Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Los médicos hablan de un medicamento 'revolucionario' para bajar de peso

El fármaco Wegovy (semaglutida), aprobado por la FDA, parece ser dos veces más eficaz que otros tratamientos recetados para la obesidad.

Rótulo de la FDA

SARAH SILBIGER / GETTY IMAGES

In English | Los medicamentos para bajar de peso tienen mala fama, y no es difícil entender por qué. A lo largo de los años, tanto los medicamentos de venta libre como los recetados han sido decepcionantes, con resultados mediocres y efectos secundarios desagradables. Otros han resultado ser peligrosos o incluso mortales. Pero ¿es diferente la semaglutida que se acaba de aprobar? Los expertos en obesidad creen que sí.

El medicamento, que fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) (enlace en inglés), a principios de junio y se vende bajo la marca Wegovy, es para el "control crónico del peso" en adultos clínicamente obesos, es decir, con un índice de masa corporal (IMC) de 30 o más. Pero las personas consideradas simplemente con sobrepeso, con un IMC de al menos 27, también pueden utilizarlo, siempre que tengan al menos una dolencia relacionada con el peso, como presión arterial alta, colesterol alto o diabetes tipo 2.

Pluma de inyección Wegovy

CRISTIAN MIHAILA / ASSOCIATED PRESS

Wegovy es un fármaco inyectable que se administra una vez a la semana.

La semaglutida no es un medicamento nuevo, sino que se está reutilizando: el mismo ingrediente activo se comercializa desde el 2017 como tratamiento para la diabetes tipo 2. El uso del medicamento como una inyección semanal diseñada para reducir el azúcar en la sangre a menudo conduce a una cierta pérdida de peso, especialmente entre los pacientes que toman la dosis de 1 mg por semana en lugar de la opción más baja de 0.5 mg.

Gracias a la nueva aprobación de la FDA, ahora se venderá una dosis aún mayor de semaglutida, de 2.4 mg, específicamente para la pérdida de peso, bajo la marca Wegovy.

Los estudios clínicos indican que un tercio de los participantes perdieron el 20% de su peso corporal

El fabricante del medicamento, Novo Nordisk, realizó varios estudios sobre la seguridad y eficacia de la dosis de 2.4 mg antes de solicitar la aprobación de la FDA. En el estudio más grande, un estudio doble ciego de 68 semanas (en inglés) en el que participaron alrededor de 2,000 adultos obesos que no tenían diabetes, se descubrió que las personas que recibieron 2.4 mg de semaglutida inyectable semanalmente —además de participar en un programa de dieta y ejercicio— perdieron significativamente más peso que los que hicieron los mismos cambios de estilo de vida pero recibieron inyecciones de placebo.

La mitad de los participantes del grupo de semaglutida pudieron perder al menos el 15% de su peso corporal, y casi un tercio pudieron perder el 20%. (Aquellos en el grupo de placebo perdieron solo alrededor del 2.4% de su peso inicial).

"Los datos son muy impresionantes", afirma la Dra. Jennifer L. Kirby, profesora adjunta de la División de Endocrinología y Metabolismo de University of Virginia Health System. "Tenemos una cantidad limitada de instrumentos en nuestra caja de herramientas cuando se trata del tratamiento del sobrepeso y la obesidad. La incorporación de la semaglutida es una excelente noticia".

Por qué el medicamento supera a otras opciones con receta

Por el momento, hay muy pocos medicamentos para bajar de peso aprobados por la FDA en el mercado. Ninguno de ellos funciona tan bien como la semaglutida, dice el Dr. W. Timothy Garvey, profesor en University of Alabama, en Birmingham, y director del Diabetes Research Center de la universidad.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


"La eficacia [de la semaglutida], hasta donde podemos ver en los estudios clínicos, es el doble de lo que hemos visto con los medicamentos para bajar de peso aprobados actualmente", dice Garvey, quien ha supervisado estudios sobre una variedad de medicamentos para bajar de peso, incluida la semaglutida.

La semaglutida pertenece a una clase de medicamentos que se usaban inicialmente para tratar la diabetes; imita a una hormona natural (GLP-1) que hace que el organismo produzca más insulina después de comer. Esto, a su vez, reduce los niveles de azúcar en la sangre. Y sí, estos medicamentos a menudo vienen con el efecto secundario adicional de la pérdida de peso.

Sin embargo, con la mayoría de los medicamentos GLP-1, la pérdida de peso tiende a ser modesta —la mayoría de las personas bajan solo de 6 a 9 libras—. Aquellos que reciben 2.4 mg de semaglutida (Wegovy) a menudo pierden mucho más. Si tu peso inicial es de 200 libras y el medicamento te permite bajar un 15%, perderás 30 libras.

Cómo actúa la semaglutida en el cerebro

El beneficio de la pérdida de peso se obtiene gracias a la capacidad del fármaco de suprimir el apetito actuando de forma centralizada en el cerebro. Con el apetito bajo control, es probable que la persona coma menos y elija alimentos que no sean tan calóricos, dice Kirby, un diplomado de la American Board of Obesity Medicine.

Otro medicamento para bajar de peso aprobado por la FDA que es muy similar es la liraglutida (Saxenda), del mismo fabricante, que también se vende como medicamento para la diabetes con el nombre de Victoza. Aunque ambos son medicamentos GLP-1, la liraglutida es aproximadamente la mitad de efectiva que la dosis de 2.4 mg de semaglutida (Wegovy), dice Garvey.

Otros medicamentos recetados para bajar de peso en el mercado que actúan sobre el sistema nervioso central para suprimir el apetito (aunque mediante un mecanismo diferente al de los medicamentos GLP-1) incluyen la combinación de bupropión-naltrexona (Contrave) y de fentermina-topiramato (Qsymia). El único otro medicamento para bajar de peso aprobado por la FDA que no actúa suprimiendo el apetito es el orlistat (Xenical, que también se vende sin receta como Alli), que actúa disminuyendo la absorción de grasa de los alimentos que se consumen.

Según los expertos y los estudios publicados, la eficacia de ninguno de estos otros medicamentos se aproxima a la de Wegovy.

Algo "revolucionario", pero no una "píldora mágica"

Aunque Garvey describe la aprobación de la semaglutida para bajar de peso como algo "revolucionario", advierte rápidamente que su uso no es una solución rápida ni fácil. “Ayuda a los pacientes a seguir una dieta baja en calorías, pero no es una píldora mágica. Aún deben prestar atención a las opciones de estilo de vida y mantener la actividad física", dice. Lo que hace es facilitar la adherencia a los cambios en la dieta y al ejercicio necesarios para perder peso, algo que de otra manera puede ser extremadamente difícil para las personas con sobrepeso y obesidad.

"No es su culpa", dice Garvey. "El mecanismo de la enfermedad [obesidad] es hacerles sentir más hambre", por lo que, aunque consigan perder peso, suelen recuperarlo.

Para evitar los efectos secundarios, aumenta la dosis poco a poco

Los efectos secundarios de la semaglutida tienden a ser leves, dice Kirby, aunque muchos usuarios nuevos experimentan problemas gastrointestinales, como náuseas. Algunos también experimentan diarrea, vómitos, estreñimiento o dolor de estómago. Para evitar o mitigar tales problemas, toda persona que comience un tratamiento con semaglutida debe comenzar con una dosis más baja y aumentar lentamente hasta 2.4 mg.

La semaglutida lleva una advertencia que indica que se ha vinculado con el cáncer medular de tiroides, pero este efecto adverso solo se ha reportado en estudios en animales, no en humanos. Aun así, cualquier persona con antecedentes de este raro cáncer de tiroides debe evitar el medicamento. Las personas que tienen una afección poco común llamada síndrome de neoplasia endocrina múltiple tipo 2 (MEN2) tampoco deben usarlo, y lo mismo se aplica a quienes tienen antecedentes de pancreatitis o enfermedad de la vesícula biliar.

Los adultos de cualquier edad pueden considerar el uso de la semaglutida, pero los adultos mayores deben asegurarse de consultar a su médico antes de realizar cualquier esfuerzo para perder peso, advierte Garvey. El motivo: si ya tienes pérdida de masa ósea (osteopenia u osteoporosis) o pérdida severa de masa muscular, la pérdida de peso puede agravar esos problemas, especialmente si en tu régimen no incluyes los ejercicios aeróbicos y de resistencia adecuados.

Y ahora, las malas noticias: el costo actual del medicamento

Para la mayoría de las personas, el mayor inconveniente de usar semaglutida para bajar de peso probablemente sea el costo. Actualmente, Medicare no cubre los medicamentos para la obesidad y la mayoría de los planes de seguro médico privado tampoco lo hacen. "Es interesante, porque Medicare cubre la cirugía bariátrica", dice Kirby. En este momento, los pacientes que quieren usar un medicamento como Wegovy para bajar de peso probablemente tengan que pagar entre $1,200 y $1,300 de su bolsillo al mes durante todo el tiempo que lo necesiten (posiblemente el resto de su vida).

Kirby y otros expertos en obesidad esperan cambiar eso con su apoyo a la ley Treat and Reduce Obesity Act (de tratamiento y reducción de la obesidad). "La ley obligaría a Medicare a cubrir los medicamentos contra el sobrepeso y la obesidad, lo que probablemente generaría una mejor cobertura en el mercado comercial", señala.

"Sabemos que el sobrepeso y la obesidad pueden empeorar más de 200 afecciones, como las enfermedades de las articulaciones, las enfermedades cardíacas y muchos tipos de cáncer", dice Kirby. "Veo pacientes que han luchado con su peso durante mucho tiempo y a los que se los ha dicho repetidamente 'todo lo que tienes que hacer es comer menos y hacer ejercicio'. Pero esas intervenciones [por sí solas] tan solo dan resultados modestos para la mayoría de los pacientes. El resto realmente necesita más ayuda".

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.