Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

7 maneras en que ser tacaño puede ser desventajoso

Ahorrar dinero no siempre es tan simple como comprar cosas en oferta. Aprende estos pasos sencillos para evitar gastar tus dólares.

spinner image Verduras, frutas, pan y leche puestos en un basurero de desperdicios
THE IMAGE BANK / GETTY IMAGES

Encontrar maneras de ahorrar es muy importante para muchas personas, especialmente con la alta inflación, las tasas de interés en aumento y la posibilidad de una posible recesión. Pero a veces el tratar de ser frugal puede costarte más dinero de lo que ahorras. 

“Cuando estás empezando a tratar de ahorrar, hay una tendencia natural a lanzarte a lo profundo y llegar demasiado lejos”, dice Emily Irwin, directora sénior de Asesoramiento y Planificación de Wells Fargo Wealth & Investment Management. “Al principio, es posible que algunos intentos de ahorro no salgan bien”.  

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Estos fracasos son comunes —en particular entre las personas que recién han comenzado a adoptar una mentalidad de ahorro—, pero son evitables. Hay maneras fáciles de convertirlos en ahorros exitosos, incluso si has cometido los siguientes siete errores.

1. “Cocinar” en vez de salir a comer

La comida es una gran parte del presupuesto del hogar, así que tiene sentido encontrar maneras de ahorrar en esta categoría. Una estrategia comprobada es cocinar más en casa. En vez de salir a cenar o pedir comida para llevar, las personas se comprometen a cocinar siete días a la semana, tres comidas al día. Se abastecen de todo lo que necesitan para preparar comidas en casa y ahorrar una fortuna. Es posible, pero los problemas surgen cuando la comida no se cocina y con el tiempo hay que tirarla a la basura. De repente, todo el dinero que creías que ibas a ahorrar se desperdicia. 

Mejor haz esto: Debes conocerte bien para tratar de ahorrar dinero cocinando. Es una gran idea, pero ¿realmente lo harás? “Tómate un momento cuando estés comprando y pregúntate: ‘¿De verdad puedo comprometerme a hacer esto?’”, dice Trae Bodge, experta en compras en TrueTrae.com. “Tienes que ser realista. Algunos de nosotros somos más realistas que otros”. 

2. Tomar atajos en cuanto al mantenimiento

Evitar la limpieza dental o el cambio de aceite puede parecer una manera de ahorrar unos pocos dólares, pero tomar atajos podría costarte mucho más en el futuro. Eso es especialmente cierto si tienes que reemplazar el artículo o necesitas un procedimiento médico costoso como resultado de no ir a citas de mantenimiento ni hacer chequeos. 

Mejor haz esto: “Asegúrate de hacer todo lo posible para prolongar de manera proactiva la vida” del producto o la tuya misma, dice Irwin. Eso significa que debes estar al tanto de las citas de mantenimiento para tu salud y tus cosas costosas. “Si vives en la parte norte del país, asegúrate de hacerle una revisión anual al sistema de calefacción, y si vives en el sur, asegúrate de verificar la unidad de aire acondicionado”, dice. 

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

3. Comprar productos en grandes cantidades, pero nunca usarlos 

A todos les gusta una buena oferta. Es por eso que BJ’s, Costco y otras tiendas mayoristas hacen tan buen negocio. Esa estrategia tiene sentido si consumes el artículo que compras en grandes cantidades antes de que caduque. Tomemos como ejemplo el bloqueador solar. Puedes ahorrar dinero comprando un paquete de tres, pero si no lo usas dentro de un año, pierde su eficacia, lo que significa menos protección cuando estás al sol. “Es posible que tengas la intención de ahorrar dinero comprando cosas en grandes cantidades, pero si no las estás usando lo suficientemente rápido, pueden caducar. Eso sucede con bastante frecuencia con las verduras, el protector solar y las especias”, dice Bodge.  

Entretenimiento

Juegos de AARP

Juegos y rompecabezas gratis en línea, incluidos los clásicos de Atari

See more Entretenimiento offers >

Mejor haz esto: Resiste la tentación de comprar algo solo porque es más barato si compras mucho. Si es algo que usas por completo rápidamente, vale la pena. Si te tomará varios meses consumirlo, no necesitas comprarlo en grandes cantidades. “La mayor razón por la que las personas fracasan es que tienden a olvidar cómo realmente viven sus vidas”, dice Irwin. 

4. Solicitar la tarjeta de crédito de una tienda para obtener una oferta

Un porcentaje de descuento, cero intereses y sin pagos durante 12 meses son ofertas comunes que los minoristas ofrecen para que abras una tarjeta de crédito de la tienda. Pero el descuento solo tiene sentido si pagas tu saldo a fin de mes; si no lo haces, tendrás que pagar intereses. “Las tarjetas de tiendas tienen una tasa de porcentaje anual (APR) alta”, dice Bodge. “Realmente terminas pagando mucho por esa tarjeta si no la saldas todos los meses”. 

Mejor haz esto: Si hay alguna posibilidad de que no puedas pagar tu compra antes de fin de mes, resiste la tentación de abrir una tarjeta de crédito de una tienda, incluso si significa que puedes ahorrar un 20%. Si tienes el dinero disponible y puedes pagar la factura inmediatamente, puede valer la pena. Como todos los fracasos de ahorro, la mejor defensa es ser sincero contigo mismo. 

5. Dejar que las ofertas de introducción sean permanentes

Las pruebas gratuitas son excelentes, si es que no se convierten en suscripciones permanentesLamentablemente, esto tiende a ocurrir mucho.

“Las personas se inscriben en suscripciones y se olvidan de que se inscribieron”, dice Bodge. “De repente algo gratis se convierte en pagos continuos”. 

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Mejor haz esto: No tienes que inscribirte en todos los servicios de prueba, pero si lo haces, asegúrate de cancelarlos antes de que empiecen a cobrar. Para mantenerte al tanto, Irwin dice que puedes establecer alertas de calendario para cancelar la suscripción antes de que termine el período introductorio.

6. Hacer proyectos y reparaciones tú mismo

YouTube hace que se vea fácil hacer todo, desde reparar electrodomésticos hasta construir una terraza sin necesidad de contratar a un profesional costoso. Eso puede ser verdad si tienes ciertas habilidades. De lo contrario, tus esfuerzos de hacer las cosas tú mismo pueden terminar costándote más de lo necesario. “Pensé que había logrado arreglar mi propia lavadora, pero no fue así”, recuerda Bodge. “La reparación resultó ser más costosa de lo que habría sido”. 

Mejor haz esto: Si no tienes las herramientas, la capacidad ni el tiempo para arreglar algo tú mismo, no seas terco, llama a un profesional. Tu intento de corregirlo te costará dinero, y si no lo logras, terminarás por necesitar ayuda profesional de todos modos. 

7.  Comprar algo solo porque está en oferta

Todos somos culpables de comprar algo que no necesitamos simplemente porque está en oferta. ¿Quién puede resistirse a un 50% de descuento en un suéter nuevo o un par de zapatos? Algo aún más atractivo para los compradores frugales: comprar dos y recibir uno gratis. Antes de darte cuenta, estás comprando dos cuando ni siquiera necesitabas uno. “Con un 70% de descuento, todavía hay un 30% que estás pagando por algo que no necesitas”, dice Bodge. 

Mejor haz esto: A menos que sea algo que necesites, no caigas en la trampa de comprarlo solo porque está a precio reducido. “Detente y pregúntate: ‘¿Voy a usar esas tres cosas?’”, dice Bodge. Si la respuesta es no, no hagas la compra.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.