Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Programas que ayudan a los adultos mayores a conseguir computadoras e internet

La edad y los bajos ingresos, en muchos casos, impiden utilizar eficazmente los recursos digitales.


spinner image Un hombre mayor usa una tableta electrónica en su casa
Getty Images

Beverly Black tenía una vida ocupada antes de la pandemia. Trabajaba como proveedora de cuidado infantil tres días a la semana hasta que el confinamiento en marzo del año pasado en la ciudad de Nueva York la obligó a quedarse sola en casa.

Black, de 68 años, no había reemplazado su computadora vieja cuando dejó de funcionar hace años. Pero después que las personas se vieron obligadas a quedarse en casa por el coronavirus, los funcionarios de la ciudad y otros trabajaron rápidamente para proporcionar el acceso a internet a los adultos mayores que no tenían conexión. Unas semanas después, Black tenía una nueva tableta LG Android, uno de 10,000 dispositivos proporcionados a personas de 60 años o más en la ciudad, además de una conexión a internet de T-Mobile por dos años y capacitación. Todo era gratis para los que se inscribían.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

“El único requisito era ser un adulto mayor que viviera en una vivienda pública”, dice Tom Kamber, fundador y director ejecutivo de la organización sin fines de lucro Older Adults Technology Services (OATS). “Elegimos a las personas según el orden de las solicitudes y una de las condiciones era que no tuvieran ya internet”. Ahora, OATS ha unido fuerzas con AARP en carácter de entidad benéfica afiliada, como lo son AARP Foundation (en inglés), la Asesoría Legal para Adultos Mayores y Wish of a Lifetime.

Black ha aprovechado al máximo la tableta y ha realizado “recorridos virtuales por otros países, de varios museos en Londres y del Museo del Louvre en París”.

“He visitado museos virtuales en Nueva York”, dice. “Realicé un recorrido virtual de la escuela a la que mi nieta quiere asistir”.

La importancia de contar con un dispositivo que tenga video

Debido a la pandemia, se ha descubierto lo necesario que es la tecnología para los adultos mayores, quienes corren un mayor riesgo de enfermarse de gravedad por la COVID-19. Para evitar infectarse, deben mantenerse alejados de familiares y amigos que no viven con ellos. Muchos no tienen internet o computadora —o su dispositivo es demasiado viejo y no tiene la capacidad de realizar conexiones de video—, por lo que se encuentran aislados.

También es importante ayudar a los adultos mayores a conectarse a internet para que puedan inscribirse más rápido para vacunarse contra el coronavirus. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que los estados den prioridad a las personas de 75 años o más, una vez de completarse la vacunación de los residentes de los hogares de ancianos. La COVID-19 es más letal para los adultos mayores de 65 años, y el 95% de las muertes hasta ahora ha sido de personas de 50 años o más.

Gobiernos locales, organizaciones sin fines de lucro y empresas de comunicación en todo el país están trabajando para remediar las deficiencias de tecnología. Adultos mayores en muchas comunidades han recibido computadoras portátiles o tabletas nuevas con internet y capacitación gratis facilitadas por alianzas cuyo objetivo es prevenir los efectos negativos del aislamiento.

“Este es un modelo que crecerá en todo el país en el 2021, ya que todos quieren que los adultos mayores tengan acceso a internet”, afirma Kamber.

Uno de los líderes es la organización sin fines de lucro Community Tech Network, la cual tiene sedes en el área de la bahía de San Francisco y en Austin, Texas. En menos de un mes, tras una oleada de cierres en Estados Unidos, el grupo lanzó Home Connect y ofreció cientos de dispositivos y servicios de internet gratis, además de capacitación virtual. La mayoría de los proveedores de internet en el país también ofrecen opciones de bajo costo a quienes lo necesitan, pero los costos varían según el proveedor y la localidad.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

“Las personas necesitan una conexión con los demás, y esta es la única manera segura de lograrlo”, dice Kami Griffiths, cofundadora y directora ejecutiva de Community Tech Network. “Esta tableta y el internet son su vía de comunicación con el resto del mundo para que no tengan que sentirse tan solas”.

Grupos que ayudan a sus comunidades

Griffiths dice que, al compartir lo que han aprendido desde la primavera del 2020 sobre la adquisición de dispositivos, la capacitación de instructores y la configuración de tabletas para las necesidades lingüísticas del usuario, las organizaciones sin fines de lucro pueden reproducir y ampliar el movimiento. Los adultos mayores que necesitan ayuda deben comunicarse con organizaciones como bibliotecas, centros para adultos mayores o agencias sobre el envejecimiento, las cuales pueden informarles sobre los recursos disponibles.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

A pesar de que la mayoría de las personas en Estados Unidos consideran que el acceso a internet es indispensable debido a la pandemia, los datos más recientes del Pew Research Center indican que menos de tres de cada cinco personas de 65 años o más tienen servicio de internet de banda ancha en casa.

“Me sentía como un cavernícola en el mundo de hoy. Todo está cambiando, y yo quiero ponerme al día para seguir el ritmo”.

— Matthew Robinson, 72 años, Austin, Texas

A pesar de su deseo de conectarse, algunos adultos mayores no logran completar la capacitación virtual y por teléfono necesaria durante la pandemia, dice Skye Downing, directora ejecutiva de la organización sin fines de lucro Austin Free-Net. Aunque 25 adultos mayores que ya contaban con servicio de internet recibieron una tableta Android y capacitación mediante un proyecto piloto, solo 15 habían completado el programa al finalizar el año. Una de las personas que lo logró fue Matthew Robinson, de 72 años, quien es cantante y músico de blues.

“Me sentía como un cavernícola en el mundo de hoy”, dice. "Todo está cambiando, y yo quiero ponerme al día para seguir el ritmo”.

Robinson, quien es padre de 6 hijos, abuelo de 16 nietos y bisabuelo de 24 bisnietos, usa su tableta para mantenerse en contacto con familiares y amigos. El guitarrista autodidacta dice que también toma lecciones de guitarra en línea y “está pensando en aprender una lengua extranjera”.

Organizaciones sin fines de lucro cambian sus actividades y difusión

Estos logros cuestan dinero. Para las organizaciones sin fines de lucro que ya carecían de fondos, la pandemia ha creado aún más cargas financieras.

“Los costos de operación de nuestro programa han aumentado considerablemente debido a la COVID-19”, dice Dan Noyes, codirector ejecutivo de Tech Goes Home. La organización sin fines de lucro con sede en el área de Boston proporciona computadoras, servicio de internet y capacitación a personas de todas las edades. La organización de Noyes gastó $275,000, incluidos $130,000 en tecnología, en adultos mayores en el 2020.

“Antes de la pandemia, todos los cursos se llevaban a cabo en persona en una biblioteca pública”. Los dispositivos se enviaban en grandes cantidades a la biblioteca para distribuirlos a los visitantes. Ahora, realizamos cursos virtuales y tenemos que enviar los dispositivos al hogar de cada persona”, explica. “Un envío que antes costaba $6 ahora cuesta $40”.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

En diciembre, el proyecto recibió una donación de $30,000 de la empresa AT&T, la cual, junto con la Age Strong Commission de la ciudad, pagó para que 40 adultos mayores recibieran dispositivos, servicio de internet y capacitación, la cual comenzó este mes. En marzo empezarán más clases.

William Marotta, un empleado estatal jubilado que vive solo en San Francisco, recibió en el otoño su tableta de diez pulgadas gracias a Home Connect de Community Tech Network. Sus dos tabletas anteriores habían dejado de funcionar, así que a Marotta, de 75 años, le alegró recibir una nueva. La ha utilizado para un par de visitas médicas de telesalud, las cuales se han vuelto más comunes durante la pandemia.

Una gran cantidad de beneficiarios de Medicare no tiene internet

Sin embargo, las investigaciones muestran que más de dos de cada cinco beneficiarios de Medicare que viven en su propia casa o departamento no tienen acceso en casa a una computadora de escritorio o portátil con una conexión de alta velocidad. Más del 25% tampoco tienen un teléfono inteligente u otro dispositivo digital similar.

Snehlata Malaviya, de 69 años, tenía un teléfono celular, pero recibió su primera tableta gracias a OATS de Manhattan.

“Estaba trabajando a tiempo parcial y luego tuve que aislarme en mi pequeño apartamento”, dice. “No tengo hijos ni nietos. Esta tableta me ha ayudado mucho en estos tiempos difíciles”.

Black y Malaviya son muestra de los beneficios de esta conectividad. Kamber dice que OATS ha trabajado con aproximadamente 50,000 personas en forma presencial desde que fundó la organización en el 2004. Pero solo desde abril, OATS ha servido a más de 60,000 personas virtualmente.

Black, que vive en Harlem, tiene familiares en todo el país, en Arizona, Maryland, Nuevo Hampshire y en el norte del estado de Nueva York. Le gusta charlar por Zoom con sus dos hijos, su hija y sus familias, que incluyen cuatro nietos y un bisnieto recién nacido. Asiste a servicios religiosos por Zoom y se conecta a internet para realizar muchas actividades virtuales.

“Tomo prácticamente todas las clases que ofrece el programa”, dice.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.