionada con el servicio que los habilite para recibir compensación del VA.

El nivel de prioridad puede afectar el derecho a recibir ciertos servicios y tratamientos del VA, como, por ejemplo, la atención dental. Si tienes un nivel de prioridad bajo, tal vez debas hacer copagos cuando visitas al médico, te haces pruebas especializadas (como una resonancia magnética) o te internan en el hospital por motivos no relacionados con la discapacidad que tienes a raíz del servicio militar.

Piensa en el futuro. Incluso si estás satisfecho con tu cobertura del VA, la financiación del sistema de cuidado de la salud del VA podría cambiar, especialmente para los veteranos con prioridad baja.

Tus necesidades de atención médica también podrían cambiar. Tal vez en algún momento te mudes a otro lugar más alejado de un centro del VA, o tal vez desees ver a un médico que no está en el sistema del VA.

Si no te inscribes en Medicare durante tu período inicial de inscripción a los 65 años, es posible que debas esperar hasta el siguiente período de inscripción general —del 1.o de enero al 31 de marzo de cada año— y tal vez tengas que pagar una multa por inscripción tardía. Una excepción: si tú o tu cónyuge todavía están trabajando y tienes cobertura médica a través de un empleador actual, puedes demorar la inscripción en Medicare.

Si tengo cobertura de medicamentos a través del VA, ¿necesito la Parte D de Medicare?

Si tienes beneficios de salud del VA, no estás obligado a comprar un plan de la Parte D de Medicare para medicamentos recetados. Se considera que los beneficios del VA para medicamentos recetados están al mismo nivel o por encima de los de la Parte D de Medicare —algo que los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid llaman “cobertura válida” (o "cobertura acreditable")—, de modo que no tendrás que pagar una penalidad si decides inscribirte en la Parte D más adelante.

Pero los servicios del VA solo cubren los servicios de los proveedores y las farmacias del VA. Algunas personas se inscriben también en la Parte D para poder obtener prescripciones de médicos que están fuera del VA y comprar medicamentos en alguna farmacia próxima.

Además, un plan de la Parte D podría cubrir fármacos distintos de los que cubre el VA y cobrar diferentes copagos. Los copagos del VA para los medicamentos recetados pueden variar según el nivel de prioridad. No puedes utilizar tus beneficios del VA y de la Parte D para los mismos gastos.

Si tienes beneficios de medicamentos con el VA, puedes inscribirte en un plan de la Parte D en cualquier momento después de tu inscripción en la Parte A o la Parte B de Medicare, o dentro de 63 días a partir del momento en que pierdes tu cobertura de medicamentos del VA, sin pagar una multa por inscripción tardía.

Lo que debes tener en cuenta

Medicare tiene primas, deducibles, copagos y otros gastos de bolsillo. Si tus ingresos y activos están por debajo de ciertos niveles, es posible que tengas derecho a recibir ayuda para algunos de esos gastos con un Programa de Ahorros de Medicare. También podrías tener derecho a recibir ayuda para cubrir las primas y los copagos de la Parte D de Medicare con el programa de asistencia financiera llamado Ayuda Adicional.

Actualizado el 19 de agosto de 2022