Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Guía para comprar computadoras portátiles: 5 características que debería tener una laptop

No es necesario ser estudiante para aprovechar los descuentos y encontrar el mejor equipo para ti.

Imagen del Microsoft Surface pro 2

TIMOTHY CLARY/AFP via Getty Images

Microsoft Surface pro 2

In English | Si estás buscando una computadora nueva —tal vez para aprovechar las rebajas anuales en esta época del año—, te has debido dar cuenta que las computadoras portátiles son cada vez más compactas.

¿Quién diría que las PC se pondría a dieta? Adoptando muchas de las características que hacen atractiva a una tableta —su delgadez, el peso ligero, la pantalla táctil y el procesamiento rápido—, se podría pensar que las computadoras portátiles tienen una crisis de identidad, pero se trata simplemente de la nueva norma.

Debido a estas interesantes innovaciones, comprar una nueva computadora puede complicarse. Por eso, le dimos un vistazo de las tendencias y algunos otros puntos para los consideres a la hora de comprar.

1. Pantallas táctiles y computadoras convertibles

Los teclados siguen siendo ideales para escribir mucho, pero las pantallas táctiles son más intuitivas para otras tareas. Tocar, desplazarte, deslizar y pellizcar se siente natural, sobre todo a la hora de mirar fotos, leer libros electrónicos, navegar por la web o jugar.

Las Mac no tienen pantalla táctil, pero muchas PC con Windows y Google Chromebooks sí. Las computadoras llamadas “2 en 1” o “convertibles” son tanto una laptop como una tableta, así que no necesitas comprar dos dispositivos separados.

En la mayoría de los casos, la pantalla de una “2 en 1” se dobla 360 grados hacia atrás, como las de la familia ASUS ZenBook Flip, que guardan el teclado debajo cuando no lo necesitas para que puedas llevarla contigo y usarla como una tableta. Con otros modelos, como el Surface Book 2 de Microsoft, puedes quitar la pantalla, dejar el teclado en el escritorio o la mesa y llevarte la pantalla y usarla como una tableta. Por razones obvias, a veces este tipo de “2 en 1” se conoce como computadora desmontable.



Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


2. Unidades de estado sólido, en vez de discos duros

En cuanto al almacenamiento —la cantidad de archivos que puede contener tu dispositivo—, notarás que muchas computadoras de hoy en día ofrecen memoria de unidad de estado sólido (SSD, solid state drive) en lugar de una unidad de disco duro. Por lo general, se prefieren las SSD.

¿Por qué? Las unidades SSD son como la memoria flash de tu teléfono inteligente o iPad; es decir, son más pequeñas, más ligeras y más rápidas que un disco duro, sin piezas móviles. Los discos duros giran. Por eso las unidades de estado sólido son menos propensas a daños, y son mucho más fáciles de usar con una batería.

La desventaja de las SSD es que tienen menos almacenamiento, en promedio, que un disco duro. Una computadora portátil puede tener 256 gigabytes de almacenamiento SSD, en comparación con un terabyte (aproximadamente mil gigabytes) disponibles con un disco duro.

Pero el almacenamiento no importa tanto hoy como antes. Los servicios de transmisión en línea —como Netflix para películas y series o Spotify para música— no requieren que descargues archivos, y los servicios gratuitos de almacenamiento en la nube pueden guardar tus archivos protegidos con una contraseña a través de una aplicación o un sitio web como Dropbox, Google Drive, iCloud o OneDrive.

3. Puertos USB-C o Thunderbolt

Esas omnipresentes ranuras USB en el costado o en la parte posterior de una computadora portátil son ideales para agregar dispositivos como un disco duro externo, una unidad flash, un teclado más grande, un ratón o un teléfono inteligente. Pero cuanto más delgadas se vuelven estas computadoras, menos probable es que encuentres esos puertos USB-A.

En su lugar, verás puertos USB-C más pequeños que ofrecen todo un nuevo mundo de funcionalidad.

Estos puertos transportan datos y energía a través de un solo cable, por lo que es posible cargar el teléfono inteligente mientras se sincroniza la información entre los dos dispositivos. Los cables USB-C también pueden transmitir video a un monitor o proyector externo.

Para acceder a los datos, los puertos USB-C suelen ser más rápidos que los USB-A. Si te quedas sin energía, muchas computadoras portátiles USB-C pueden cargarse con una batería o un bloque de energía, tal como sucede con tu teléfono inteligente.

Y lo que es mejor: los cables USB-C son reversibles, lo que significa que no tienes que preocuparte de conectarlos al revés.

Si la mayoría de tus dispositivos externos aún tienen cables USB-A, te podría resultar bien un hub o concentrador de conexiones con el que puedas conectar varios periféricos a un puerto USB-C. Algunas computadoras portátiles de alta gama, incluidas las MacBook, tienen puertos Thunderbolt 3, que usan el mismo conector USB-C y son totalmente compatibles con los dispositivos USB-C.

Una imagen de cerca de una persona en una computadora portátil en una videollamada

Getty Images

4. Cámaras web HD y wifi 6

¿Quién hubiera dicho que la videollamada se convertiría en el medio de comunicación de facto en el 2020? La pandemia obligó a miles de millones de personas en todo el mundo a trabajar o estudiar en casa. Sí, unos 4,000 millones de personas —alrededor de la mitad de la población mundial— trabajan o estudian a distancia, según Transparent Business, una empresa de software y gestión de personal de trabajo remoto.

Por esa razón, deberías considerar una computadora portátil con una cámara web estelar. Claro, siempre puedes conectar una cámara externa a tu equipo, pero ¿por qué incurrir en el costo adicional y utilizar una valiosa ranura USB?

Busca una cámara web de alta definición (HD), como la cámara web de 1080 píxeles de la Dell XPS 13 o la cámara FaceTime HD de 720p incorporada en muchas MacBook.

Para garantizar una conexión rápida y sin problemas, también querrás una sólida conexión wifi cuando participes en videollamadas y para todas las demás tareas en internet. El último estándar se conoce como wifi 6, a veces anunciado como 802.11ax.

Como estimación conservadora, las velocidades de wifi 6 son alrededor de un 30% más rápidas que las que estás usando ahora, que probablemente sea 802.11ac, con velocidades teóricas de hasta 10 gigabits por segundo. Las velocidades del mundo real probablemente serán más lentas.

De cualquier manera, vale la pena considerar el wifi 6. Pero ten en cuenta que necesitarás un enrutador con capacidad wifi 6 para aprovechar al máximo este estándar inalámbrico de última generación.

Por otro lado, el wifi 6 admite más dispositivos simultáneos. Lo más probable es que tengas varios juguetes tecnológicos con wifi en tu hogar. Además puedes disfrutar de mayor alcance con menos zonas muertas y menos interferencias entre dispositivos.

5. Procesadores, gráficos y memoria del sistema

Además de decidir si quieres un sistema operativo Windows PC, Mac o Chromebook, tu marca favorita y qué características consideras esenciales, el procesador —también conocido como unidad central de procesamiento o CPU— es increíblemente importante. Es el motor que impulsa el desempeño de tu computadora.

Los procesadores como los de la familia de décima generación de Intel proporcionan a las PC velocidades mucho más rápidas, la capacidad de realizar tareas simultáneas con mayor fluidez, una conectividad inalámbrica más fiable y una duración de la batería mucho mayor que en las primeras computadoras portátiles. Los procesadores Core i3, i5 y i7 son una especie de alternativa de buena a mejor a excelente.

El Core i9 es para animadores serios, fanáticos de los juegos, diseñadores gráficos y editores de video, quienes también podrían beneficiarse de una poderosa tarjeta de gráficos. Como mínimo, compra un procesador Core i5 para que tu computadora no se vuelva obsoleta demasiado rápido.

Comprar una computadora es como comprar ropa de niños. Cómprala un poco más grande de lo que necesitas hoy para que puedas crecer y ahorrar a largo plazo.

Por último, para la memoria del sistema, a veces denominada RAM y también vinculada a la velocidad y a la capacidad de realizar múltiples tareas a la vez, busca un mínimo de 16 o 32 gigabytes en lugar de 8 o 12 GB.

Marc Saltzman ha sido periodista independiente de tecnología durante 25 años. Su pódcast, Tech It Out, (en inglés) busca desglosar el lenguaje informático y traducirlo a uno más común.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO