Skip to content
 

8 síntomas del dolor de cabeza que no debes ignorar

¿Dolor con fiebre? ¿Sensibilidad en la sien? ¿Aparición súbita de una cefalea atronadora? Qué significan las señales y cuándo hay que preocuparse.

Una mujer con su mano en la cabeza en señal de dolor

JAMIE GRILL/GETTY IMAGES

In English | Por lo general, padecer un dolor de cabeza de vez en cuando no es algo de lo que haya que preocuparse. Te tomas un analgésico de venta libre y lo solucionas.

Sin embargo, a veces un dolor de cabeza puede ser una señal de algo más grave, especialmente a cierta edad. "A medida que te haces mayor, nos preocupa más que el dolor de cabeza sea causado por otro problema", dice la Dra. Deborah Carver, neuróloga y especialista certificada en cefaleas de UT Health San Antonio.

No es habitual que alguien comience a sufrir migrañas o dolores de cabeza por tensión después de los 50 años, por lo que cualquier dolor de cabeza nuevo debe ser evaluado por un médico, dice Carver. También deberías acudir al médico si siempre has tenido dolores de cabeza, pero su patrón cambia.

"Si antes tenías un dolor de cabeza una vez al mes, pero ahora lo tienes a diario, eso es algo preocupante", dice Carver. "También querremos verte si el dolor de cabeza se localiza en algún lugar diferente, si es distinto o si sus causas cambian".

Los desencadenantes más comunes son la falta de sueño, el estrés, la deshidratación o una reacción al alcohol. Los siguientes son algunos de los síntomas que, según los médicos, conviene hacer examinar de inmediato.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


1. Dolor acompañado de fiebre

Un dolor de cabeza acompañado de fiebre suele indicar que tienes algún tipo de infección, que podría ser una sinusitis común y corriente o algo más grave, como COVID-19 o una encefalitis (inflamación del cerebro). Si además tienes el cuello rígido, el médico podría sospechar un caso de meningitis.

A veces, la encefalitis y la meningitis también pueden causar confusión y dificultad para hablar. Ambas enfermedades pueden poner en peligro la vida si no se tratan de inmediato. "Las personas mayores tienen una mayor debilidad del sistema inmunitario, por lo que tienen un riesgo ligeramente mayor de sufrir algunas de estas infecciones", afirma Carver.

Si tienes dolores de cabeza, informa a un médico

Hablar con un proveedor de atención médica sobre tus dolores de cabeza es buena idea, incluso si no tienes síntomas de alerta, dice la Dra. MaryAnn Mays, de Cleveland Clinic. "El autotratamiento a veces puede provocar más daños", añade. Por ejemplo, tomar ibuprofeno regularmente puede tener un efecto negativo en los riñones.

No asumas que tienes que vivir con tus dolores de cabeza si afectan tu calidad de vida, dice Mays. "Puede que algunos pacientes hayan renunciado a tratar sus dolores de cabeza hace años; sin embargo, hay muchos tratamientos nuevos que tienen un buen nivel de inocuidad".

2. Aparición súbita de una cefalea atronadora

Se trata de un fuerte dolor de cabeza que aparece de repente ("como si te cayera un rayo encima", dice Carver) y que se siente como el peor dolor de cabeza de tu vida.

Este tipo de dolor de cabeza puede ser señal de la rotura de un vaso sanguíneo en el cerebro (lo que se denomina “aneurisma”), especialmente si el dolor comienza cuando se hace un esfuerzo físico. Otros síntomas son la rigidez del cuello o la alteración del estado mental. Es importante recibir ayuda rápidamente, porque la rotura de un aneurisma provoca una hemorragia que puede convertirse rápidamente en una amenaza para la vida, dice Carver.

Una cefalea atronadora también puede ser un síntoma de derrame cerebral, sobre todo si va acompañada de confusión, dificultad para hablar o debilidad en un lado del cuerpo.

3. Sensibilidad o dolor en la sien

Si tienes más de 50 años y sufres un dolor de cabeza punzante que se concentra en la zona de la sien, es posible que padezcas una enfermedad llamada arteritis de células gigantes o arteritis temporal, lo cual significa que los vasos sanguíneos de la cabeza están inflamados. Otros síntomas son el dolor de mandíbula o la dificultad para masticar, la sensibilidad del cuero cabelludo o las sienes, la fatiga, síntomas similares a los de la gripe o cambios en la visión. Esta enfermedad es más frecuente en las mujeres que en los hombres.

