Skip to content
 

Más adultos mayores quieren adoptar

Parejas y solteros tratan de lograr un cambio en la vida de algunos niños.

In English | En el 2006, Craig Roberts y su esposa, Fiamma di Gioia, cambiaron la vida apacible que llevaban en Lindstrom, Minnesota, para adoptar a dos adolescentes y a la hermana menor, de 10 años.

Vea también: Detalles de las adopciones internacionales.

"Es una gran responsabilidad", dice di Gioia, de 72 años, quien es maestra jubilada (enlace en inglés) y tiene dos hijos de un matrimonio anterior. Al igual que muchos chicos adoptivos que provienen de familias que los adoptaron temporalmente, los tres hermanos tenían temor de ser abandonados.

A pesar de los contratiempos, la adopción valió la pena, dice la pareja. Las hijas ahora tienen 20 y 15 años y el hijo tiene 18. "Es una manera de retribuir, de dejar una huella positiva todos y cada uno de los días de nuestra vida", dice Roberts, de 61 años, diseñador de bases de datos para un banco.

Muchas parejas y personas solteras en sus 50 y 60 años o más están dedicándose a ser padres, según datos de los organismos de adopción y de bienestar social. Es posible que los padres adoptivos de más edad estén mejor preparados para guiar a niños de edad escolar o a adolescentes hacia la edad adulta.

De las 3.330 parejas activas en el sitio web AdoptUSKids a finales de marzo, la edad promedio de los posibles padres es 43 años, mientras que la edad de las posibles madres es 41, dice Kathy Ledesma, directora nacional de proyectos de la organización.

''Está aumentando el número de personas de más de 50 años que están adoptando, y cada vez es más frecuente que adopten a niños mayores, y no cabe duda de que tendrán que afrontar dificultades, en especial si quieren adoptar niños más pequeños'', dice Adam Pertman, director ejecutivo del Instituto de adopciones Evan B. Donaldson de Nueva York, que hace investigaciones y formula políticas acerca de la adopción y las familias adoptivas temporales. ''La adopción de niños mayores que se encuentran al cuidado de familias de adopción temporal, sigue siendo la forma más fácil para estos futuros padres de cierta edad''.

Siguiente: Lograr cambios en el mundo.

Lograr cambios en el mundo

Si bien muchas de las adopciones que solicitan las personas de mayor edad se hacen en el país, algunos futuros padres optan por la adopción internacional. Phil y Connie Warners de Grand Rapids, Michigan, cuyos tres hijos adoptados son veinteañeros, adoptaron en 1999 a un niño de Rumania, Robbie, que ahora tiene 15 años. Hace un año, adoptaron a Tem de 7 años y a su hermana Tessa de 5 años, de Etiopía. Los tres llegaron a través de Bethany Christian Services.

''Hacemos cosas que para otras personas serían una locura'', dice Phil, de 51 años, director de educación al aire libre en un campo para jóvenes cristianos que funciona todo el año. Su esposa, de 50 años, trabaja como enfermera a tiempo parcial. ''Creemos que, a pesar de nuestra edad'', dice Phil, ''podemos seguir nuestras actividades para tratar de que el mundo sea mejor, aunque sólo sea para dos niños cada vez''.

Gloria Chávez y su esposo, Stan Fitch, ya tenían 50 años cuando adoptaron a dos hermanos, hace seis años. Ella tenía una hija que murió cuando era todavía pequeña; él no tenía hijos. Ambos provenían de familias numerosas, Fitch era el menor de nueve hermanos; Chávez era la mayor de cinco y había ayudado a criar a sus hermanos. Con esta experiencia, "pensé que estábamos bien preparados'', dice Chávez, de 60 años y presidenta de una empresa consultora sobre seguridad ambiental y nuclear que su esposo fundó en Albuquerque, Nuevo México.

Sus hijos adoptivos —Angelo de 19 y Tony de 18—  eran dos de siete hermanos que habían sufrido abuso y abandono y habían experimentado numerosos cambios cuando vivieron en diversos hogares colectivos y con familias individuales. ''Eran niños de la calle que desconocían los buenos modales para comer, con un vocabulario y destrezas sociales limitados", dice Chávez.

