Skip to content
 

¿Puedes permitirte contratar a un planificador financiero?

El costo depende de la complejidad de tu situación y de la cantidad de dinero que tengas.

Pareja mayor recibe asesoría de un planificador financiero

GETTY IMAGES

In English

En ciertas situaciones —como cuando recibes una orden de comparecencia o necesitar redactar un estamento— puedes decidir que necesitas asesoramiento especializado. En esos casos, acudirías a un abogado. Necesitas consultar a un profesional porque no eres un experto en Derecho.

De modo similar, para tomar una decisión financiera importante, tal como cuándo jubilarte o qué cantidad de seguro de vida debes comprar, puedes recurrir a un experto. Y en muchas de esas situaciones, es probable que decidas acudir a un planificador financiero profesional. Una pregunta fundamental es si puedes permitirte contratar a uno.  

Esa es una buena pregunta que resulta difícil de responder, pues el costo de un planificador depende, no solo de tu situación individual, sino también de cómo se calcula la remuneración de esa persona. No es inusual que algunos planificadores solamente atiendan a clientes que tienen $1 millón o más en activos. Tu plan financiero podría ser más costoso si tu vida es compleja: por ejemplo, si tienes una pequeña empresa que vender o 12 hijos de cuatro matrimonios.

Sin embargo, es posible encontrar un planificador financiero que sea adecuado para tus necesidades y tus ahorros. “Creo que cualquier persona que esté buscando asesoramiento financiero competente y ético tiene la oportunidad de encontrarlo, si sabe dónde buscar”, dice James Lee, planificador financiero certificado en Saratoga Springs, Nueva York, y presidente electo de la junta directiva de la Financial Planning Association.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Comienza por lo básico

Antes de empezar a hablar sobre dinero con un administrador de finanzas, averigua cuáles son sus credenciales, cuánto tiempo lleva trabajando en el sector y si tiene antecedentes penales o disciplinarios. AARP ofrece una lista de verificación concisa sobre lo que debes buscar en un asesor financiero y qué deberías evitar. Prueba usar la herramienta Interview an Advisor de AARP (en inglés), un recurso gratuito que te ayuda a comprender las credenciales y la remuneración de los asesores financieros, y te ofrece consejos para comenzar la conversación.

La versión breve: elige a un asesor “fiduciario”, lo que significa que está obligado a dar prioridad a tus intereses por encima de los suyos. Por ejemplo, si puede escoger entre dos fondos mutuos parecidos, deberá elegir el que te cueste menos en general. Además:

  • Verifica las credenciales del asesor. Los asesores de inversiones registrados tienen la obligación de ser fiduciarios. Los planificadores financieros certificados pueden ser fiduciarios, pero no tienen que serlo. Puedes obtener un resumen sobre el gran número de denominaciones de planificación financiera de la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera (FINRA), la entidad de autorregulación de esa industria.
  • Averigua si se ha tomado alguna medida disciplinaria contra tu asesor. La Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU., las entidades reguladoras de valores de tu estado y la FINRA ofrecen informes gratuitos acerca del historial disciplinario de los asesores financieros.
  • Verifica los servicios que ofrece un planificador. Algunos brindan servicios de declaración de impuestos, planificación patrimonial y pólizas de seguro, además de planificación financiera en general. Busca uno que ofrezca todo lo que necesitas.

¿Cuánto costará?

Puede llevar mucho tiempo elaborar un plan financiero. Para prepararlo, el planificador tiene que entrevistarte y conocer cuáles son tus activos, tus ahorros y tus objetivos. Luego, elaborará un plan para lograr esos objetivos. Para muchas personas, el único objetivo podría ser determinar cuándo pueden jubilarse. Para otras, podría ser decidir quién heredará el Maserati y quién el Kia Soul cuando mueran.

Además de crear un plan, por lo general los planificadores buscarán una manera de implementarlo: por ejemplo, recomendarán inversiones para tus ahorros o determinarán cómo reducir tus pagos de deudas. Un asesor financiero quizás también requiera una reunión anual para verificar cómo está funcionando el plan y si hace falta algún cambio.

Mientras más tiempo lleve preparar el plan, más dinero cobrará tu asesor. Algunos planificadores solo atienden a clientes con mucho dinero. Eso en parte se debe a que sus honorarios se basan en un porcentaje de los activos del cliente; por lo general, entre un 0.25 y un 1% al año. Típicamente, cuanto más activos tengas (una cifra conocida en la industria como activos administrados), más bajos serán los honorarios.

Para algunos planificadores que cobran un porcentaje sobre los activos administrados, las cuentas pequeñas simplemente no valen la pena. Un asesor que cobre un 1% sobre los activos probablemente no aceptará administrar $100,000 en ahorros para la jubilación: eso solo le generaría $1,000 al año en ingresos.

Pero no desistas. La industria de servicios financieros ha creado varias opciones de costo más bajo para los consumidores: la primera es un asesor automatizado. Estos programas informáticos analizan tu información y brindan consejos básicos, tales como cuánto deberías estar ahorrando, cuáles deudas deberías pagar primero, cómo iniciar un fondo para emergencias y cuándo te será posible comprar una vivienda.

Por ejemplo, Betterment (en inglés) te ayudará a planificar para la jubilación y otros objetivos, y a escoger la cartera de inversiones más adecuada según tu tolerancia al riesgo. No exige un saldo mínimo y cobra un 0.25% sobre los activos por año. También te ofrece la opción de una membresía prémium para que te atienda un asesor en vivo.

Wealthfront (en inglés)  cobra un 0.25% sobre los activos por año y exige un saldo mínimo de $500. Te ayuda a ahorrar para la universidad y para la jubilación.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Vanguard (en inglés), la empresa gigantesca de fondos mutuos, también ofrece un servicio de asesores automatizados. Cobra un 0.2% al año y ofrece inversiones en fondos de Vanguard de bajo costo. Para comenzar, necesitarás $3,000.

Los consejos de los asesores automatizados no son para todos. Si prefieres un enfoque más personal, ahora los planificadores están considerando otros métodos de pago. “En la actualidad, los planificadores financieros ofrecen distintos métodos de pago con los que pueden ofrecer sus servicios a clientes que tradicionalmente estaban desatendidos por la industria de servicios financieros”, dice Lee.

Una alternativa: busca planificadores que cobren una tarifa por hora para elaborar un plan que tú implementarás. Igual que los abogados, los planificadores no son baratos; espera pagar entre $200 y $400 por hora. De nuevo, cuanto más compleja sea la situación (y más experiencia tenga el planificador), más te costará.

Otra opción es pagar una tarifa fija por un plan. Lee señala que el costo promedio de un plan financiero independiente es de aproximadamente $2,500. Ten en cuenta que algunas compañías que cobran un cargo recurrente por administrar tu dinero podrían cobrar por separado por un plan financiero. Si crees que eres razonablemente capaz de implementar las recomendaciones por tu cuenta, la mejor opción podría ser que solo te elaboren un plan o revisen tu cartera de inversiones.  


John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para Kiplinger's Personal Finance y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 2008. La columna sobre inversión de Waggoner para USA Today se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.