El dolor de cabeza causado por la arteritis de células gigantes puede empeorar progresivamente, o puede desaparecer y reaparecer. En cualquier caso, es importante que se revise rápidamente, dice la Dra. MaryAnn Mays, neuróloga de Cleveland Clinic. "Puede causar la pérdida de visión repentina si no se detecta a tiempo", dice.

4. Dolor después de una lesión en la cabeza (especialmente si tomas anticoagulantes)

Si notas un dolor de cabeza varias horas —o incluso varios días— después de golpearte la cabeza, podría tratarse del primer signo de una hemorragia peligrosa dentro del cráneo, que se conoce como hematoma subdural, dice Mays.

"Puede que ya haya pasado una semana desde que te caíste, pero podrías tener una hemorragia retardada, especialmente si estás tomando anticoagulantes", dice Mays. "Incluso si no estás tomando anticoagulantes, cualquier adulto mayor que haya tenido una caída reciente y luego tenga dolor de cabeza necesita, sin lugar a dudas, ser evaluado de inmediato. Hacerlo puede salvarle la vida".

Otros signos de un hematoma son la confusión, la debilidad y los desmayos. Los síntomas suelen empeorar con el tiempo.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


5. Molestias en los dientes o en la cara

Si tu dolor parece estar en la cara y a veces se siente como una descarga eléctrica, podrías tener un problema nervioso conocido como neuralgia del trigémino. El dolor puede desencadenarse al masticar, lavarte la cara o cepillarte los dientes. Aunque la enfermedad puede tratarse con medicamentos, a veces se tarda en diagnosticar, dice Mays. "Al principio, puede parecer que el dolor está en un diente, por lo que los pacientes suelen ir al dentista. A veces, los pacientes se someten a tratamientos de conducto que son innecesarios".

6. Problemas de visión

Un dolor que se siente como si estuviera alrededor de un ojo, o en el mismo ojo, especialmente si va acompañado de problemas de visión, puede ser señal de un glaucoma agudo (también llamado glaucoma de ángulo cerrado). A diferencia del glaucoma de ángulo abierto, que progresa lentamente y sin síntomas, el glaucoma agudo es una acumulación repentina de presión o líquido en el ojo que daña el nervio óptico. Se trata de una emergencia que puede provocar la pérdida total de la visión en 48 horas, por lo que es importante acudir rápidamente a un hospital.

7. Dolor al despertarse

Los dolores de cabeza matutinos pueden ser un signo de muchos problemas diferentes, como un tumor cerebral, artritis en el cuello o abstinencia de fármacos. Si también tienen dolor de cabeza otras personas que viven contigo, la causa podría ser la intoxicación por monóxido de carbono. Si tienes antecedentes de cáncer, un dolor de cabeza matutino podría ser indicación de una neoplasia en el cerebro.

Sin embargo, el diagnóstico más común en personas mayores que se despiertan con dolor de cabeza es la apnea del sueño, dice Carver. La apnea del sueño suele provocar un dolor de cabeza matutino que mejora a medida que avanza el día. También puedes sentir cansancio durante el día. Es importante que te evalúen si crees que puedes tener apnea del sueño porque, si no se controla, corres un mayor riesgo de sufrir un derrame cerebral o un ataque cardíaco.

8. Problemas neurológicos adicionales

Probablemente no hace falta decir que si, además del dolor de cabeza, tienes confusión, problemas de memoria, convulsiones, debilidad muscular, entumecimiento o dificultad para hablar, eso es motivo de preocupación, dice Carver. Todos estos son síntomas neurológicos que indican que algo está sucediendo en el cerebro, ya sea una inflamación, una infección o un tumor cerebral. El médico puede pedir un escáner cerebral y otras pruebas para realizar un diagnóstico definitivo.

Michelle Crouch es una escritora colaboradora que ha cubierto temas de salud y finanzas personales para algunas de las principales publicaciones para consumidores del país. Su trabajo se publicó en Reader's Digest, Real Simple, Prevention, The Washington Post y The New York Times.