Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

¿Cuál es la causa del dolor de cabeza detrás de los ojos?

Cómo encontrar alivio para el dolor que causan la migraña, la fatiga visual, la tensión y la sinusitis.

Una mujer con su mano en la cara en señal de dolor

JEREMY WOODHOUSE/GETTY IMAGES

In English | Visión borrosa, sequedad, comezón… son todos problemas oculares comunes que pueden sugerir que existe otro problema subyacente. Sin embargo, quizás el síntoma más molesto, por no decir preocupante, es el dolor que se produce detrás de los ojos. Puede ser una señal de diversos problemas que incluyen fatiga ocular, migraña y sinusitis. Según la causa, hay formas de eliminar el dolor y obtener un grato alivio.

Algunas razones comunes del dolor detrás de los ojos:

Fatiga ocular

Los músculos no son la única parte del cuerpo que puede fatigarse y doler después de usarlos demasiado. La fatiga ocular puede causar dolor en los ojos. Leer sin descansar la vista, conducir largas distancias, exponerse al resplandor (o esforzarse por ver con poca luz) o vivir con un problema ocular subyacente (por ejemplo, problemas visuales sin tratar) pueden causar problemas. Además, usamos dispositivos digitales. “Cuando miras algo con atención durante mucho tiempo, anulas la tendencia natural de parpadear que mantiene la humedad en los ojos”, explica el Dr. Andrew Iwach, profesor clínico adjunto de Oftalmología en University of California, San Francisco, y portavoz de la American Academy of Ophthalmology. “Eso puede causar sequedad en los ojos o el empeoramiento de un problema ocular subyacente, lo que produce dolor y molestias”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Tratamiento

“Descansa la vista, duerme bien por la noche y por lo general las cosas mejoran por sí solas”, indica Iwach. Aquí hay algunas otras maneras de aliviar el dolor.

  • Mantén los ojos lubricados. Las lágrimas artificiales de venta sin receta pueden lubricar la superficie ocular para prevenir o aliviar la sequedad en los ojos. “No esperes hasta tener síntomas para usarlas”, advierte Iwach. “Si por lo general tienes sequedad en los ojos a las 2 o 3 de la tarde, comienza a usar gotas artificiales más temprano. Podrás trabajar más tiempo y a la larga terminarás usando menos”.

  • Evita la fatiga visual que causa usar una pantalla digital. El resplandor puede cansar la vista y causar dificultad para ver los objetos en el monitor. Considera apagar algunas de las luces del techo o colocar una cubierta antirreflejo sobre la pantalla. Además, coloca la pantalla a un brazo de distancia. “Asegúrate de que el monitor o la computadora portátil estén a una altura cómoda, justo por debajo del nivel de los ojos”, recomienda Iwach.

También señala que quienes se comunican por videollamadas tienden a parpadear menos para dar la imagen de que participan: “Acostúmbrate a parpadear más seguido al mirar el monitor y descansa la vista mirando hacia otro lado de vez en cuando”. Cuando estés solo, usa la regla 20-20-20: por cada 20 minutos que pases frente a una pantalla, mira algo que esté a 20 pies de distancia durante por lo menos 20 segundos.

Migrañas

La migraña se considera el peor de todos los tipos de dolor de cabeza. Afecta al 12% de la población y casi el 90% de quienes la padecen tienen antecedentes familiares de migraña, que con frecuencia se manifiesta como un dolor muy intenso detrás de los ojos. Los síntomas comunes incluyen un dolor que interfiere con las actividades cotidianas, sensibilidad a la luz y náuseas, explica la Dra. Kathleen Digre, profesora de Neurología y Oftalmología en el John A. Moran Eye Center de University of Utah y la expresidenta más reciente de la American Headache Society. “Si tienes dos de estos tres síntomas”, indica, “tienes un 90% de posibilidades de que sea una migraña”.

Cuándo acudir al médico

¿Cómo sabes si debes preocuparte por un dolor de cabeza? Ten cuidado con estos signos que pueden sugerir un problema más grave y que en inglés por lo común se conocen con el acrónimo SNOOP para que sean más fáciles de recordar:

  • S (systemic) se refiere a síntomas sistémicos, como dolor de cabeza con fiebre y pérdida de peso
  • N (neurologic) se refiere a síntomas neurológicos, como confusión, disminución del estado de alerta o dificultad para hablar
  • O (onset) se refiere a la aparición súbita de un dolor de cabeza intenso
  • O (older) se refiere a una nueva aparición, en particular en las personas de más de 50 años
  • P (previous) se refiere a cefaleas previas: un tipo de dolor de cabeza diferente al que estás acostumbrado, como un cambio en la frecuencia o intensidad del ataque

Los cambios suelen ser catalizadores de este tipo de dolor de cabeza: cambios en el clima, en los patrones de sueño, en los hábitos alimentarios, incluso el cambio de vida (los cambios hormonales que ocurren durante la menopausia pueden desencadenar migrañas en las mujeres mayores). Los ataques también pueden ser provocados por estímulos sensoriales, como una luz brillante, ruidos fuertes y olores intensos. “Todos los sentidos se agudizan cuando una persona tiene migraña”, señala Digre. “Son personas que pueden oler el perfume de alguien desde una distancia de tres bancos en la iglesia, y eso puede causar un dolor de cabeza”. Llevar un diario para anotar cuándo comienzan las migrañas te puede ayudar a descubrir lo que desencadena los síntomas.

Tratamiento

  • Medicamentos: los analgésicos de venta libre pueden ayudar con las molestias leves, pero casi siempre es necesario tomar medicamentos recetados. Los triptanos, que debes tomar cuando sientes que comienza un ataque, ayudan a bloquear los circuitos de dolor que se dirigen hacia el cerebro. El lasmiditan es un nuevo medicamento por vía oral aprobado para el tratamiento de la migraña que alivia el dolor, las náuseas y la sensibilidad a la luz y al sonido (es similar al triptan, pero tiene menos riesgos para quienes padecen enfermedades cardiovasculares subyacentes). Otro medicamento muy eficaz son los anticuerpos contra el péptido relacionado al gen de la calcitonina (CGRP). Atacan e inactivan el CGRP, una proteína que producen los nervios y los vasos sanguíneos en el cerebro, que se sabe causa migraña. “Es una inyección que se aplica una vez al mes en vez de tomar una pastilla todos los días”, explica Digre. “Y ahora hay una nueva formulación que se administra cada tres meses por vía intravenosa”.

  • Conoce los factores desencadenantes. Por ejemplo, el glutamato monosódico (MSG) puede causar un ataque. “La cafeína es un arma de doble filo”, explica Digre. “A veces puede ayudar; pero si tomas demasiado, en realidad puede causar dolor de cabeza”. Otras posibles causas incluyen el alcohol (especialmente los productos fermentados, como el vino tinto, el champán o la cerveza), los quesos curados, las carnes procesadas, el chocolate y ciertos edulcorantes artificiales (como NutraSweet o aspartamo).

  • Considera la cantidad de magnesio que ingieres. Un estudio reveló que la ingesta frecuente de magnesio puede reducir la frecuencia de los ataques de migraña en un 41.6%. Pídele a tu médico que determine tu nivel de magnesio para saber si tienes una deficiencia. De ser así, la American Migraine Foundation recomienda tomar un suplemento de 400-500 miligramos de óxido de magnesio por día para evitar el dolor.
  • Tómate un tiempo para relajarte. “Quienes sufren de migraña necesitan un tiempo de inactividad en lugar de recibir un estímulo constante”, indica Digre. Cuando sientas la primera señal de un ataque, interrumpe tus actividades habituales (si puedes) y descansa en una habitación oscura y tranquila. Aplica una compresa fría en la cabeza para calmar el dolor. Incluso hay gorras que puedes comprar (una de ellas se llama icekap). “Colocas las bolsas azules de gel frías o calientes en la gorra antes de ponértela”, explica. “Surte efecto en algunas personas, pero no siempre alivia las náuseas que acompañan la migraña”.

  • Haz ejercicio con frecuencia. El ejercicio alivia naturalmente el estrés y le indica al organismo que produzca endorfinas analgésicas. Otra ventaja: estas sustancias químicas alivian la ansiedad y la depresión, que pueden empeorar la migraña. Asegúrate de tener una buena postura (sin encorvarte) y no hacer demasiado esfuerzo, ya que ambas cosas pueden desencadenar migrañas. Estos hábitos saludables y una buena alimentación son fundamentales, señala Digre.  “A quienes tienen migrañas les digo que el cerebro es una máquina delicada. Es sensible, necesita mucho mantenimiento y es necesario cuidarlo con una vida equilibrada”.

Dolores de cabeza tensionales

El dolor de cabeza más común, el tensional, produce un dolor sordo que se puede sentir como una banda ajustada firmemente alrededor de la frente que causa dolor al tacto en el cuero cabelludo, el cuello y los hombros, y dolor detrás de los ojos. Algunas personas sienten dolores de cabeza por tensión una o dos veces al mes; otras, con más frecuencia. Se producen por la rigidez del cuello, la frente y la cara: los músculos se tensan demasiado e irritan las terminaciones nerviosas. El estrés, la ansiedad y la fatiga son las otras causas comunes.

Tratamiento

  • Medicamentos: por lo general, los dolores de cabeza tensionales se pueden tratar con analgésicos simples de venta libre. Toma una aspirina, ibuprofeno, naproxeno o acetaminofén a la primera señal de tensión. Si el dolor es intenso, tal vez necesites tomar medicamentos de venta bajo receta.

  • Masajes: pídele a alguien que te masajee suavemente los músculos de los hombros, el cuello y la cabeza. También puedes hacerlo tú mismo con un leve masaje localizado y frotar suavemente el punto doloroso de la cabeza con las yemas de los dedos durante uno o dos minutos. También puedes aplicar una almohadilla térmica de baja temperatura en la cabeza durante cinco a diez minutos, según sea necesario, o tomar un baño o una ducha caliente para relajar la tensión muscular.

  • Relajación: mantener el estrés bajo control te puede ayudar a aliviar los síntomas. Si te sientes abrumado, te puedes relajar con algunos estiramientos lentos o respiración profunda, o caminar 15 minutos por el vecindario. Ahora que están comenzando a abrir los gimnasios, considera tomar una clase semanal de yoga.

Sinusitis

Todo lo que produzca acumulación de presión en los senos paranasales, como la congestión que causa un resfrío o una alergia, puede provocar una dolorosa pulsación alrededor de los ojos y en otras áreas de la cara. La sinusitis es una infección de los senos paranasales y los síntomas pueden incluir un goteo posnasal y fiebre. Por lo general, dura de dos a cuatro semanas. Cuando la sinusitis dura más de doce semanas a pesar de recibir tratamiento médico, se considera sinusitis crónica. Sin embargo, si el dolor facial es el síntoma predominante, tal vez tengas un trastorno por migraña y no sinusitis, indica el Dr. Bradley Otto, otorrinolaringólogo del Centro Médico Wexner de Ohio State University, en Columbus.

Tratamiento

Por lo general no es necesario acudir al médico, ya que la sinusitis suele desaparecer por sí sola y no necesitar tratamiento fuera de un breve ciclo de analgésicos de venta libre o aerosoles nasales, además de una buena hidratación, mascarillas faciales tibias para descongestionar y descanso.

Otras formas de contrarrestar el dolor y la presión:

  • Terapia con vapor: el vapor humedece el aire, lo que ayuda a humedecer los conductos sinusales y diluir la mucosidad densa. Toma una ducha caliente y respira el vapor para aliviar la presión. Coloca toallas tibias y húmedas alrededor de la nariz, las mejillas y los ojos para aliviar el dolor facial. También puedes usar un humidificador para que el alivio sea prolongado.

  • Aerosol nasal: para ayudar a mantener abiertas las fosas nasales y reducir la presión en los senos paranasales, usa un aerosol con solución salina nasal o con esteroides (como Flonase), que pueden aflojar la mucosidad densa y seca. También puedes probar un recipiente neti o rinocornio, que es un dispositivo similar a una tetera que se usa para irrigar los senos paranasales con una solución salina tibia. “Solo asegúrate de usar agua destilada y no agua del grifo”, advierte Otto, y no usarla más de una vez al día.

  • Ejercicio: la presión de los senos paranasales se puede aliviar si te mantienes activo, en particular con ejercicios aeróbicos como caminar, nadar y andar en bicicleta.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.