Skip to content

Guías para el cuidado de una persona mayor: aprovecha estos recursos e información.

 

Cuidado diurno para adultos: lo que deben saber los cuidadores familiares

Cómo encontrar el mejor centro diurno para adultos que atienda las necesidades de tu ser querido.

Mujeres mayores jugando cartas

ANNE RIPPY/AGE FOTOSTOCK/GETTY IMAGES

In English | Los programas de cuidado diurno para adultos pueden proporcionar a los cuidadores un descanso necesario, a la vez que brindan a los adultos mayores la oportunidad de socializar con sus pares y remediar el aislamiento y la soledad que muchos sienten.

En el 2016, el año más reciente para el que se dispone de cifras, alrededor de 4,600 centros de cuidado diurno para adultos en todo el país atendieron a más de 286,000 participantes, según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS).

Los datos muestran que las personas mayores que asisten a estos centros tienen una mejor calidad de vida. Una revisión del 2017 (en inglés) de la investigación sobre los programas de cuidado diurno para adultos publicada en la revista The Gerontologist descubrió que estos programas proporcionaban beneficios de salud, psicológicos y conductuales a los participantes, en particular a aquellos con demencia y otros impedimentos cognitivos.

El hecho de que un ser querido pase tiempo en cuidados diurnos para adultos también puede tener efectos beneficiosos en el bienestar del cuidador.

Un estudio publicado en el American Journal of Geriatric Psychiatry en el 2014 analizó a 151 cuidadores que se encargan de personas con demencia. En un período de ocho días, los cuidadores mostraron niveles más altos de DHEA-S (sulfato de dehidroepiandrosterona) —una sustancia química que ayuda a proteger el cuerpo contra los efectos dañinos del estrés y puede reducir los riesgos de enfermedad— días después de que sus seres queridos pasaran tiempo en la guardería para adultos. El uso regular de estos servicios permitió que el organismo de los cuidadores "montara una respuesta protectora y restauradora a las demandas fisiológicas de brindar cuidados", concluye el informe.

Mientras que los centros comunitarios tradicionales para personas mayores pueden ser un gran lugar para que las personas saludables que no tienen discapacidades físicas o cognitivas importantes hagan ejercicio o tomen clases, las guarderías para adultos se encargan de aquellos que necesitan más supervisión y servicios. Más de la mitad de las personas mayores que asisten a guarderías para adultos tienen algún grado de deterioro cognitivo, según la National Adult Day Services Association, un grupo de la industria.

Qué servicios diurnos para adultos están disponibles

Los programas y servicios de los centros pueden variar, explica la asociación. Pero la mayoría ofrece ejercicios terapéuticos, interacción mental para los participantes, actividades sociales apropiadas para su situación y ayuda con el cuidado personal, como el aseo y el uso del baño.

A menudo proporcionan comidas y bocadillos, incluidas dietas especiales para quienes las necesitan, y transporte puerta a puerta.

Algunos centros se enfocan en áreas específicas de atención:

  • los centros sociales focalizan la atención en comidas y recreación, a la vez que brindan ciertos servicios relacionados con la salud;
  • los programas médicos y de salud brindan servicios de salud y terapéuticos más intensivos, además de las actividades sociales; y
  • los centros especializados aceptan participantes con ciertas enfermedades, como personas con demencia.

Organizaciones sin fines de lucro, como centros médicos u organizaciones para personas mayores, administran más de las tres cuartas partes de las guarderías para adultos. Normalmente operan los días laborables en horario de oficina, aunque algunos también ofrecen servicios durante el fin de semana o por la noche.

El costo de los cuidados diurnos

Según la Administración de Asuntos sobre el Envejecimiento, el costo del cuidado diurno de adultos puede variar desde tan solo $25 hasta más de $100 por día, dependiendo de factores tales como los servicios que se ofrecen. El costo promedio es de algo menos de $70 al día.

Servicios de cuidado diurno para adultos

Entre los programas más comunes que se ofrecen en las guarderías para adultos se cuentan:

  • asesoramiento
  • educación
  • cuidado vespertino
  • ejercicio físico
  • exámenes de salud
  • comidas
  • atención médica
  • administración de medicamentos
  • terapia física
  • recreación
  • relevo de descanso para el cuidador
  • socialización
  • supervisión
  • transporte

Fuente: Administración de Asuntos sobre el Envejecimiento (AoA) de Estados Unidos.

Aunque Medicare generalmente no cubre los honorarios, es posible recibir asistencia financiera a través de otros programas gubernamentales, como Medicaid, la Administración de Salud de Veteranos y las agencias estatales. Esto significa que, para los cuidadores que buscan ayuda y descanso, el cuidado diurno de adultos puede ser una opción más asequible que contratar una persona para que brinde cuidado en el hogar.

Cuándo considerar una guardería para adultos

La National Adult Day Services Association sugiere que los cuidadores consideren las guarderías para adultos cuando empiecen a ver signos de que un ser querido mayor:

  • tiene problemas para estructurar sus propias actividades diarias
  • se siente aislado o solo y desearía interactuar con otras personas mayores
  • siente ansiedad o depresión y necesita apoyo social y emocional
  • tiene dificultades para comenzar y mantener la concentración en una actividad, ya sea leer, conversar o ver televisión
  • siente incertidumbre o ansiedad al estar solo o parece que ya no está seguro sin compañía.

Los cuidadores familiares también pueden considerar los servicios diurnos para adultos cuando necesitan trabajar o estar fuera de casa la mayor parte del día, o si ellos mismos están sintiendo efectos adversos, como ansiedad, frustración, depresión o problemas de salud.

Cómo encontrar y evaluar los programas

Para encontrar programas de cuidado diurno para adultos en tu localidad, puedes escribir tu código postal en el directorio de búsqueda (en inglés) de la National Adult Day Services Association o comunicarte con la Agencia del Área sobre Envejecimiento de tu zona, que puedes encontrar en el sitio del Gobierno federal Eldercare Locator (buscador de cuidados para adultos mayores, en inglés), o llamando al 800-677-1116..

Una vez que identifiques un centro que parezca cubrir las necesidades de tu ser querido, el siguiente paso es visitar las instalaciones. La asociación recomienda hacer algunas preguntas básicas, como estas:

  • ¿Cuánto tiempo lleva funcionando el centro?
  • ¿Qué licencias, certificaciones y acreditaciones tiene?
  • ¿Cuál es la proporción de personal y participantes (cuanto más baja sea, mejor) y qué tipo de formación reciben los empleados?
  • ¿En qué días y horario está abierto?
  • ¿Cuáles son las reglas de llegadas o salidas tardías si no se utilizan los servicios de transporte que ofrece el centro?

También querrás explorar la gama completa de servicios del centro.

¿Ofrece terapia física, ocupacional o del habla? Casi la mitad de los centros lo hacen. ¿Cuenta con atención especializada para enfermedades como la pérdida de memoria?

Pregunta si el centro crea planes de servicio individuales para los asistentes, con qué frecuencia se actualizan esos planes y si puedes dar tu opinión.

Pasa algún tiempo simplemente observando el centro. ¿Se ve limpio y agradable?

¿Los muebles son cómodos y sólidos? ¿El lugar tiene acceso para sillas de ruedas? ¿Hay una zona tranquila donde tu ser querido pueda relajarse si siente la necesidad de un descanso?

¿Los baños se encuentran convenientemente ubicados y tienen agarraderas y espacio para sillas de ruedas? Presta atención también a la forma en que el personal y los asistentes interactúan y si parecen sentirse cómodos unos con otros.

Cómo ayudar a tu ser querido a adaptarse

La transición a una guardería para adultos puede ser estresante para una persona mayor con demencia. La Alzheimer's Association sugiere un enfoque gradual.

Una vez que hayas investigado un centro, lleva a tu ser querido a almorzar o a una actividad. Luego comienza a usar sus servicios un par de veces a la semana durante más o menos un mes antes de tomar una decisión final sobre la inscripción.

Tu ser querido podría resistirse a la guardería para adultos al principio, pero los participantes a menudo se adaptan después de varias semanas y comienzan a esperar con ansias ver a otras personas en el centro y participar en actividades, dice la asociación. Si el programa no parece estar funcionando para tu familiar, podrías sacarlo por un tiempo e intentar reintroducirlo al centro más tarde.

Nota de redacción: este artículo, originalmente creado en el 2012, ha sido actualizado con información más reciente.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO