Skip to content
 

Gánale a la inflación comprando al por mayor

Solo asegúrate de tener espacio suficiente para guardar todo.

Una persona arrastra un carro lleno de productos al por mayor a las afueras de Costco

BOSTON GLOBE / GETTY IMAGES

In English

Tu billetera probablemente ya lo sabe mejor que la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, pero la agencia informa que en los 12 meses que concluyeron en mayo, el índice de precios al consumidor (CPI) de los alimentos de consumo en el hogar aumentó el 11.9%, el mayor aumento en un período de 12 meses en aproximadamente 43 años. Comprar alimentos al por mayor puede ayudarte a combatir ese aumento, siempre y cuando puedas cubrir el costo inicial y tengas espacio para guardar lo que compras.

Al comprar alimentos en mayor cantidad y guardarlos en el congelador, la alacena o el sótano, es posible pagar considerablemente menos. AARP habló con cuatro expertos en compras de alimentos al por mayor y les pidió sus consejos sobre qué es lo que deben considerar quienes van a comprar al por mayor por primera vez.

¿Es algo realmente útil para mí?

A veces, las cosas nuevas parecen intrigantes, pero cuando te fijas en los detalles te das cuenta de que en realidad no son para ti, dice Jerlyn Jones, dietista registrada y propietaria de Lifestyle Dietitian en Atlanta. La compra al por mayor es una de esas cosas. Pregúntate si realmente es algo para ti. Si te gusta la idea de comprar frutas y verduras frescas al por mayor, pero no la realidad de prepararlas y congelarlas, no las compres, aconseja. Y si ir a la tienda mayorista una o dos veces al mes para comprar alimentos te resulta más una tarea que algo entretenido, no lo hagas.

Comprar al por mayor también requiere calcular cuánto comes realmente cada mes, dice Jones. Un frasco de un kilo de aceitunas es una gran compra solo si las comes todas. Y el gasto inicial de comprar al por mayor puede ser un poco impactante. Tienes que decidir cuánto estás dispuesto a gastar y si tienes suficiente dinero para cubrir con comodidad el costo inicial de una compra al por mayor.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Los mejores alimentos para comprar al por mayor

Ingredientes para hornear, como harina, azúcar y maicena. Guárdalos en una segunda heladera, dice Trae Bodge, una experta en compras sensatas y finanzas personales.

  • Pan. Guárdalo en el congelador, junto con las pizzas congeladas —otra buena compra al por mayor—, dice Elissa Altman, autora de Big Food: Amazing Ways to Cook, Store, Freeze, and Serve Everything You Buy in Bulk.
  • Frutas y verduras enlatadas. Se almacenan fácilmente y se conservan bien por mucho tiempo.
  • Salmón, atún y sardinas enlatadas. Estos productos también tienen una larga vida útil, dice Jones.
  • Frijoles secos y café seco congelado. Guárdalos en el congelador para prolongar su vida útil.
  • Frutas y verduras congeladas. Son los alimentos congelados más aptos para la compra al por mayor, dice Jones.
  • Cereales, como arroz y quinua. Cuando se almacenan correctamente en bolsas para congelamiento, pueden durar hasta tres meses, dice Altman.
  • Frutos secos. Cómpralos con cáscara para lograr la mayor vida útil.
  • Pasta. Nada mejor para comprar al por mayor que espaguetis y macarrones, que tienen una vida útil extremadamente larga, dice Bodge.
  • Mantequilla de maní. Es nutritiva y se conserva bien.

Los peores alimentos para comprar al por mayor

  • Grandes envases de comida chatarra. Inevitablemente, el contenido se pondrá rancio, dice Bodge.
  • Queso. Congelarlo no da buen resultado, dice Bodge.
  • Pescado fresco o congelado. Tiene un alto contenido de agua, y si se congela durante mucho tiempo puede perder el sabor, dice Altman.
  • Aceite de oliva. Tiene una vida útil limitada.

Dónde comprar al por mayor

Para la mayoría de las personas, dice Bodge, la respuesta se basa en cuál de las tiendas mayoristas por membresía —Costco, Sam’s Club o BJ’s Wholesale Club— les queda más cerca. Si la tienda queda muy lejos, probablemente no valga la pena sacar una membresía, dice. Si no piensas comprar en la tienda al menos una vez al mes, probablemente tampoco se justifique. El costo de la membresía de los tres clubes oscila entre $50 y $60, pero lo más importante en cuánto ahorras en total con las compras al por mayor. Si no estás ahorrando entre el 20 y el 40%, probablemente no valga la pena, dice.

En vez de comprar una membresía completa en alguna de esas tiendas, Jones sugiere seriamente que busques una membresía de prueba, que por lo general son gratuitas. De esa manera podrás ver si te gustan la tienda y la experiencia de compra allí. BJ’s, por ejemplo, ofrece pases de un día en su sitio web para quienes no son socios, y a veces ofrece membresías de prueba por tres meses.

Otros sitios donde comprar al por mayor:

La carnicería local. La manera más inteligente de comprar carne al por mayor no es en la tienda mayorista local ni con un servicio en línea de entrega a domicilio, sino haciéndote amigo del carnicero de tu vecindario, dice Altman. Eso significa presentarte y explicarle al carnicero qué es lo que necesitas. Para los clientes regulares, el carnicero a veces está dispuesto a cortar trozos más grandes de carne en porciones más pequeñas y venderlas con descuento. Si compras más, mayor es el descuento. Si no tienes un carnicero local, pero hay un mercado local de agricultores donde hay uno, a veces puedes hacer el mismo trato. Al congelar la carne, Altman aconseja envolverla primero dos veces en envoltura plástica y sellarla.

Entrega a domicilio. El atractivo de este método de compra al por mayor está en cierta medida limitado por los altos cargos de entrega. En FoodServiceDirect.com, los pedidos por más de $750 no pagan cargos de envío, dice Meté Gumus, director ejecutivo y administrativo de la empresa. Eso puede representar una gran cantidad de alimentos. A veces las familias que viven en el mismo vecindario combinan sus pedidos para llegar al nivel de compra en el que no hay gastos de envío, dice. Su empresa se concentra en productos especializados para los consumidores interesados en opciones saludables, quienes podrían, por ejemplo, buscar frijoles enlatados con menor contenido de sodio.

Si te lanzas de lleno a comprar al por mayor, recuerda las dos reglas más importantes: coloca fecha y nombre en cada cosa que congeles, dice Altman, y guardo siempre los productos más nuevos al fondo del congelador y los más viejos al frente, dice Jones.

 

Bruce Horovitz es un escritor colaborador que cubre temas de finanzas personales y el cuidado familiar. Anteriormente escribió para Los Angeles Times y USA TODAY. Horovitz escribe regularmente para The New York Times, Wall Street Journal, The Washington Post, Investor's Business Daily, AARP Magazine, AARP Bulletin, Kaiser Health News y PBS Next Avenue.

Vuelve a nuestro especial:
99 excelentes maneras de ahorrar >