Ahora, Angelo asiste a la New Mexico Tech con una beca completa y Tony empezó la secundaria y es capitán del equipo de golf. También piensa ir a la universidad. ''Están encontrando su camino en la vida, de forma lenta, pero segura'' dice Fitch de 57 años. ''Están aprendiendo a superar lo que vivieron en el pasado. Están aprendiendo a ver que tienen un futuro ante ellos''.

Siguiente: De la adopción temporal a la adopción definitiva.

De la adopción temporal a la adopción definitiva

Fomentar cambios positivos en los hijos adoptados puede representar una gran satisfacción para los padres a cualquier edad.

''No cabe duda de que la tendencia de adultos mayores que están adoptando hijos se ha generalizado y es una realidad actual importante en la comunidad de las adopciones'', dice Kate Trujillo, vicepresidenta ejecutiva de Adoption Exchange, de Aurora, Colorado, que ofrece apoyo y servicios a las familias, antes, durante y después de la adopción.

Jeannie Arden de 76 años y su esposo Laurie de 68, adoptaron recientemente a Tori, de 10 años, después de haberla alojado temporalmente desde julio pasado en su hogar de Richmond, Indiana. ''Como los dos estamos jubilados, sentíamos que había un vacío en nuestra vida. Y pensamos que podíamos darle a un niño mucho amor y felicidad'', dice Laurie, quien trabajaba como redactor técnico para el Gobierno y fue contramaestre de la Marina. Su esposa administraba una guardería.

''Esta niña es una gran bendición para nosotros'', dice Jeannie, quien tiene cuatro hijos adultos, mientras que su esposo tiene dos. ''Sencillamente, nos cambió la vida totalmente''. En lugar de sentarnos sin nada que hacer, tenemos a alguien a quien cuidar''. La pareja ha disfrutado tanto con esta adopción que esperan adoptar a otra niña.

Joe Mondello de 71 años, también decidió adoptar una segunda vez. A finales de noviembre, se convirtió en el padre adoptivo de Jeffrey, de 19 años. ''Nos va muy bien. Se ha adaptado muy bien a su vida aquí'', dice Mondello, quien trabaja a tiempo parcial como recepcionista en Sears.

Mondello inicialmente albergó y luego adoptó a un niño de 12 años, Dale, quien ya tiene 29 años y se independizó. Esto ocurrió después de la muerte de la madre de Mondello cuando se sintió muy solo en su casa de tres dormitorios en Highland Heights, Ohio, en los suburbios de Cleveland. ''Es como si fuera mi propio hijo'', dice Mondello, hablando de Dale.

Siguiente: Ayudar a que los niños florezcan.

Ayudar a que los niños florezcan

En el hogar de Curtis Blount y su pareja de 12 años, Jeffrey Long, situado en Monroeville, Nueva Jersey los hijos adoptivos, Gerry y Cedric, ambos de 15 años se sienten como si fueran hermanos, aunque no tienen nexos de sangre. ''Desde la adopción, Gerry realmente ha salido de su cascarón y se ha transformado en un maravilloso joven'', dice Blount de 46 años, quien trabaja como jefe de seguridad informática para una empresa mundial de la confección. Long, de 51 años, se jubiló de su cargo en el sistema de  correccionales.

"Mientras que Cedric es fanático del baloncesto, Gerry se ha convertido en el chico buenmozo de la familia a quien llaman todas las chicas'', dice Blount. ''Nos mantienen muy ocupados. Es asombroso ver cómo crecen y maduran estos dos jóvenes''. Durante la semana, la labor de ser padres se concentra en las tareas y los proyectos escolares. Los fines de semana, la atención se vuelca a los deportes.

''Saber que uno ha tenido la oportunidad de darle un hogar a alguien que de lo contrario sería un número más en el sistema, es una sensación maravillosa'', dice Blount. ''Sí, es cierto que son los típicos adolescentes mimados. Pero, al mismo tiempo nos ayudan a llevar la vida con humildad y a valorar nuestras bendiciones''.

Susan Kreimer es escritora y vive en Nueva York.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto