Skip to content

Guías para el cuidado de una persona mayor: aprovecha estos recursos e información.

 

Cuidado de la memoria: apoyo especializado para personas con Alzheimer o demencia

El centro adecuado puede mejorar la seguridad y la calidad de vida de un ser querido.

Una enfermera monta un rompecabezas con dos personas mayores

SHAPECHARGE/E+/GETTY IMAGES

In English | Cuando sea difícil cuidar en casa a una persona que tiene la enfermedad de Alzheimer o demencia, quizás debas considerar el cuidado de la memoria. El cuidado de la memoria es un tipo de cuidado especializado en viviendas para adultos mayores que ofrece atención intensiva y personalizada para las personas que tienen problemas de memoria.

Muchos centros de vida asistida y hogares de ancianos han creado unidades especiales de cuidado de la memoria para los pacientes con demencia. También hay centros independientes para el cuidado de la memoria. El cuidado de la memoria es un segmento en crecimiento en el mercado de viviendas para adultos mayores, y la cantidad de unidades aumentó en un 55% entre el 2013 y el 2018, según la revista Seniors Housing Business.

La reglamentación del cuidado de la memoria varía de un estado a otro, y también varía la calidad de las unidades de cuidado de la memoria. Es importante visitar y hacer preguntas mientras consideras si el cuidado de la memoria es lo indicado para tu ser querido.

¿Qué distingue el cuidado de la memoria?

El objetivo del cuidado de la memoria es brindar un entorno seguro y estructurado con rutinas establecidas para reducir el estrés de las personas que tienen la enfermedad de Alzheimer o demencia. Los empleados sirven comidas y ayudan a los residentes con las tareas de su cuidado personal, del mismo modo que el personal de los centros de vida asistida. Sin embargo, también tienen capacitación especial para afrontar los problemas únicos que surgen frecuentemente a consecuencia de la demencia o la enfermedad de Alzheimer. Visitan a los residentes con mayor frecuencia y les brindan estructura y apoyo adicionales para ayudarlos a llevar su día.

¿Tu ser querido está listo para recibir cuidado de la memoria?

Muchas personas que reciben el diagnóstico de enfermedad de Alzheimer pueden vivir solas durante las primeras etapas de la enfermedad, en especial si un familiar o un cuidador remunerado les brinda apoyo regular en el hogar. Sin embargo, puede llegar un momento en que tu ser querido necesite más cuidado del que crees que puedes brindarle en tu hogar. A continuación, algunas preguntas para ayudarte a decidir si es el momento adecuado para un traslado:

  • ¿La persona con demencia está comenzando a correr riesgos en su hogar actual?
  • ¿Hay algún riesgo para la salud de la persona con demencia o para mi salud como cuidador?
  • ¿Las necesidades de cuidado de la persona van más allá de mis habilidades físicas?
  • ¿Me estoy convirtiendo en un cuidador estresado, irritable e impaciente?
  • ¿Estoy descuidando mis responsabilidades laborales, mi familia y mi persona?
  • ¿La estructura y la interacción social en un centro de cuidado beneficiarían a la persona con demencia?

Fuente: Alzheimer's Association

 "En los centros tradicionales de vida asistida, se espera que los residentes manejen su propio tiempo; se publican los menús y los horarios de las comidas, pero el personal no los controla", señala Megan Carnarius, enfermera profesional y asesora de cuidado de la memoria en el área de Denver. "En el cuidado de la memoria, el personal se asegura de que los residentes coman, participen en las actividades y continúen con lo que sigue".

Dado que las personas con demencia son propensas a deambular (lo hacen 6 de cada 10, según la Alzheimer’s Association), los centros de cuidado de la memoria tienen puertas con alarma, ascensores que funcionan con código y espacios exteriores cerrados para mantener a los residentes en el lugar. Muchos ofrecen pulseras localizadoras para que los residentes tengan libertad de explorar y al mismo tiempo el personal pueda saber dónde están.

El objetivo de las actividades es mejorar la función cognitiva y lograr la participación de los residentes que están en diferentes etapas de la enfermedad.

Selección de un centro de cuidado de la memoria

Puedes comenzar tu búsqueda en AARP y en el buscador de recursos comunitarios  (en inglés) de la Alzheimer's Association, que es un directorio en internet de servicios de atención para adultos mayores. Haz clic en "Housing options" (opciones de vivienda), selecciona un tipo de vivienda (por ejemplo, centros de vida asistida o comunidad de cuidados continuos para jubilados) y luego ingresa tu código postal; los resultados te dirán si el centro ofrece cuidado de la memoria.

Una vez que has reducido tus opciones, los expertos recomiendan visitar varias veces cada centro de cuidado de la memoria de tu lista, incluso hacer al menos una visita sorpresa por la noche, cuando hay menos personal. Aquí hay algunos factores que debes considerar en tu búsqueda.

  • Diseño y entorno físico: ¿El centro está limpio y es agradable? ¿Tiene pasillos circulares para que los residentes no se sientan frustrados si no encuentran una salida? ¿Las habitaciones y las puertas tienen letreros claros (con palabras e imágenes) para ayudar a que los residentes se orienten? ¿Hay un área exterior cerrada con senderos para caminar? ¿Los residentes parecen felices?

  • Personal: ¿Qué tipo de capacitación especial para la demencia reciben los empleados? ¿El personal incluye a una enfermera que trabaja en el establecimiento? Durante tu visita, ¿se respondió a las necesidades de los residentes con rapidez? "Pregunta cómo manejan a una persona que se pone agresiva", sugiere Laura Gitlin, decana del College of Nursing and Health Professions de Drexel University y coautora del libro Better Living With Dementia. "No deberían depender de medicamentos antipsicóticos".

  • Alimentos y actividades: ¿El centro ofrece actividades en las que tu ser querido participaría? ¿Qué estrategias usa el personal para lograr que los residentes coman? Carnarius recomienda comer por lo menos una vez y participar en una actividad en el centro que estés considerando. "Observa el modo en que el personal logra la participación de los residentes durante las actividades", señala. "¿Parecen conocer personalmente a los residentes?"

  • Disponibilidad de cuidado continuo: Algunas unidades de atención de la memoria en centros de vida asistida no pueden proporcionar atención médica compleja. Averigua qué trastornos de salud o de conducta pueden hacer necesario que tu ser querido se vaya o se traslade a un nivel de atención más costoso dentro del centro. Pregunta también si el centro acepta Medicaid. De lo contrario, es posible que tu ser querido deba mudarse cuando se le acabe el dinero.

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


¿Cuánto cuesta el cuidado de la memoria?

No es sorprendente que el nivel más alto de cuidado y supervisión en una unidad de cuidado de memoria tenga su costo. En promedio, los centros de vida asistida cuestan $4,000 por mes, según una encuesta del 2018 (en inglés) que realizó Genworth, una compañía de seguros que sigue los costos de la atención a largo plazo. El cuidado de la memoria suma otros $1,000 a $4,000 por mes, según Carnarius, quien administró centros de cuidado de la memoria en Colorado durante más de 20 años antes de convertirse en asesora. Los costos varían según el estado y el nivel de atención que se brinda.

Los planes de Medicare y Medicare Advantage en general no pagan alojamiento, comida ni atención personal en un centro de vida asistida, aunque sí pagan la atención médica que ofrece el centro. Los beneficios para veteranos en general ayudan a cubrir el costo de los veteranos que reúnen los requisitos y los cónyuges sobrevivientes de 65 años o más. Medicaid puede ofrecer cierta cobertura para la atención a largo plazo una vez que tu ser querido ya no tenga bienes, pero solo si el centro lo acepta.

La mayoría de las familias que utilizan el cuidado de la memoria tienen que pagar de su propio bolsillo, dice Richard Newman, un abogado especializado en derechos de adultos mayores en Pensilvania. Si tu ser querido lo compró con anterioridad, el seguro de atención a largo plazo puede ser una gran ayuda, señala. Para ayudar a cubrir el costo, las familias también pueden vender bienes personales o hacer uso de los "beneficios en vida" de una póliza de seguro de vida.

Si crees que tu ser querido necesitará cuidado de la memoria, Newman recomienda planificar, si es posible. "Hay formas de proteger algunos bienes, y reunir los requisitos para recibir Medicaid pero es complicado, por lo que recomendaría hablar con un abogado especializado en derechos de adultos mayores", señala.

Michelle Crouch es una periodista independiente que escribe sobre salud, finanzas personales, crianza de los hijos y otros temas desde su hogar en Charlotte, Carolina del Norte.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO